U$D

DOMINGO 26/05/2019

Economía en recesión, inflación agobiante y nuestra opción más fácil: renunciar

Economía en recesión, inflación agobiante y nuestra opción más fácil: renunciar

En esta elección la economía no importa. Noto una abrumadora subestimación del riesgo que tenemos frente a nosotros en estas elecciones 2019. Por primera vez siento que la ingenuidad de mis compatriotas puede condicionar mi futura libertad cívica. En este entorno, la lectura de la realidad política de nuestro país se debe realizar bajo una premisa resignada pero sumamente efectiva: no se trata del país que me gustaría tener sino del que me permiten mis conciudadanos socialistas. Desde 1983 nunca la institucionalidad jugó un rol tan decisivo en una elección y siento que millones de argentinos no lo perciben. Si permitimos el retorno del kirchnerismo directa o indirectamente disfrazado ahora de “peronismo bueno”, será el comienzo del fin.

Esta vez quizá no tengamos la chance de volver a elegir en 2023. El caballo de Troya desembarcará con despiadada fuerza y tal vez nos quite el derecho de volver a evaluar. Espero que muchos de los hoy distraídos comiencen a darse cuenta de que esta elección puede ser nuestra última y en este contexto, la economía pasa a un plano de absoluta irrelevancia. Me pregunto cuántos argentinos estarán al tanto del riesgo institucional que corremos. Cuántos estarán dispuestos a renunciar ya mismo y retornar a su viejo amor, el peronismo, ese pendulante cocktail de poder que nos viene empobreciendo desde 1945. Sin instituciones sólidas no existe libertad posible, sin libertad nada más importa, renunciar hoy por lo tanto y pesar de la pésima gestión económica en manos del Presidente Macri, no es opción.

Los próximos 5 años serán de lamentable performance económica, gane quien gane. Debido a las múltiples reformas estructurales que los argentinos no permitimos hacer y que nuestra clase política entera ignora, las chances de crecimiento sostenido son nulas, en el mejor de los casos tendremos años de rebotes y nada más que eso. El problema es que para resolver el principal de todos nuestros dramas, pobreza al 35%, crecer debería ser el aspecto más elocuente para tener en cuenta.

A este entorno habrá que sumarle una economía que se irá en el mejor de los casos desinflacionando lentamente al ritmo del socialismo de los argentinos. Es una lástima que hoy en día, no hayamos comprendido que para grandes logros se necesitan grandes sacrificios y suma convicción. Olvídense de los personajes que de vez en cuando se postulan a presidentes, la restricción somos nosotros mismos, una nación que se acostumbró a perder y que no se resigna a que es imposible usufructuar los beneficios del capitalismo cuando lo que se practica es socialismo perdedor. Es lo que hay y es lo que habrá. La mediocridad asistida con estabilidad institucional será en este contexto un logro a celebrar.

Vamos por todo. En Peronia habitan 43 millones de almas socialistas que sólo están dispuestas a votar distintos tonos de populismo. Estas elecciones nos enfrentan a sólo dos opciones excluyentes con chances concretas de poder, el resto está pintado como la Gioconda de Da Vinci. Podemos seguir quejándonos y echarle toda la culpa a Mauricio Macri o hacer lo que no hicimos nunca, bancar el trago amargo de este primer mandato de transición a pesar de todos los errores de gestión macrista y seguir apostando por un cambio institucional que está costando mucho más de lo que se pensaba. Renunciar no es una opción en la Argentina de hoy porque dicha actitud le abre nuevamente la puerta a un populismo extremo que esta vez irá por todo y devorará la poca institucionalidad que nos queda. Un error electoral en esta instancia puede costarnos toda nuestra libertad. Si hay un tiempo para no subestimar el retorno del kirchnerismo, es hoy mismo. Es momento entonces de que los argentinos comprendamos la contundente simpleza en esta elección que se nos viene: MM vs CFK. No hay nada más ni nada menos que esto. O se está de un lado o se está del otro. Sería fantástico que los argentinos identificasen alguna otra opción más exigente pero la realidad es que la amplia mayoría de la sociedad es socialista y por lo tanto, no está dispuesta a votar otra cosa que no sea populismo.

Podemos jugar a que esta severa restricción mental no existe y planificar entonces política económica utópica o sea, la que no sirve absolutamente para nada en la Argentina de hoy. La gestión económica a cargo del Presidente Macri ha sido muy mala y parecería que muchos de mis compatriotas socialistas y no socialistas también, andan con ganas de “castigarlo”. Esta actitud no hará otra cosa que beneficiar al peronismo, un peronismo que comienza a unirse con un viejo amigo: el kirchnerismo, si es que laguna vez estuvieron separados. Me resulta irónico observar a un peronismo que habla en tercera persona y le cuenta las costillas a un Presidente Macri por sus múltiples promesas incumplidas como si ese peronismo no fuera responsable del 90% de lo mal que hoy estamos. Ese mismo peronismo que fue K y contribuyó a saquear a una nación entera hace no más de cuatro años.

