Inserción laboral

El plan secreto del Gobierno para reemplazar el bono IFE

La Casa Rosada alista un "buscador de empleo" exclusivo para beneficiarios de ayuda social de entre 18 y 24 años. Las empresas que los contraten se liberarán de contribuciones patronales, a la vez que el Estado cubrirá parte del salario.

Tras bambalinas, el Gobierno nacional está terminando de delinear un programa destinado a la población objetivo más golpeada por la pandemia de coronavirus y que más dificultades encuentra para recuperar ingresos, tras la eliminación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

En ese sentido, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, avanzan silenciosamente en un ambicioso plan destinado a jóvenes de entre 18 y 24 años, del que poco se sabía hasta que el primer mandatario reveló en una charla para militantes que estaba preparando "un anuncio" para los próximos días.

Según pudo saber El Cronista, la Casa Rosada anunciará en breve la puesta en marcha de un "portal de empleo" destinado todos los beneficiarios de ayuda social recibida por el Estado, jóvenes que están iniciando su inserción en el mercado laboral, o bien trabajen ya en la informalidad. Resta definir si estarán solo los que tienen planes vigentes, y también el segmento poblacional que el año pasado solicitó el IFE.

De acuerdo al plan oficial, este gran portal busca conectar a jóvenes que demandan trabajo con empresas con búsquedas activas. Para los empleadores, el Gobierno prepara un incentivo nada despreciable: en las nuevas relaciones laborales, tendrán solo que afrontar el pago de un salario mínimo, vital y móvil, que será de $ 29.160 a partir de febrero de 2022, mientras el Estado abonará el resto del haber neto convenido, y les otorgará además una rebaja sustancial en el pago de las contribuciones patronales.

La idea viene cocinándose hace meses en el seno del gabinete económico, considerando que los jóvenes son el segmento con más dificultades de insertar laboralmente y a la vez desprender de la asistencia social. Con esto, apuntan a la capacitación de los jóvenes y el desarrollo de oficios demandados en sectores con capacidad de crecimiento.

También, el programa no escapa de la lógica electoral. En el seno del Frente de Todos miran con atención encuestas que ponen en duda la obtención de una victoria en los comicios de medio término, y emerge la necesidad de "poner plata en el bolsillo de la gente".

Desde el retorno de las medidas restrictivas, el Gobierno, a través del Ministerio de Economía, viene reduciendo la asistencia ofrecida con motivo de la emergencia sanitaria del Covid-19. Por caso, el IFE quedó discontinuado pese al clamor de las bases políticas del Gobierno que demandaban en diciembre un bono de fin de año, y el Programa ATP, de asistencia a empresas, fue reemplazado por otro menos ambicioso, el Repro II, que apenas volcó una décima parte de ayuda económica que su predecesor.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios