Lunes  12 de Octubre de 2020

Esto que es América…¿Trump o Biden?

En su editorial explicando su apoyo a Biden, New York Times sostiene que “el país está más débil, más enojado, menos esperanzado y más dividido que hace cuatro años” y que “cuando vayan a las urnas este año, los votantes no solo elegirán un líder. Estarán decidiendo qué será Estados Unidos”.

Esto que es América…¿Trump o Biden?

“Esto es América: una diversidad brillante…

se extiende como estrellas, como mil puntos de luz,

en un cielo amplio y pacífico”

- George H.W. Bush

Si la elección de Donald Trump como presidente de los EE.UU. representó una ruptura o continuidad de su historia, la sociedad aún no sabe, según el profesor de la Universidad de Yale, Greg Grandin en su libro del año pasado The end of myth: “¿el Trumpismo representa un movimiento totalmente antiestadounidense que ha capturado las instituciones del gobierno; o es la realización de una forma estadounidense de extremismo profundamente arraigada?”.

Para medios como Washington Post, New York Times y The Nation, Trump constituye algo más que una amenaza a la democracia y la institucionalidad: Estados Unidos no soportaría cuatro años más de Trump, tituló un editorial Washington Post. “La única opción en esta elección es Joe Biden”, escribió Thomas Friedman. “Nuestra democracia está en terrible peligro: más peligro que el que ha estado desde la Guerra Civil, más peligro que después de Pearl Harbor, más peligro que durante la crisis de los misiles cubanos y más peligro que durante Watergate”.

Pero ¿si Trump es, pregunta Grandin, el ‘lado oscuro’ de Estados Unidos?; ¿si es “la historia de EE.UU. saliendo a luz”?

Una luz que brilla

Para Estados Unidos, la visión de su país surge a partir del arribo a América del Norte de los primeros puritanos, y está plasmada en las palabras vertidas en 1630 por John Winthrop que caracterizó a la sociedad que estaban por crear como una "ciudad en la colina", que serviría como “una luz para que guiase a todos los ojos del mundo” por el buen camino. Los puritanos serían así un recomienzo de la humanidad en el ‘nuevo mundo’, la oportunidad nueva para crear un mundo sin los pecados que estaban corrompiendo al ‘viejo mundo’".

En 1789, en su discurso inaugural como primer presidente de Estados Unidos, George Washington sostuvo su país recién creado era resultado del proyecto postulado por Winthrop, que y cada paso que ha avanzado para convertirse en “una nación independiente parece haber sido distinguido por alguna muestra de agencia providencial” que confiaba la misión de “la preservación del fuego sagrado de la libertad y el destino del modelo republicano de gobierno” en “manos del pueblo norteamericano”. En 1989, también lo haría Ronald Reagan en su famoso discurso de despedida de la Presidencia:

"He hablado de la ciudad brillante toda mi vida política, pero no sé si alguna vez comuniqué lo que vi cuando lo dije. Pero en mi mente, era una ciudad alta y orgullosa construida sobre rocas más fuertes que los océanos, barrida por el viento, bendecida por Dios y llena de gente de todo tipo que vivía en armonía y paz, una ciudad con puertos libres que zumbaba con el comercio y la creatividad, y si tenía que haber murallas de la ciudad, las murallas tenían puertas, y las puertas estaban abiertas para cualquiera que tuviera la voluntad y el corazón para llegar aquí.

Así lo vi yo y lo veo todavía. ¿Cómo se encuentra la ciudad?

Más próspera, más segura y más feliz de lo que era hace ocho años. Pero más que eso: después de 200 años, dos siglos, todavía se mantiene firme y fiel en la cresta de granito, y su brillo se ha mantenido estable sin importar la tormenta."

Reagan se despide haciendo referencia al inminente desplome del mundo soviético afirmando que por medio del "nuevo patriotismo" que buscaba que resurgiera el orgullo nacional “queríamos cambiar una nación y, en cambio, cambiamos un mundo”.

Una nación elegida

Con el fin de la Guerra Fría, George W. H. Bush en 1990 anunció “un nuevo orden mundial” en el que “no hay sustituto al liderazgo americano”. La Estrategia de Seguridad Nacional de EE.UU. de 1990 afirmó que "la responsabilidad de asegurar la estabilidad del equilibrio internacional sigue siendo nuestra". Madeleine Albright, ex Secretaria de Estado de Bill Clinton en 1998, seguiría esta visión al sostener que “Estados Unidos tiene la responsabilidad ineludible de construir un mundo pacífico y poner fin a las abominables injusticias y condiciones que aún asolan la civilización”—y que “si tenemos que usar la fuerza es porque somos Estados Unidos. Somos una nación indispensable”.

Luego, en 2000 la Secretaría de Estado de George W, Bush, Condoleezza Rice diría en Foreign Affairs —confiada de estar “del lado correcto de la historia”— que “la búsqueda de Estados Unidos del interés nacional creará condiciones que promoverán la libertad, los mercados y la paz”, que así como después de la segunda guerra mundial, “crearía un mundo más prospero y democrático”.

Ocho años después, en otro artículo en Foreign Affairs, Rice reafirmaría que ese continuaba siendo el camino que debía seguir su país, aclarando que eso le demandó la responsabilidad de ‘construir naciones democráticas’ siguiendo el modelo estadounidense—actividad que sostuvo estaba “absolutamente claro” que deberán seguir haciendo “durante los próximos años”. Barack Obama en su discurso al aceptar el Nobel de la Paz en 2009, se expresó en el mismo sentido:

“Independientemente de los errores que hayamos cometido, el hecho es que los Estados Unidos de América han contribuido a garantizar la seguridad mundial durante más de seis décadas con la sangre de nuestros ciudadanos y la fuerza de nuestras armas... Hemos soportado esta carga no porque busquemos imponer nuestra voluntad. Lo hemos hecho por un claro interés propio, porque buscamos un futuro mejor para nuestros hijos y nietos, y creemos que sus vidas serán mejores si los hijos y nietos de otros pueden vivir en libertad y prosperidad”.

Sin paz, ni prosperidad

Desde que cayó la Unión Soviética, Estados Unidos ha aumentando considerablemente sus conflictos armados, según un informe que recopila todo tipo de instancia de intervención militar externa entre 1798-2020 publicado en julio pasado por la oficina de investigación del Congreso de EE.UU.: dos tercios del uso de fuerza en el extranjero del informe de 48 páginas son después de la caída de la Unión Soviética—más de 60 entre 1991 y el ataque a las Torres Gemelas en septiembre de 2001. Es decir, en una época en que no existía ‘enemigo’ aparente. Además de esas intervenciones militares, Estados Unidos también ha efectuados numerosas operaciones encubiertas—de las al menos ochenta que efectuó desde 1945, según globalsecurity.org, hubo 21 después de la Guerra Fría—de las cuales siete de ellas actualmente siguen activas.

Todo esto ha llevado a que el presupuesto militar de EE.UU. continué en un nivel altísimo y pasó a equipararse con el del resto del mundo sumado. Sus bases militares se expandieron globalmente y hoy se calculan que llegan a ser entre 800 y 1.000, manteniendo entre 200 y 300 mil soldados. Aunque Estados Unidos ha declarado formalmente guerra en sólo cinco ocasiones en su historia, desde la declaración de independencia en 1776, ha estado envuelto en al menos un conflicto armado en al menos 90 por ciento de su historia. Muchos de esos conflictos duraron décadas, y otros, como el de Afganistán iniciado en 2003,continúan, y ahora son llamados en EE.UU. guerras “eternas” o “sin fin”.

Internamente, tampoco hubo ni paz ni prosperidad para la mayoría. Según un informe recién publicado por Rand Corp. “Para el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, encontramos que los ingresos y la economía tienen tasas de crecimiento similares. Luego, a partir de 1975, los ingresos del 90 por ciento inferior de las personas crecen más lentamente que la economía en su conjunto, ya que los ingresos del 10 por ciento superior crecen más rápidamente. Si el 90 por ciento inferior se hubiera mantenido al día con el crecimiento del PIB, se habrían llevado a casa en conjunto $ 2.5 billones más en ingresos en 2018”.

Es decir, con la economía neoliberal que comienza en los 70, reforzada luego por la globalización post-Guerra Fría, EE.UU. ha hecho que más del 70% de los países en el mundo tengan mejor distribución del ingreso y de la riqueza, presentando una concentración similar a Arabia Saudita, según el ranking de la CIA.

El empobrecimiento de la mayoría de los estadounidenses ha tenido un correlato en el aumento de la violencia social. Con casi 700 presos por 100 mil habitantes, según prisionpolicy, EE.UU. tiene 20% de la población encarcelada en el mundo, habiéndose cuadriplicado en las últimas cuatro décadas. Es decir, de cada cinco personas presas en el mundo, una lo está en EE.UU. Mientras en los 80 hubo cinco massshooting, entre 2012-19 hubo 65. Los disturbios raciales también se han intensficados: entre mediados de los 70 hasta 2008, hubo casi la misma cantidad que desde 2009 hasta hoy. Y mientras el FBI afirma que los crímenes violentos han caído 54% entre 1993-2018, 60% de la sociedad siente que han aumentado; según Pew Research, la explicación se debe a que sólo entre 34% y 43% son denunciados, influenciados en que sólo 46% de los crímenes violentos son resueltos y sólo 18% de los crímenes contra la propiedad.

En septiembre pasado, en entrevista a Time¸ el senador de Connecticut Chris Murphy, autor del libro The Violence Inside Us: A Brief History of an Ongoing American Tragedy (La violencia dentro de nosotros: una breve historia de una tragedia estadounidense en curso), sostuvo que “somos una especie violenta; este país ha estado bañado por la violencia, organizada por la violencia desde nuestra fundación”.

¿Ruptura o continuidad?

 “No buscamos imponer nuestra forma de vida a nadie, sino dejar que brille como ejemplo”, dijo Trump en su discurso inaugural. “Brillaremos para que todos nos sigan”; pero “desde este día en adelante, una nueva visión gobernará nuestra tierra. A partir de este momento, va a ser América primero”.

Con esas palabras Trump expresa una ruptura clara con lo hecho por sus antecesores desde el fin de la Guerra Fría: se acabó un EE.UU. interesado en ‘hacer el bien’ globalmente. En ese discurso Trump también sostuvo que “durante demasiado tiempo, un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha cosechado las recompensas del gobierno mientras que la gente ha asumido el costo... Todo eso cambia, comenzando aquí, y ahora mismo... El 20 de enero de 2017, será recordado como el día en que la gente volvió a ser gobernante de esta nación. Los hombres y mujeres olvidados de nuestro país ya no serán olvidados”.

Pero eso no ha pasado…

En su editorial explicando su apoyo a Biden, New York Times sostiene que “el país está más débil, más enojado, menos esperanzado y más dividido que hace cuatro años” y que “cuando vayan a las urnas este año, los votantes no solo elegirán un líder. Estarán decidiendo qué será Estados Unidos”.

--

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000080,750086,7500
DÓLAR BLUE-0,6623146,0000150,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-2,5819-144,4444
EURO0,335999,123199,1679
REAL0,841915,926715,9312
BITCOIN-2,025719.047,020019.054,4400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,181834,3125
C.MONEY PRIV 1RA 1D1,492534,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D1,360537,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-2,658276,9079,00
CUPÓN PBI EN PESOS-2,92401,661,71
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,676055.152,3000
BOVESPA1,1900112.291,5900
DOW JONES0,570029.969,5200
S&P 500 INDEX0,65563.666,7200
NASDAQ0,530012.377,1820
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,1712428,5235429,2584
TRIGO CHICAGO-1,2243207,5101210,0822
MAIZ CHICAGO-0,8284164,9540166,3319
SOJA ROSARIO0,0000336,0000336,0000
PETROLEO BRENT1,355049,370048,7100
PETROLEO WTI1,555746,350045,6400
ORO-0,08171.835,30001.836,8000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology