Zoom de Finanzas

Tranquilizar el dólar en el segundo semestre requiere acuerdos políticos

Mientras lidia con el dólar y la inflación, hacia mediados de año volverá a elevarse como problema la pared de vencimientos de la deuda en pesos. Los inversores desconfían de la voluntad del actual gobierno o de su sucesor acerca del cumplimiento de los compromisos tras las elecciones.

El ministro de Economía, Sergio Massa, volvió a sorprender con un as en la manga, en momentos en que el mercado cambiario se recalentaba y ponía a prueba la estrategia antiinflacionaria oficial.

Parar al dólar, que se encumbraba en las variantes financieras, era prioridad. Sobre todo cuando la macro ingresa en una estacionalidad de caída de demanda de pesos, buscando los dólares.

Tres trabas para un repo: garantías, elecciones y volatilidad del GD30

Alerta dólar: la intervención del BCRA generó una explosión de tipos de cambio y crece distorsión de precios

 El sacrificio de unos estratégicos u$s 300 millones para poner sobre la mesa y mostrar poder de fuego era prioritario, aun en el escenario de debilidad de las reservas y la perspectiva de un muy menguado ingreso de divisas por el tercer año consecutivo de brutal sequía.

El vehículo servía para poner en orden las cuentas con el FMI y legalizar la intervención del BCRA y la ANSeS.

Con las manos libres, ahora el Gobierno deberá enfrentar la credibilidad de sus políticas. En las últimas ruedas, una vez que el mercado digirió los anuncios de recompra de bonos, los dólares financieros y el marginal volvieron a subir.

Durante el fin de semana, las fuertes lluvias en zonas productoras del país, que podrían continuar en los próximos días, trajeron algo de alivio a los productores y a los cálculos de ingreso de divisa por las exportaciones del campo. Malogrados los resultados de la cosecha fina, la sequía ya estaba afectando duro la siembra de soja de primera.

"¿El contexto del juicio político a la Corte sugiere que está disponible la opción de un acuerdo sobre el futuro de la deuda?", preguntan en Wall Street.

En la medida en que se ordenan determinadas variables, aparecen otras por detrás. En la medida en que transcurran los meses, la dimensión de la deuda en pesos volverá a proyectar sombras en las expectativas. Si bien el 50% en manos de entes públicos acerca algo de tranquilidad respecto de la renovación de los vencimientos, el segundo semestre será desafiante.

"La evolución del perfil de vencimientos la ventana julio/septiembre se vería seriamente comprometida si persistiera la tendencia actual. El Tesoro deberá enfrentar vencimientos por 3%, 2,8% y 2,7% del PBI en esos tres meses. Incluso estimando que alrededor de la mitad de esos pagos serán al sector público, la situación es muy peligrosa. No debería sorprender que el mercado se adelante a esta situación en algún momento del primer semestre", advirtieron.

Infografía: PPI.

La política es la única salida para dar certeza a los inversores de qué sucederá con esos bonos de la deuda en un futuro. ¿Estarán los fondos para hacer frente a los vencimientos? ¿Cambiará la estrategia del Gobierno actual de acuerdo con los resultados de las primarias y de las generales?

"¿Te parece que la opción está disponible ahora, con el enfrentamiento en torno de la Corte, los pedidos de juicio político y los fondos de coparticipación", preguntaba a El Cronista un financista de Wall Street. Por ahora, no. El desafío queda abierto.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.