Empleo "blue" y el drama de las empresas de tecnología: ¿exportar o irse?

Las empresas argentinas tienen el enorme desafío de generar propuestas para que los talentos quieran y puedan quedarse a trabajar en el país.

En la era post pandemia las Pymes argentinas viven una situación preocupante, más aún aquellas dedicadas a la tecnología y a la industria del software. Lamentablemente, a la reinante actualidad económica se suma una particularidad del rubro: la dificultad para retener y reclutar "talento".

Competir hoy en el mercado laboral se hace muy difícil. ¿Y esto por qué sucede?

Históricamente las Pymes competían entre ellas por el talento, y el mayor desafío eran las grandes empresas. Una competencia donde el buen clima laboral y el contacto más humano eran el factor diferencial. A eso, por supuesto, había que sumarle una oferta salarial competitiva. Siempre hubo pérdida de talento hacia el exterior, pero irse no era tan fácil ni era para todos.

Hoy, pandemia de por medio, los límites cambiaron. El talento se va, pero no necesita hacerlo por Ezeiza. Se puede trabajar para cualquier parte del mundo a través de Internet.

Ofrecen un sueldo de $ 300.000 por WhatsApp pero es una estafa: cómo funciona

Las ofertas que reciben diariamente desde el exterior por redes sociales y mail quienes trabajan en tecnología son muy variadas, pero todas tienen puntos en común, propuestas que cuadruplican (o más) los sueldos que se ofrecen en el mercado local. Esta diferencia tan amplia se explica en dos aspectos fundamentales:

  1. No pagan nada de la tremenda carga impositiva local, a pesar de que la ley argentina plantea que para emplear en el país hay que tener una subsidiaria que lo haga bajo nuestras leyes. 
  2. Pagan en dólar billete que es ingresado al país de forma ilegal, y que hoy vale el doble que los dólares oficiales, que son -lo que en el mejor de los casos- tienen las pymes locales.

Hace 25 años el valor de un departamento era equivalente a entre 20 y 30 sueldos. Hoy, se necesitan 120. Con esta perspectiva y sin alternativas, la gente es empujada a la precarización del empleo o al empleo "blue", con el solo objetivo de progresar.

Las empresas argentinas tienen el enorme desafío de generar propuestas para que los talentos quieran y puedan quedarse a trabajar en el país.

La inflación en salarios que están dolarizados se suma al "spread" del dólar. El mercado local no puede seguir ese ritmo y todo esto repercute muy fuerte en la rentabilidad. En las pymes, la ecuación es simple: menos rentabilidad significa menos crecimiento, menos inversión, menos ingresos de personal, menos reservas y por lo tanto menos capacidad de respuesta antes problemas con la cobranza o para retener personal clave.

Si el país quiere un mercado de tecnología que sea competitivo a nivel mundial y desarrolle el potencial que tiene para generar divisas para el país, va por mal camino.

Cómo comprar hoy la mejor alternativa legal al dólar blue

Las empresas locales de tecnología necesitan tener herramientas para competir de igual a igual con las empresas del exterior. Si las compañías que se llevan la gente no pagan impuestos en el país, hace falta una reducción importante en los impuestos que iguale a las locales. Y si ellos pueden contratar con dólar billete, las argentinas necesitan lo mismo, exportar y recibir el dólar billete para trasladarlo a sueldos.

Hoy el principal obstáculo de las pymes argentinas para competir por el talento, es estar en Argentina.

Eso tiene que cambiar. A este ritmo ninguna pyme de tecnología va a quedar en pie. Es una carrera donde algunas hacemos dedo y otras van en avión. Si el sistema no cambia, habrá que conformarse con decir que en todas las empresas del mundo hay un argentino. Pero es muy triste, porque es aceptar que no hay empresas locales que los tienten a quedarse.

La industria argentina necesita ser resguardada, rescatada antes de que sea tarde. Argentina siempre fue un país con un mercado de tecnología líder en la región y el mundo. No hay que renunciar a que esto siga siendo así. La gente es el primer capital para lograrlo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios