Empresarios del Mercosur arrancaron la discusión por la cuota extra de carne a UE

Los cortes bovinos de alta calidad estarán gravados con tasa 0% desde el primer día. El eje de la negociación está en el porcentaje que le corresponde a cada país de la nueva cuota de carne.

En el marco de la Exposición Ganadera de Palermo, representantes del Foro Mercosur de la Carne se reunieron ayer para analizar el reciente acuerdo alcanzado entre el bloque regional con la Unión Europea y para delinear los escenarios que se abren para la actividad ganadera y frigorífica de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Cuando empiece a regir el convenio, los cortes bovinos de alta calidad que ingresan por la Cuota Hilton, que hoy tributan 20%, estarán gravados con tasa 0% desde el primer día.

Además el Mercosur obtuvo una cuota extra de 99.000 toneladas con arancel 7,5%, para la que deberá fijar intrabloque el volumen que le corresponderá a cada socio.

Esa discusión comenzó a darse ayer en la Rural, primero en un almuerzo que compartieron y luego en un encuentro cerrado y más formal entre los representantes de entidades de productores ganaderos y de asociaciones de las industrias frigoríficas de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Según pudo saber El Cronistael eje de la negociación está en el porcentaje que le corresponde a cada país de la nueva cuota de carne. Es que Paraguay y Uruguay buscan un cambio en el consenso alcanzado en 2004 por los cuatro países para el reparto de los cupos de carne bovina hacia el viejo continente.

En ese momento, se estableció que si el Mercosur y Europa llegaban a un acuerdo, como sucedió a fines de junio último, la cuota extra de carne se repartiría, de acuerdo al stock vacuno de cada socio.

El mismo día que se anunciaba en Bruselas el acuerdo histórico, los empresarios paraguayos avisaron que había que rediscutir ese reparto, a partir de las modificaciones que se dieron en los últimos 15 años en el mapa como proveedores cárnicos de los cuatro socios.

Los empresarios de Paraguay y Uruguay llegaron a Buenos Aires con la propuesta de dividir la nueva cuota en partes iguales, es decir 25% para cada país del Mercosur, algo que entre los representantes de Brasil y Argentina se rechaza.

Tags relacionados