Superman no existe. Nuevamente, los argentinos esperan a un mesías salvador, un “súper presidente” que transforme a un país quebrado en algo grandilocuente en un par de semanas. Dicho presidente no existe hoy y tampoco existirá mañana, cualquier candidato que prometa soluciones rápidas en esta economía rota de hoy miente descaradamente en especial porque si dicha solución existiese requeriría el máximo apoyo y convicción de una sociedad dispuesta a un sacrificio histórico, aspecto totalmente ausente en esta realidad que vivimos.

Los argentinos son socialistas que pretenden vivir con los lujos del capitalismo, aspecto que nos condena a crisis recurrentes una y otra vez por exceso de gasto. La principal restricción que enfrenta todo líder político que quisiese encaminar a esta nación hacia algo que se parezca a la normalidad, es mental: los argentinos siguen sin aprender de sus errores y parecería que 74 años de socialismo perdedor no fueron suficientes para comprender que la riqueza se genera de otra forma. Pero lo cierto es que esta restricción mental existe, mayoritariamente los argentinos no están dispuestos a otra cosa por lo que para cambiar esta realidad se requieren dos insumos: paciencia infinita y 30 años de convergencia en el mejor de los casos.

Pero cuidado: podemos estar muchísimo peor que esto. En esta coyuntura tan compleja que venimos tolerando hubiera sido útil al menos que este gobierno hubiera podido mitigar de alguna forma la saqueadora herencia kirchnerista. Lamentablemente no lo hicieron, de hecho la gestión macrista antes de la llegada del Fondo Monetario Internacional vino exacerbando incluso los múltiples desequilibrios originados en la era K. Pero resulta útil comprender que venga quien venga dichos errores ya están hundidos y habrá que tomar la pérdida, otra pérdida más para una nación que insiste una y otra vez con decisiones socialistas.

También es cierto que la medida más relevante del Presidente Macri fue tercerizar el manejo económico en el FMI y liberarnos de los interminables desaciertos de un equipo económico que pecó de exceso de optimismo y de una ingenuidad merecedora del Guinness. Pero también resulta importante destacar que a pesar de nuestras múltiples penurias actuales podemos estar muchísimo peor y para hacerlo solo basta que perdamos la poca institucionalidad republicana que nos queda. Bajo un marco institucional democrático, Argentina tendrá chances de por lo menos intentar un largo sendero hacia la solución de nuestros dramas. Pero si por tontos subestimadores del riesgo nos permitimos perder nuestra libertad cívica, los males actuales no harán otra cosa que exacerbarse y como testigo de esta visión solo hace falta observar lo que ocurre en Venezuela.

Comentarios25
Marcos Drounth
Marcos Drounth 30/03/2019 11:51:22

Impecable el análisis. Sin dudas tal vez nuesrra última posibilidad de ser un país normal.

Lihuel Photiades
Lihuel Photiades 27/03/2019 11:11:36

en algo tiene razon si vuelve el kirchenrismo olvidemos de tener un pais legal.......cuando empiecen a expropiar casas ....cajas de seguridad ....y ahorros ...persecucion a opositores ...igual igual que en Venezuela

Angel Suiza
Angel Suiza 11/03/2019 03:00:13

Que tienen un tremendo cagaso, una cosa es sacrificio, otra es inmolarse, con macri otro periodo seria catastrófico, este pelotudo que escribe esta pagado, el cagaso es que los van a buscar hasta abajo de la cama y los van a meter presos por hdp

Aldo Coghlan
Aldo Coghlan 10/03/2019 12:26:58

Como?? No era que ganaba el gato, caminando?? Como te encargaste de hacerle campaña, tres notas atras... Cabeza de Fermo........

Gerar
Gerar 08/03/2019 01:06:06

Fermo sos patético! Tu grado de soberbia e ignorancia es digno del lugar que ocupas. Sos un pobre tipo.

Artemio Nuris
Artemio Nuris 08/03/2019 08:06:47

a ver Villar, vos que opinás de la nota, no del notero? no se te cae una idea...

Cecilia Cornejo
Cecilia Cornejo 07/03/2019 10:57:02

Tal cual... Coincido 100%.

Dante Fernandez
Dante Fernandez 07/03/2019 06:34:56

No coincido

Santiago Villar
Santiago Villar 07/03/2019 02:47:29

Sos un ignorante fermo, volve a la primaria.

Hernan Saby
Hernan Saby 07/03/2019 04:09:07

Jajajajjaja! Cuantos laburos tiene peña? Dan asco!!

Ver todos los comentarios

Más notas de tu interés

Shopping