PYMES CÓRDOBA 2021

Cómo es el panorama político y económico de la Argentina de cara a las legislativas según los especialistas

Marina Dal Poggetto y Rosendo Fraga analizaron el panorama económico y político de cara a las elecciones: ambos coinciden en que los resultados no llevarán a una radicalización ya que "ninguna de las dos fuerzas va a salir muy fortalecida ni muy debilitada".

En el marco de la novena edición de Pymes Córdoba organizado por El Cronista, abrieron el evento para presentar el panorama político económico Marina Dal Poggetto, directora de la consultora Eco Go, y Rosendo Fraga, director del Centro de estudios Nueva Mayoría, para establecer el actual contexto argentino en el que se inserta el mundo de las Pymes.

De esta forma, abrió la disertación Dal Poggetto, quién aseguró que el horizonte político y económico de la Argentina -tanto para el oficialismo como para la oposición- "está puesto en el 14 de noviembre", en referencia a las próximas elecciones legislativas. Según ella "después de eso no hay nada" ya que, siguiendo su análisis, "el Gobierno se tiró a la pileta" por arriesgarse a transitar los meses previos a las elecciones sin un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar la deuda que el país mantiene con el organismo.

"Un acuerdo con el FMI fundamentalmente te descomprime la concentración de vencimientos que arrancan en septiembre de este año y se concentran en 2022 y 2023", señaló la analista, haciendo hincapié en que, ya en septiembre de este año, la Argentina debe pagar u$s 1900 millones, al igual que en diciembre del 2021.

"La Argentina tiene que tener un acuerdo con el fondo y ese acuerdo se pateó para después de las elecciones", aseveró Dal Poggetto, lo que -según ella- "aún en un escenario internacional muy favorable con la soja en precios récord y cerca de u$s 8000 millones adicionales este año más los u$s 4300 millones de los DEG del FMI que todavía no entraron", genera desconcierto pensar en cuando va a llegar el acuerdo, qué reservas tendrá el Banco Central y qué presión cambiaria habrá en la Argentina hasta que se alcance una conclusión.

Gobierno y FMI discuten un nuevo programa: de qué se habló en las últimas reuniones técnicas virtuales y presenciales

La Argentina tiene que tener un acuerdo con el fondo y ese acuerdo se pateó para después de las elecciones

"El Gobierno podría haber tenido un acuerdo con el Fondo este año, la agenda del manejo de la deuda en mi juicio fue errada, negociar con los privados sin un acuerdo marco con el fondo fue un error carísimo", sostuvo la titular de Eco Go consultores.

Luego, se refirió a la pandemia y a las vacunas que "hoy empiezan a aparecer" e indicó que, actualmente, "la congestión en el sistema de salud que llevó a cerrar la economía en mayo de este año se está liberando" por lo que la prioridad del Gobierno, que antes era la salud, hoy vuelve a ser la economía.

Considerando esto, aseguró que la recuperación económica de la Argentina "tiene que ver con el escenario de apertura (de actividades)" pero también con los incentivos "bastante perversos que generan la brecha".

En este sentido, indicó que con "el dólar y las tarifas ancladas, la inflación está en la zona del 3% mensual" lo que llevará a un crecimiento económico interanual del 7% frente a una inflación que se estima rondará el 50%: "Entonces la economía no te va a ayudar demasiado pero tampoco te va a perjudicar demasiado para un Gobierno con cepo", concluyó la economista.

Por su parte, Rosendo Fraga se dedicó a analizar el panorama político y consideró que, aunque la campaña de vacunación tendrá un importante peso a la hora de votar para las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), para las elecciones del 14 de noviembre "lo económico y social va a ser definitorio" aunque el Gobierno intentará "ubicar como central" el avance de la vacunación.

Luego, señaló que el Gobierno tendrá en cuenta el contexto regional para establecer su marco de referencia por lo que, según Fraga, "quienes toman decisiones en el oficialismo" van a estar mirando las próximas elecciones en Brasil, Chile y Colombia: "Hacia donde va la región es la referencia principal para el Gobierno en este momento y la perspectiva de hoy es que es una región que gira a la izquierda".

Así, por ejemplo, Fraga considera que, si hoy se votase en Brasil, ganaría nuevamente el ex presidente del Partido de los Trabajadores (PT), Lula da Silva.

Por lo tanto, según el analista político este marco con el que "piensa" el Gobierno "hace que sea difícil que en materia económica que haya un giro más hacia el pragmatismo"

"No veo una elección con grandes sorpresas, donde alguien pueda decir 'se quedó con el poder', hay un cierto equilibrio político porque ninguna de las dos fuerzas va a salir muy fortalecida ni muy debilitada de esta elección", conjeturó Fraga.

Por su parte, Marina Dal Poggetto coincidió con el analista político al plantear que no observa "margen para una radicalización frente a un resultado con el que no les va a ir ni muy bien ni muy mal" a ninguno de los partidos. 

Sin embargo, aunque coincide que se está observando un giro a la izquierda en la región, ella considera que la Argentina "no puede girar todo" ya que no hay margen para basar el marco político y económico del país en esto porque el país "no tiene crédito ni moneda" para intentar un viraje más hacia la izquierda.

"La Argentina no solo no tiene crédito ni tiene moneda, sino que tiene una tasa de dólares en la zona del 20% y un acuerdo con el Fondo caído con vencimientos de u$s 44.000 millones en los próximos 2 años sin forma de pagar", disparó contundente la economista.

Además, agregó: "No podes seguir pagando con reservas porque no tenés reservas para pagar, seguir pagando con reservas te acerca a un escenario de disrupción monetaria que la verdad lo deberías poder evitar, -consideró- lo que entiendo es que la política no se va a comer una hiper porque no es gratis", concluyó Dal Poggetto.

Finalmente, la economista líder de la consultora concluyó reforzando su idea central de que la Argentina "necesita un programa de shock" que ella aseguró que no observa ya que "ningún Gobierno quiere hacer eso por sus consecuencias políticas"

Sin embargo, ratificó que "con esta brecha cambiaria la economía no va ni para atrás ni para adelante" y que el FMI se encuentra en un momento "particularmente laxo" para negociar un programa económico conjunto y una reestructuración de la deuda.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios