Seis desafíos impostergables para las empresas en el área de Higiene y Seguridad

La pandemia obligó a las organizaciones a implementar protocolos y medidas tendientes a prevenir accidentes y enfermedades profesionales en el ámbito laboral, mediante la protección y cuidado de la vida y salud de los trabajadores.

En muy pocas semanas cambiaron las condiciones de trabajo, las formas de producción y distribución, y los hábitos de consumo, que modificaron los procesos de comercialización. El virus impactó transversalmente a las empresas.

Los profesionales de Higiene y Seguridad tuvieron que asumir un liderazgo acorde a las circunstancias imperantes, para hacer seguros los ámbitos laborales y garantizar la integridad del personal.

A partir de la experiencia vivida, compartimos algunos de los retos que tiene por delante el sector.

Comunicación efectiva

En prácticamente todos los encuentros que se realizaron durante los primeros meses de la pandemia, la mayoría de los profesionales involucrados en actividades industriales coincidieron en la necesidad de priorizar los aspectos comunicacionales de la gestión corporativa, para mantener cohesionados los equipos y concientizar.

Establecer estrategias y procesos de comunicación eficientes constituye una técnica indispensable para brindar información de resultados de auditorías y acciones correctivas, a los fines de gestionar desvíos y evitar accidentes derivados de los mismos.

En los tiempos actuales la capacidad de comunicación se consolidó como habilidad esencial para trabajar eficazmente la incorporación y respeto de protocolos sanitarios.

En el marco de estos procesos es importante ejercer el liderazgo por comportamientos, donde cada líder debe ejemplificar a través del cumplimiento visible de todas las disposiciones incluidas en los protocolos de higiene y seguridad.

Actualización permanente

Mantenerse actualizados en la normativa legal de higiene y seguridad es clave para poder desempeñar eficazmente la profesión. Esta ya era una exigencia en tiempos pre pandémicos a raíz del dinamismo que venía generando la Cuarta Revolución Industrial.

Con la llegada del coronavirus la necesidad de estar informados sobre los protocolos sanitarios que deben implementarse en ambientes laborales, la capacitación constante asumió una mayor importancia.

¿Cómo lograrlo?

  • Implementando programas de formación frecuentes.
  • Conociendo y utilizando correctamente las plataformas de legislación de los diversos países en los cuáles la empresa tiene operaciones.
  • Manteniendo actualizada una matriz propia de requerimientos legales.
  • Intercambiando información y experiencias con colegas.
  • Participando activamente en grupos relacionados a la disciplina.

Mejora continua

La actualización permanente está directamente conectada con la optimización de procesos que permitan mejorar las condiciones de higiene y seguridad de una organización. Una acción que debe estar acompañada de un monitoreo constante de la efectividad de las medidas implementadas, para poder corregir y ajustar sobre la marcha.

Destacan la importancia de apostar por una mejora constante de los conceptos e ideas existentes, en lugar de perseguir la implementación de nuevas tendencias. En este sentido, enfatizan la necesidad de mejorar la formación en seguridad, el aprendizaje basado en la experiencia, el intercambio de conocimientos, y la revisión de las competencias y responsabilidades asignadas a cada puesto de trabajo, para conseguir que toda la empresa se involucre más en la seguridad laboral.

Mayor uso de tecnología aplicada a la función

El creciente uso de dispositivos móviles y aplicaciones, tienen un efecto relevante para la organización en cuanto al análisis de los datos, la detección temprana de desvíos, la toma de decisiones, y los procesos operativos. Cuando está en juego la vida de las personas esta información adquiere mayor trascendencia.

Por otra parte, la tecnología aporta beneficios a los procesos de formación y capacitación en cuanto a la disponibilidad, calidad y formato de los contenidos didácticos abordados por el profesional. Teniendo en cuenta que los profesionales del sector requieren de una actualización constante de prácticas y conocimientos, esta contribución es central.

En particular, el uso de realidad virtual en la capacitación sobre seguridad permite el entrenamiento en la realización de tareas en espacios simulados. Cualquier error que se comenta en estos entornos contralados no tiene efectos reales, lo cual permite analizar y superar errores o mejorar competencias. Se trata de una herramienta muy útil para aprender a manejar en forma segura máquinas.

Además, los profesionales de higiene y seguridad tuvieron que adaptar durante la pandemia nuevas formas de trabajo orientadas al cumplimiento de normas y protocolos, incorporando plataformas de videoconferencias para comunicarse, junto a otras aplicaciones de registro de actividades que optimizan el cumplimiento de sus responsabilidades.

Sustentabilidad operativa

En tiempos en los que los consumidores incrementan su interés por la preservación del medioambiente, las empresas comprometidas con la reducción del impacto ambiental, cuentan con un valor diferencial.

Los datos que aporta el último estudio del Observatorio de Logística Sustentable (OLS) , un espacio de trabajo e investigación del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), realizado sobre 6 países latinoamericanos, dan cuenta de todo el camino que resta por recorrer.

Las empresas que hacen reportes de sustentabilidad son pocas en América Latina: Perú (41%), Argentina (30%), Chile (26%), Bolivia (23%), Colombia (16%) y Uruguay (15%)

Desde la perspectiva de las respuestas, actualmente la digitalización realiza un gran aporte al cuidado del medio ambiente en el uso reducido de papel y un rápido acceso a la información relacionado a las funciones específicas de los servicios de higiene y seguridad. A modo de ejemplo, recientemente la autoridad del Sistema de Riesgos del Trabajo autorizó la firma de planillas de registro de entregas de EPP y capacitaciones en formato digital, lo que antes no estaba contemplado.

Generar confianza para el regreso al trabajo presencial

Si bien el home office se constituyó en una modalidad laboral efectiva para resolver las necesidades de aislamiento y distanciamiento en los momentos críticos de la pandemia, para algunas actividades la presencialidad es esencial.

En el retorno a las fábricas y las oficinas la labor de los profesionales de higiene y seguridad es central, de cara a ofrecer las garantías que todos y cada uno de los empleados esperan encontrar para poder desempeñar sus responsabilidades en plenitud.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios