Cajas para sobras y eliminar los sorbetes: cómo es la guía para bares y pubs sustentables

Cajas para sobras y eliminar los sorbetes: cómo es la guía para bares y pubs sustentables

El manual busca facilitar la adopción de prácticas de cuidado ambiental y reducción del desperdicio de alimentos en gastronomía. Se tiran 16 millones de toneladas de comida por año en el país  

Proponer un menú de comidas donde se use la totalidad de los ingredientes. Comunicar la importancia del uso racional de las servilletas. Ofrecer al cliente los restos de la comida no consumida dentro del local en un packaging adecuado para el transporte de alimentos. Eliminar los sorbetes. Estos son algunas de las propuestas del manual 'Bares y pubs sustentables' presentado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Se trata de una guía nacional de buenas prácticas ambientales enmarcada en una política para la prevención y reducción del desperdicio de alimentos. 

En el país se desechan 16 millones de toneladas de alimentos por año y se calcula que una persona tira 38 kilos de comida por año, por lo que como acción complementaria, la Secretaría de Ambiente nacional presentó una propuesta orientada al concepto de desperdicios alimentarios: las cajas para alimentos (CPA), para que los comensales de los comercios gastronómicos puedan llevarse lo que no fue consumido, valorizándolo y evitando que se transformen en residuo. 

El manual aborda las principales temáticas ambientales que corresponden al sector de bares y pubs, aportando pautas y consejos de fácil aplicación a cuestiones tales como residuos, energía, agua y ruido, entre otros. Su implementación, explicaron, debe ser entendida en su integralidad, siendo necesario el compromiso de llevar adelante un proceso de mejora continua en su aplicación. 

El lanzamiento, realizado el 14 de marzo, contó con la participación del Secretario de Gobierno del área, Sergio Bergman. “Es la expresión de los objetivos del desarrollo sostenible de la Agenda 2030 aplicados a la gastronomía y al concepto de cambio cultural y de hábitos, en cuanto a cómo consumimos y producimos, en relación a qué comemos, cómo reciclamos insumos y residuos, a la eficiencia energética, la contaminación acústica, el cuidado del agua y su tratamiento”, explicó. 

12 buenas prácticas para ser un gastropub sustentable

Gestión de inventario de materias primas, eligiendo aquellas con menos packaging o a granel. Por ejemplo: papas peladas y cortadas, huevo líquido pasteurizado o deshidratado, verduras seleccionadas, bolsas con mayor cantidad de azúcar, harinas, leche en polvo, envases retornables y de tamaño familiar.

Modificación de los procesos internos y, en caso de ser necesario, proceder a cambios de equipamientos, como por ejemplo: el uso de dispensers de bebidas para evitar mayor cantidad de envases; o el uso de pizarras pintadas en las paredes para evitar compra de cartelería.

• Proponer un menú de comidas donde se use la totalidad de los ingredientes.

• Comunicar la importancia del uso racional de las servilletas.

Disponer servilleteros sólo para servir comidas y evaluar su lugar de ubicación (en barra si el cliente retira la comida directo allí).

• Al momento en que el cliente pide la cuenta, acercarle los restos de la comida no consumida dentro del local en un packaging adecuado para el transporte de alimentos.

Evitar el uso de posavasos, mediante el repaso de las mesas con un trapo al momento del retiro de los vasos.

Evitar el consumo de productos descartables, sobre todo plásticos de un solo uso como platos, cubiertos y sorbetes.

• Utilizar vasos de vidrio, para evitar los descartables.

• Utilizar, en la medida de lo posible, productos frescos en lugar de enlatados o conservas.

• Elegir productos con menos embalaje y no aceptar bolsas innecesarias.

• Eliminar los sorbetes.