Ataque a la inflación

El Gobierno profundiza la ofensiva por los precios previo a reunirse con los formadores

La próxima semana convoca a mesas sectoriales para analizar costos de alimentos, construcción, electro y textiles. Imputaron a once empresas de consumo masivo por faltantes. Las firmas aseguran que producen al máximo de capacidad.

El Gobierno reforzó los controles en su ofensiva contra la inflación, que se encamina a marcar un 3,5% en febrero según los pronósticos privados. En la antesala de una nueva ronda de reuniones por precios y salarios, la secretaría de Comercio denunció a casi una docena de empresas por faltantes de productos y reforzó las inspecciones. La próxima semana habrá encuentro con los formadores de precios del sector de alimentos y también a construcción, electrónicos y electrodomésticos, e indumentaria y textil.

En ese contexto, tras las inspecciones de las últimas semanas, la secretaría de Comercio avanzó con la imputación a 11 grandes empresas de consumo masivo por retener productos y faltantes en la entrega. La denuncia alcanza a las empresas Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian, por falta de inventario, problemas de distribución o falta de información, según el caso. Los privados tienen cinco días para responder y evitar multas que van de $500 a $10 millones. El Gobierno exige que se restablezcan los stocks a noviembre, además de asegurar la distribución.

Las empresas señalaron que, tras la notificación, trabajan en los descargos para complementar la información que ya se había adelantado. La mayoría de los fabricantes asegura que están produciendo al tope de capacidad pero con las restricciones de la pandemia. Y recuerdan que en diciembre faltaron insumos como el aceite, afectado por el paro del sector. "Hay todavía un porcentaje del personal licenciado", agregan sobre la pandemia. "No podemos fabricar todo, todo el tiempo. Por eso priorizamos los productos de mayor consumo o que están en Precios Cuidados", aclararon desde una de las compañías.

Ante la convocatoria a discutir precios la próxima semana, en algunos casos consideraron que la imputación de Comercio es un "anuncio mediático" para generar efecto ya que "el Gobierno está al tanto de todos los faltantes de la cadena o los cierres de planta por casos de Covid", entre otros puntos. "Siempre nos dijeron que no nos comuniquemos por los medios pero parece que son ellos los que están incumpliendo", indicaron desde una de las multinacionales señaladas.

"El diálogo no reemplaza la potestad del Estado de aplicar las leyes vigentes", explicó tras la reunión de Gabinete económico el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, en referencia a la ley de Abastecimiento. Por el momento, la medida que tomó el Gobierno se encuadra en la "resolución 100" de la emergencia que fijó Precios Máximos.

En las mesas sectoriales se busca zanjar la puja distributiva de este año pero también ordenar el valor de los bienes ante un escenario de fuerte dispersión de precios. El riesgo que marcan en el Ejecutivo es que la baja de producción con un aumento de demanda puede presionar sobre precios.

Antes de la denuncia habían recibido una intimación a "incrementar su producción hasta el más alto grado de su capacidad instalada y arbitrar los medios a su alcance para asegurar su transporte y distribución con el fin de satisfacer la demanda".

El Gobierno reforzó en las últimas semanas las inspecciones en los supermercados -a las que en el último fin de semana se sumaron inspectores de AFIP y, de forma independiente, organizaciones piqueteras y movimientos sociales, donde encontraron faltantes de productos de consumo masivo que se debían al eslabón productivo y no a los supermercados. "El presidente pidió ser implacable con los especuladores", dijo Paula Español ayer al explicar las imputaciones.

La Coordinadora de Empresas Productoras de Alimentos (Copal) marca que la inflación de 2020 fue del 36,1% y la devaluación acompañó. Las materias primas aumentaron del 40 al 90% y los salarios del 32 al 38%. La logística subió 35%, mientras que se autorizaron subas del 4 al 10% en el segmento de alimentos y bebidas, donde se negocia con Comercio un mayor "deslistamiento" de los productos de alta gama o baja incidencia en la canasta.

Según Comercio en Unilever cayó el inventario de aderezos y en Danone bajó la producción y despacho de quesos crema y postres. Menos pañales y detergentes le valió la imputación a P&G. En Fargo faltaron ravioles, ñoquis, tapas de empanadas y pan lactal. También en aceites y harina bajaron stocks y productos de Aceitera General Deheza, Molinos Río de la Plata y Bunge. Mastellone, Potigian, Molinos Cañuelas y Paladini fueron imputados porque "no aportaron la información necesaria".

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • HM

    Hugo Morand

    18/02/21

    Genial asi empezamos !! Son grandes no me tocan, luego los medianos bueno algo habran hecho, luego la pYMES, hee no es justo: TARDE ARGENTINOS ya fuimos domesticados y tendremos que arreglarnos con el bolsin alimentario y a no quejarse......Cuba, Venezuela.........haya vamos......

    Ver más

    0
    0
    Responder
  • CAA

    Carlos Angel Arce

    18/02/21

    OTRA VEZ SOPA....!!!!! Me pregunto qué tendrán en vez de cerebro estos gobernantes. Repiten las mismas medidas que fracasaron cientos de veces a lo largo de esto ultimos 80 años. Y vuelven a lo mismo.... INCREIBLE!!!!! recordar cuando haya que votar (no se bien para qué)

    Ver más

    2
    0
    Responder
  • EG

    Edgardo Gasparutti

    18/02/21

    La inflación es culpa de las empresas ? Qué manera de tomarle el pelo al lector..

    Ver más

    1
    0
    Responder
  • CA

    Claudia Analía

    17/02/21

    ¿GOBERNAR ES PERSEGUIR?

    Ver más

    0
    0
    Responder