RÉGIMEN DE PROMOCIÓN

Biocombustibles: analizan prorrogar por decreto el régimen hasta que salga la nueva ley

Después de 15 años, la promoción industrial del biodiésel y el bioetanol caduca el próximo miércoles. La prorrogarían por 60 o 90 días hasta que se apruebe y promulgue la nueva normativa

El Gobierno extendería por 60 a 90 días el régimen de promoción industrial de los biocombustibles, próximo a vencer, hasta que el Congreso apruebe y se termine de promulgar una nueva ley para la continuidad del sector.

Así lo aseguraron distintas fuentes privadas a este diario, aunque en el Gobierno no respondieron a las consultas efectuadas. La prórroga saldría por decreto del presidente, Alberto Fernández, en los próximos días.

El régimen caduca el miércoles 12 -la semana que viene-, después de 15 años de vigencia, desde 2006.

Por el momento, el corte de biodiésel sobre el gasoil es de 10% y su precio es de $ 92.558 por tonelada, mientras que la mezcla de biodiesel en las naftas es de 12%, a un costo de adquisición para las refinerías de $ 51,132 por litro.

El proyecto de ley que se está discutiendo en la Cámara de Diputados, donde se cayó el protocolo para sesionar de manera digital, reduce el corte de biodiesel a 5%, a la par que mantiene la mezcla de bioetanol en 12%, con mayores beneficios para los productores de caña de azúcar.

Ex directivo de YPF criticó el alto costo fiscal de los subsidios a los biocombustibles

La excesiva discrecionalidad que se le otorga a la Autoridad de Aplicación, que será la Secretaría de Energía, es uno de los puntos conflictivos de la normativa en debate. El legislador del Frente de Todos, Marcos Cleri, es quien más trabajó en el proyecto.

Por lo bajo, algunas petroleras alegan que no están conformes con el texto. Los artículos 16 y 17 facultan al Estado a reemplazar importaciones de gasoil con aumentos en el corte de biodiesel, que es "más caro que el diesel importado, forzando así subas de precios para los consumidores, o generando desabastecimiento por no estar disponible ese biodiesel adicional", señaló una fuente al tanto de las negociaciones legislativas.

"La Argentina importa 2200 millones de litros de gasoil por año, principalmente del tipo premium, con ultra bajo contenido de azufre. Reemplazarlo con biodiesel más caro implicaría un costo adicional para las empresas de u$s 858 millones", dicen en las petroleras.

El consultor Nicolás Arceo señaló que el régimen fue pensado en 2006, con precios internacionales al revés de los actuales: el petróleo muy caro y la soja, barata. Sus cálculos indican que el Tesoro se perdió de recaudar u$s 6000 millones con el biodiesel.

Del otro lado, las grandes cerealeras exportadoras y varias pymes se muestran en contra porque las fuerza a exportar la soja y el maíz sin procesar para recaudar más en concepto de retenciones, en vez de utilizar los granos para industrializarlos y obtener subproductos que se vendan en el mercado interno.

Los productores de biocombustibles en Santa Fe y Córdoba, principalmente, se ilusionaban con incrementar el corte hasta alinear los porcentajes con los de Brasil, donde el sector está más avanzado.

Invirtieron durante 15 años más de u$s 3000 millones y sostienen que generaron 200.000 puestos directos e indirectos de empleo. En Tucumán, Salta y Jujuy, donde están ubicados los ingenios azucareros, hay apoyo al proyecto.

Por la cuestión ambiental, vital en la discusión, el Instituto Argentino de la Energía (IAE) Mosconi, conducido por Jorge Lapeña, indicó que el régimen de biocombustibles permitirá ahorrar el 5,6% de las emisiones de gases de efecto invernadero que la Argentina se comprometió ante foros internacionales.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios