OPINIÓN

De forma leve pero sostenida, crece la participación de las mujeres en la construcción

La industria de la construcción está identificada como una actividad mayoritariamente masculina, sin embargo, su realidad está mutando constantemente. El sector comienza a mostrar un equilibrio en cuanto a la equidad de género. La participación de la mujer en el área se encuentra en un crecimiento lento pero constante.

En términos generales, la participación de la mujer en nuestra industria es baja y depende del nivel de mando donde se desempeña. En tareas administrativas es mayor, mientras que en mandos medios es baja, pero tiende a mejorar. El aspecto a considerar es en los mandos altos, donde la participación es muy escasa.

Asimismo, si bien el crecimiento de la equidad de género en la construcción es sostenido, también sigue siendo incipiente el ingreso de mujeres obreras al sector. Esto requiere un proceso de capacitación, coordinación con la parte gremial y sensibilización también con sus pares masculinos, para promover el cambio cultural necesario.

En ese sentido, actualmente se están incorporando a mujeres operarias formadas y capacitadas en obra, en nuestro caso desde Camarco Equidad, mediante un convenio acordado con UOCRA.

Por otra parte, surge que ha aumentado el número de trabajadoras registradas, aunque no de manera significativa. Desde 2015 a la fecha, dicha cifra fue variando, al pasar de 1062 a 1466 trabajadoras registradas en todo el país. También notamos que se da una mayor participación de mujeres en pymes, por ser la mayoría de estas empresas familiares. Aunque se debería dar de igual manera en las grandes corporaciones en medio de un proceso de cambio cultural y social que estamos atravesando.

Esta integración, que es lenta pero sostenida, debe ampararse en medidas que desde Camarco Equidad intentamos promover. Desde nuestro lugar conformamos, dentro de la Cámara Argentina de la Construcción, un espacio de reflexión y análisis sobre temas de género y diversidad e impulsamos iniciativas concretas como un convenio con UOCRA para la capacitación y formación de diferentes oficios. En paralelo, buscamos sensibilizar en materia de género e igualdad de oportunidades a nivel dirigencial.

En esa línea, desde Camarco Equidad también coordinamos un trabajo de diagnóstico cuali-cuantitativo sobre la participación de la mujer a nivel sectorial, desarrollado junto con especialistas en relaciones laborales del Grupo Bologna, ex becarios de la Universidad de Bologna, el Centro Internacional de Formación de OIT y de la Universidad de Castilla la Mancha.

Dicho estudio está enfocado en primera instancia al análisis de la situación del empleo y formación en el sector y la participación de la mujer, y en una segunda etapa a la participación de las mujeres en las organizaciones gremiales empresarias y en los órganos decisorios.

Desde nuestro rol también buscamos que la CAMARCO trabaje en conjunto con sus delegaciones de todo el país, para incentivar la mayor participación de mujeres, que integran las diferentes empresas asociadas y con el gremio para incluir mujeres en las obras, y acompañarlas en el proceso.

Será fundamental seguir desarrollando los programas educativos programados por nuestra Escuela de Gestión, como mentorias, a fin de incentivar y motivar a las alumnas que están terminando el ciclo secundario a que continúen su formación con carreras duras.

En igual sentido, resulta indispensable la certificación de competencias no solo para mujeres sino también para todo operario que así lo manifieste en las empresas del sector, entendiendo que es una herramienta que establece el principio de equidad al evaluar saberes profesionales. Esto además representa valor para las empresas, por la competencia laboral de las personas a reclutar; por los resultados de su inversión en capacitación y también por el valor agregado al proceso vinculado con la gestión del conocimiento.

Ante este panorama, debemos derribar el mito de que la obra o el ámbito de la construcción es solo masculino. Buscamos acompañar este cambio cultural con acciones concretas para terminar con el sesgo cultural asociado al género, en este proceso de cambio que nos involucra a todos, visibilizando la problemática y generando interés y empatía.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios