MIÉRCOLES 13/11/2019
Oporto, la fusión perfecta: 13 lugares para descubrir la ciudad portuguesa

Oporto, la fusión perfecta: 13 lugares para descubrir la ciudad portuguesa

Dividida en 15 barrios o municipios, esta ciudad es considerada la capital del norte de Portugal. Arte, historia, tradición y actualidad se fusionan en las calles de un destino europeo que cobra cada vez más relevancia.

Al norte de Portugal, en la ribera derecha del río Duero, se levanta la ciudad más importante del país después de Lisboa: Oporto. Como muchos de los destinos más famosos de Europa, es una ciudad antigua que cuenta con múltiples construcciones y monumentos históricos, aunque durante los últimos años fue sustancialmente modernizada.            

Oporto es la segunda ciudad más importante y turística de Portugal después de su capital, Lisboa. Desde tiempos inmemoriales existe una especie de rivalidad entre ambas urbes: los lisbonenses acusan a los portuenses de tener cierto aire británico, ya que allí se asentaron en el pasado los comerciantes de vino ingleses. Por sus dimensiones y su conservación, el centro histórico de Oporto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996.                          

13 lugares imperdibles para conocerla:

Ribeira. A orillas del río Duero se encuentra uno de los barrios más representativos del centro histórico de Oporto: la Ribeira. Con sus fachadas de colores, su variedad de restaurantes - muchos especializados en Bacalao- y bares con terrazas a cielo abierto esta zona de la ciudad junto al río Duero ofrece las postales más emblemáticas de Oporto y la mejor zona de la ciudad para degustar platos típicos portugueses mientras se disfruta de las vistas del Puente de Luis I y las bodegas de Vila Nova da Gaia. En la Plaza de la Ribeira se encuentran la Capilla del Largo del Terreiro, la Fuente Taurina y el Muro de los Soportales.

Catedral de Oporto. Es uno de los monumentos más antiguos. Se emplaza en el corazón del centro histórico y fue nombrada Monumento Histórico Nacional. El inicio de su construcción de estilo románico data de la primera mitad del siglo XII y se prolongó hasta principios del siglo XIII, sin embargo, sufrió muchas alteraciones.

Librería Lello e Irmão. En pleno centro histórico, sobre la Rua das Carmelitas, se encuentra una de las librerías más bellas e históricas del mundo: Lello e Irmão, cuya construcción de 150 años de antigüedad es uno de los edificios más emblemáticos del neogótico portuense. Sus reconocidas escaleras sirvieron de inspiración a la escritora J.K. Rowling para imaginar las imponentes escaleras de Hogwarts en la saga de libros Harry Potter. 

Mercado del Bolhao. Es uno de los mercados más icónicos de Oporto, dedicado a la venta de productos alimenticios, cuya construcción se caracteriza por la monumentalidad propia de la arquitectura neoclásica. Como cualquier mercado tradicional, allí se concentra la venta de alimentos frescos distribuidos en diferentes categorías. Los vendedores se reparten en diferentes secciones especializadas. 

Iglesia de los Clérigos. Es un edificio diseñado en 1732 por el arquitecto Nicolau Nasoni - una de las figuras más influyentes en la arquitectura barroca portuguesa y rococó- que con su famosa torre forma un conjunto arquitectónico emblemático de la ciudad de Oporto. La torre ofrece imperdibles vistas panorámicas del centro histórico.

Vila Nova de Gaia. A menos de 10 kilómetros de la ciudad, recorrer el centro de la industria del oporto es un paseo imperdible para todos los amantes del vino. Las bodegas y los viñedos de la región vitícola del Alto Duero ofrecen interesantes propuestas enoturísticas para toda la familia. Más allá de las incontables bodegas que ofrecen visitas guiadas y degustaciones, Gaia también es conocida por sus playas.

Rua de Santa Catarina. La calle comercial por excelencia, donde conviven comercios tradicionales, tiendas de moda, puestos callejeros y cadenas internacionales con antiguas cafeterías y monumentos históricos.  

Estación de São Bento. Inaugurada en 1916, esta estación de tren es uno de los puntos más turísticos. El edificio, de influencia francesa y diseñado por el arquitecto José Marques da Silva, es una de las obras más importantes de principios del siglo XX. Su atrio está revestido con 20.000 azulejos pintados con representaciones históricas por Jorge Colaço.

Muralhas Fernandinas. Visitar lo que queda del cinturón medieval de murallas que encerraban el casco urbano de Oporto es un paseo ineludible en la ciudad. Más allá de conocer estas construcciones históricas, desde allí se aprecian vistas únicas de Vila Nova de Gaia, el río Duero y los puentes de María Pía y Luis I.

Museo-Casa de Serralves. Es el más importante de Oporto. Cuenta con exposiciones regulares y una ecléctica colección de arte contemporáneo. Además de las obras que tiene, su edificio -construido entre 1931 y 1944- es considerado un ejemplar único de la arquitectura art déco en Portugal.

Puente Don Luis I: inaugurado en 1886, el puente sobre el Duero que une Oporto con Vila Nova de Gaia es un auténtico emblema de la ciudad. Su construcción, caracterizada por su gran arco de hierro, se basó en un proyecto del ingeniero alemán Théophile Seyrig, socio de Gustave Eiffel.

Casa da Música: es una sala de conciertos diseñada por el arquitecto holandés Rem Koolhaas, que alberga a las orquestas Nacional do Porto, Barroca y Remix Ensemble. Su construcción se encuadró en el proyecto Oporto 2001-Capital Europea de la Cultura e inmediatamente se convirtió en un ícono de la ciudad.

Fundación de Serralves: está localizada en el Parque de Serralves, uno de los espacios abiertos más bellos de Oporto. Allí se emplazan la Casa de Serralves y el importante Museu de Arte Contemporânea de Serralves, un punto ineludible para conocer las expresiones artísticas actuales de Portugal.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping