"Diego Armando Maradona : consecuencias jurídicas de la registración de marcas

La despedida de “El Diego dio lugar a un sinfín de conflictos de índole jurídica. Su nombre y sus marcas, no quedan exentas de ello.

Pasados unos días de su partida física surgió el interrogante sobre quién resultaba ser el dueño/titular de la marca del “10 . Sorpresivamente y luego de constatar en el registro del INSTITUTO NACIONAL DE PROPIEDAD INTELECTUAL (INPI) la verdad salió a la luz: ninguna marca pertenece a la familia Maradona.

Entonces: ¿Quién es el dueño/titular de las marcas? Una sociedad anónima.

Y, ¿qué marcas tiene registrada dicha sociedad? Todas las vinculadas a su carrera: “Maradona , “Diego Maradona , “Diego Armando Maradona , “el 10 , “la mano de dios , “diegol .

El sistema de marcas en Argentina se encuentra regulado por la Ley 22.362 de marcas y designaciones.

Una marca es el signo distintivo que permite diferenciar un determinado producto o servicio de otro. No se limita al nombre, sino a todos los signos que la hacen distintiva, configurándose como un derecho intangible que se adquiere con su registración. 

O sea, que las citadas marcas pertenecen desde el momento de su registración a una sociedad comercial que nada tiene que ver con la familia Maradona, y para todas las categorías de productos y servicios existentes.  

La marca no es definida explícitamente por la ley, pero en su artículo 1° enumera lo que puede registrarse y en el artículo 2° lo que no puede ser considerado marca y, por ende, no son registrables enunciando entre ellos: “a) los nombres, palabras y signos que constituyen la designación necesaria o habitual del producto o servicio a distinguir, o que sean descriptos de su naturaleza, función, cualidades u otras características; b) los nombres, palabras, signos y frases publicitarias que hayan pasado al uso general antes de su solicitud de registro .

Por su parte, en el artículo 3° se establece lo que no puede ser registrado, expresando en su inciso h) que no puede ser registrado “el nombre, seudónimo o retrato de una persona, sin su consentimiento o el de sus herederos hasta el cuarto grado inclusive .

Nos encontramos en uno de los supuestos establecidos en dicho inciso, donde se deberá demostrar que Diego Maradona prestó el consentimiento que la ley prevé. Ya aparecerá ese documento y otro análisis se podrá efectuar sobre la voluntad, discernimiento y libertad al momento de su firma.

Mención especial merece hacerse del caso de la marca “la mano de dios . Hasta el año 2016 era propiedad del mismísimo Maradona, quien en ese entonces cedió la marca a la empresa.

Parecería que fue el propio Diego Maradona quien estuvo de acuerdo en todo momento con ese cambio de titularidad.

Es la ley la que permite el registro de una marca constituida por el nombre de un tercero – como en el presente caso – siempre que el pretenso titular cuente con su consentimiento. Ello, teniendo en consideración los principios de libertar de contratar, de comercio, de industria y la potestad de explotar los atributos de la personalidad.

El derecho a utilizar un nombre como marca puede considerarse como un derecho no absoluto, debiendo ceder frente a la existencia de otros derechos cuando se pruebe un perjuicio moral o material al titular de estos derechos.

Esta recepción reviste jerarquía constitucional desde 1853 a la luz de lo reconocido en su artículo 17 respecto a la propiedad y al derecho de autor.

El sistema adoptado por Argentina para la protección de las marcas es el atributivo, lo que implica que la titularidad nace con el registro del signo en el INPI (artículo 4° de la ley).

Es sólo la marca registrada la que confiere el derecho exclusivo de uso. Esto implica la posibilidad de excluir a otros en su uso de esa marca u otra que pueda producir confusión o de otra manera afectar ese derecho exclusivo.

El titular/propietario de la marca es el único que puede disponer de ella, es decir, autorizar o no su uso como también transferirla libremente. Pero para ejercer su derecho, la ley exige la registración ante el organismo competente.

Ahora bien, el Código Civil y Comercial de la nación incorporó previsiones en relación a los derechos personalísimos, regulando en su artículo 55 la disponibilidad de los mismos, expresando: “El consentimiento para la disposición de los derechos personalísimos es admitido si no es contrario a la ley, la moral o las buenas costumbres. Este consentimiento no se presume, es de interpretación restrictiva, y libremente revocable.

El nombre, apellido y seudónimos de Diego Armando Maradona como marcas registradas, quizás entren en un debate jurídico si se logra probar alguna actitud dudosa por parte del titular de las mismas.

Resta esperar algún planteo sobre ese derecho marcario, en caso de encontrarse en conflicto con otros derechos de jerarquía constitucional. La historia recién comienza.   

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios