EMPLEO

Las 4 habilidades críticas para desarrollar empleabilidad en la pospandemia

La pandemia de Covid-19 aceleró las transformaciones en el mundo del trabajo. Un informe reciente de la OIT plantea 4 habilidades críticas ligadas sobre todo a la adaptabilidad, a las que hay que sumar los conocimientos técnicos.

La OIT (Organización Internacional del Trabajo) publicó recientemente su informe "Marco mundial sobre competencias básicas para la vida y el trabajo en el siglo XXI". Con este esquema, el organismo procura suministrar un marco para enfrentar los desafíos que plantea la transformación del trabajo, impulsada por las innovaciones tecnológicas, los cambios demográficos, el cambio climático y la globalización.

Para el organismo, estas transformaciones tienen un impacto profundo en la naturaleza y el futuro del trabajo y presentan un desafío para la humanidad, con el riesgo de profundizar las inequidades existentes y reducir significativamente las posibilidades de personas en situación de vulnerabilidad.

En este escenario, la pandemia de Covid-19 acentúo las desigualdades y dio lugar a una de las disrupciones más drásticas en la historia reciente de los sistemas de educación y formación laboral. En este marco, se puede afirmar que el "futuro" se adelantó.

Para hacer frente a estos desafíos, se requiere un esfuerzo para promover la adquisición de competencias, habilidades y calificaciones para todos los trabajadores a lo largo de sus vidas.

Las 4 habilidades críticas para la empleabilidad

Luego de un proceso de revisión que incluyó a la academia, expertos en el tema, y otros organismos nacionales e internacionales, la OIT propone trabajar con un marco de cuatro habilidades críticas o "core skills", agrupándolas en:

  • Emocionales y sociales,
  • cognitivas y metacognitivas,
  • digitales, y
  • habilidades para trabajos "verdes".

Empresas, ambiente laboral y resultados: el futuro es de los vagos

Como se puede apreciar, estas habilidades no son de carácter técnico, son "transferibles" a través de distintas ocupaciones y profesiones, y aplican a todos los niveles de experiencia.

Es muy interesante el foco del organismo en este tipo de "skills".

Precisamente, las mismas tienen como eje la flexibilidad y adaptabilidad frente a escenarios cambiantes, y están asociadas a la competencia del "aprendizaje permanente".

Ganancias e indemnizaciones: AFIP aclaró cuáles pagan el impuesto y cuáles están exceptuadas

Tanto estas "core skills" como las de orden "técnico" son necesarias para que las personas gestionen en el tiempo su empleabilidad y sus carreras.

Un problema global, con necesidad de estrategias locales

En el último tiempo, se han conocido las dificultades de muchas empresas argentinas para conseguir empleados que reúnan las "habilidades blandas".

El informe de OIT plantea la dimensión planetaria del problema. Sin embargo, cada país debería tener una estrategia propia, donde los gobiernos, el sistema educativo formal y no formal, los actores públicos y privados de la formación laboral y la capacitación, y las cámaras sectoriales y empresas, desarrollen un marco de actuación y articulen sus esfuerzos y optimicen sus recursos.

El futuro del trabajo ya llegó, no hay tiempo que perder.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios