Negociaciones

En su gira por la deuda, Guzmán visitará al Papa Francisco en el Vaticano

Se reunirán mañana durante la escala italiana del ministro. El Pontífice abogó la semana pasada por una reducción de deuda para los países pobres ante el FMI y el Banco Mundial. Gestiones por el Fondo y Club de París.

La gira europea del ministro de Economía, Martín Guzmán, lo llevará mañana a Roma, donde se reunirá con el Papa Francisco, quien ya colaboró en las gestiones para reestructurar deuda con los privados y ahora volvería a interceder pero con las naciones que integran el Fondo Monetario Internacional y el Club de París.

El ministro termina hoy su actividad en Berlín y mañana a las 11 estará en la capital italiana, donde se trasladará hasta el Vaticano para el encuentro con el jefe de la Iglesia católica, de buena relación también con Kristalina Georgieva. También tiene previsto reunirse con su par Daniele Franco y empresarios italianos con inversiones en la Argentina.

La última vez que Guzmán y Georgieva se vieron antes de la pandemia fue en la Santa Sede, durante un seminario sobre reestructuración de deuda internacional, donde también participaron la titular de Cepal Alicia Bárcena y los economistas Jeffrey Sachs y Joseph Stiglitz, el mentor de Guzmán. Durante el cierre, contó con la participación del Papa argentino.

El representante de la Iglesia suele referirse a cuestiones económicas y la semana pasada, durante la reunión del FMI y el Banco Mundial, el Pontífice envió una carta donde pidió una "reducción significativa de la deuda" a países pobres, en lo que consideró "un gesto profundamente humano".

"Un espíritu de solidaridad mundial también exige al menos una reducción significativa de la carga de la deuda de las naciones más pobres, agravada por la pandemia", planteó Francisco en un mensaje enviado para las denominadas reuniones de Primavera de los organismos que se desarrollan de forma virtual.

"Aliviar la carga de la deuda de tantos países y comunidades hoy en día es un gesto profundamente humano que puede ayudar a las personas a desarrollarse, a tener acceso a las vacunas, la salud, la educación y el empleo", sostuvo el Papa en el mensaje dado a conocer por el sitio web de la organización.

En ese marco, también Guzmán abogó por más fondos no sólo para los países pobres sino para los de ingresos medios, como la Argentina. El FMI repartirá u$s 650.000 millones entre sus miembros y u$s 4.355 corresponden a la Argentina pero el Gobierno presentó una propuesta con México para que los asignados a países desarrollados sean redistribuidos a las naciones más necesitadas.

"Los mercados deben estar respaldados por leyes y regulaciones que aseguren que funcionan para el bien común, garantizando que las finanzas, en lugar de ser meramente especulativas o autofinanciadas, funcionen para los objetivos sociales que tanto se necesitan durante la actual emergencia sanitaria mundial", argumentó el Papa en su carga a los organismos internacionales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios