Suspenden el cobro de la doble pensión de Cristina Kirchner

Al límite del plazo legal y con presión opositora, la ANSeS recurrió la decisión de un juez que le había permitido cobrar dos asignaciones vitalicias, como ex Jefa de Estado y como viuda de Néstor Kirchner

Al límite del plazo para hacerlo que vencía hoy, frente a una olla a presión opositora, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) apeló el fallo de la Justicia de Seguridad Social que favoreció a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el cobro de una doble asignación vitalicia con una pensión por haber estado al frente del Poder Ejecutivo, por un lado, y otra como viuda del ex mandatario Néstor Kirchner.

Por la tarde, el mismo juez subrogante Ezequiel Pérez Nami que a fines de diciembre lo había autorizado, aceptó la presentación. De esta manera, hasta tanto la Cámara Nacional de la Seguridad Social tome una resolución definitiva, la ex mandataria cobrará una sola pensión. También quedó suspendido el pago de los retroactivos acumulados desde el momento en que el Estado dejó de abonar una de las prestaciones,

La acusación había sido motorizada mediáticamente por la oposición: las diputadas de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña y Marcela Campagnoli, por ejemplo, habían advertido que la ley no permite el cobro en simultáneo de dos pensiones. En los últimos días, las legisladoras advirtieron que se estaba por cumplir el tiempo para la apelación del organismo que preside Fernanda Raverta, de ADN militante cercano a la ex Presidenta.

Como todos los ex Presidentes y Vicepresidentes, por la ley 24.018, Cristina Kirchner goza del beneficio de la asignación mensual vitalicia. En su tercer artículo, especifica que deben recibir el equivalente a un sueldo de un juez de la Corte Suprema: según la última planilla salarial del máximo tribunal, a noviembre del año pasado, en bruto recibían un básico total de $ 413.469.

"Es lo que había que hacer, lo habitual. Acá lo normal es visto como algo raro", argumentaron desde la ANSeS sobre las eventuales implicancias políticas en una interna oficialista que ya tiene varios frentes abiertos. Desde el cristinismo, por otro lado, se llamaron a silencio sobre el tema. Hay que recordar que, por presión K, Alberto Fernández desplazó al anterior director del organismo, Alejandro Vanoli, y lo reemplazó por Raverta, una figura todista del gusto del binomio ejecutivo.

Una posible explicación: en la Casa Rosada toma fuerza el análisis que hace Sergio Massa para los próximos comicios, una tesis en parte esbozada en su entrevista con el diario español El País, cuando rechazó una "amnistía" para presos por corrupción ("políticos" en la jerga kirchnerista). El titular de Diputados y socio fundador del FdT sostiene que la oposición, en las legislativas, apelará a instalar temas referidos a la "impunidad", entre otros. El Gobierno, en algunos casos, reacciona para evitar la apropiación de estas banderas por parte de Juntos por el Cambio, un episodio que ya se reflejó con el pedido para que vuelvan las clases presenciales.

La oposición, igual, continuó enarbolando el tema ayer. Un grupo de diputados, encabezados por el radical Alfredo Cornejo, dejaron en el juzgado un escrito mediante el cual pidieron intervenir como terceros, hasta ahora la única parte involucrada en el expediente era la ANSeS, y también poder apelar la resolución judicial. Ese reclamo, también, fue aceptado por el juez Pérez Nami.

En 2017, Cristina Kirchner había llevado el tema a la Justicia con un planteo de nulidad de la resolución administrativa dictada durante el gobierno de Cambiemos por el Ministerio de Desarrollo Social, que entonces lideraba Carolina Stanley, que había rechazado el cobro en simultáneo. Para hacerlo se amparó en una acordada de la Corte Suprema de 1996 y otra jurisprudencia.

Compartí tus comentarios