6 claves para entender la agenda laboral del sector industrial en 2022

Las reformas pendientes que permitan impulsar el empleo, los cambios en las dinámicas de trabajo, reconstituir el poder adquisitivo perdido, la diversidad en su concepción más amplia -sobre todo, en temas de género y edad-, la Industria 4.0 y 5.0, y la transformación digital, serán los temas que dominarán la agenda laboral del sector industrial en estos próximos meses.

Teniendo en cuenta la centralidad que tendrán estas temáticas, es importante destacar los desafíos que caracterizarán al mercado laboral industrial en 2022.

1- Mercado laboral

En el sector industrial y particularmente en el ámbito de las operaciones, hoy se está viendo mucho movimiento a nivel mandos medios (especialistas, jefaturas y gerencias junior), aunque no se observa el mismo dinamismo en la base de la pirámide ni en el top management.

En cuanto a las modificaciones en las estructuras corporativas, varían según el tipo de empresa y sector, pero en general en la industria vemos una tendencia a mantener la composición actual de las plantillas. Lógicamente, en aquellos sectores que aparecen como ganadores en el marco de la coyuntura actual, como logística, e-commerce, tecnología y retail, la oferta de empleo continuará incrementándose.

2- Salarios

En 2022 la expectativa a nivel industrial es frenar la pérdida del poder adquisitivo que se viene produciendo en los últimos años, con una política de recomposición salarial similar a la que hoy predomina en el mercado laboral, con dos ajustes anuales.

No obstante, las empresas y sectores más competitivos llegan a tener entre tres y cuatro ajustes salariales anuales (por ejemplo, tecnología y e-commerce), lo cual seguramente continúe del mismo modo.

El desafío es poder equiparar sueldos a inflación, algo que no se está logrando en muchos sectores.

3- Talento

 La escasez de profesionales con las competencias que hoy exige el mercado laboral es un hecho, y ya no solo en los sectores de IT y Tecnología. En la industria y particularmente en el área de operaciones vemos ciertas limitaciones para el reclutamiento de perfiles muy específicos. Poder encontrar a colaboradores con las habilidades (sobre todo blandas) que hoy se demandan está siendo un problema.

A su vez, existe otro factor que complica a los procesos de reclutamiento locales: el creciente interés de los profesionales argentinos en involucrarse en proyectos en el exterior, no solo por parte de los jóvenes sino también del nivel senior, más aún en aquellos sectores como el tecnológico que permiten contrataciones internacionales para la prestación de servicios, con pagos en dólares, manteniendo su localización en la Argentina.

4- Modalidad y espacios de trabajo

 Entre los candidatos existe un mayor interés por sumarse a empresas que tengan políticas de flexibilidad laboral, espacios de trabajo sanos, compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente, y políticas de diversidad.

Además, como viene viéndose hace varios años, buscan que los objetivos de la organización se alineen con sus metas personales y profesionales. En el ámbito industrial y particularmente en operaciones, estas expectativas están muy consolidadas.

5- Diversidad laboral

 Durante los últimos años se viene visualizando con fuerza la falta de igualdad y equidad de género que existe en el sector productivo. En la búsqueda de mayores niveles de inclusión, en los últimos meses cobró protagonismo un creciente debate sobre las políticas corporativas que impulsan o favorecen la discriminación por causales de edad, dejando fuera de mercado laboral en forma temprana a las mujeres, a partir de los 40 años, y a los hombres desde los 45 años.

En el momento de mayor capacidad, madurez y experiencia acumulada profesionales de todos los sectores, especialmente en el ámbito industrial, se ven desplazados de sus empleos y deben emprender un arduo recorrido de reinserción laboral o incurrir en emprendimientos propios para generar ingresos y continuar desarrollándose.

Está comprobado que la diversidad etaria enriquece: no sólo porque está acreditado que las empresas con equipos diversos son más exitosas, poseen mejores climas laborales, y son más innovadoras; sino porque la diversidad también nos empodera como personas y sociedad.

Impulsar políticas de inclusión amplias impactará positivamente en la productividad y competitividad de las organizaciones.

6- Transformación industrial

 Los cambios que vienen experimentando en los últimos años los procesos de producción se han acelerado considerablemente a partir del mes de marzo de 2020. Casi dos años después de haber sido declarada la pandemia, muchas cadenas de abastecimiento ya poseen un nivel elevado de incorporación tecnológica.

Las necesidades de contexto, y las modificaciones en la forma de comercializar y distribuir bienes y servicios, a partir de la profundización de la Cuarta Revolución Industrial y los diversos períodos de aislamiento que experimentaron muchas naciones, han llevado a las cadenas de abastecimiento a profundizar su automatización y digitalización. Durante los últimos meses se ha puesto especial atención a la innovación tecnológica en los canales de e-commerce y la última milla.

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios