Cambio de postura sobre Nicaragua: por qué el gobierno argentino convocó al embajador Capitanich

Hay nuevas detenciones masivas de opositores. La medida diplomática fue tomada por Argentina y México, dos de los pocos países que se abstuvieron de condenar al régimen de Ortega en la OEA hace pocos días.

Este lunes, los gobiernos de Argentina y México llamaron a consulta a sus respectivos embajadores en Nicaragua para que informen sobre "las preocupantes acciones políticas-legales" que lleva adelante el presidente Daniel Ortega, que incluye detenciones masivas de opositores, empresarios, periodistas e incluso excompañeros suyos en la guerrilla sandinista.

 Cabe recordar que Argentina y México, junto con Belice, Dominica y Honduras, se abstuvieron de votar una reciente resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA), secundada por 26 países, que condenó las acciones de Ortega.   

Macri criticó al Gobierno por "guardar silencio" ante la persecución política en Nicaragua

El domingo por la noche, la policía de Nicaragua detuvo al periodista Miguel Mora, quien se convirtió en el quinto posible rival del presidente Daniel Ortega en las elecciones de noviembre que es arrestado en las últimas tres semanas.

El régimen de Ortega busca la tercera reelección consecutiva. Y persigue a los opositores alegando que "la ley le permite apresar a quienes reciban financiación extranjera, publiquen información falsa o, entre otras cosas, hayan celebrado las sanciones internacionales contra los nicaragüenses".  

El presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, su esposa y vice

"Los gobiernos de la República Argentina y México informan que el día de hoy instruyeron a sus embajadores en la República de Nicaragua, Mateo Daniel Capitanich y Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez, respectivamente, a trasladarse a sus respectivas capitales con el objetivo de realizar consultas sobre las preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días que han puesto en riesgo la integridad y libertad de diversas figuras de la oposición (incluidos precandidatos presidenciales), activistas y empresarios nicaragüenses", señala el documento.  

Al mismo tiempo, ambos gobiernos remarcaron que "se mantendrán atentos a la evolución de los acontecimientos relacionados con la hermana República de Nicaragua y seguirán promoviendo inequívocamente el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, las libertades civiles, políticas y de expresión de toda persona".

Y expresaron su "disposición plena" para colaborar constructivamente en la promoción del diálogo "para que sean las y los propios nicaragüenses quienes superen esta situación por la vía pacífica".



Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    21/06/21

    El miedo no es sonso.... mucho apoyo, pero huyen.

    0
    0
    Responder