Estas son las 5 ciudades con los mejores mercados de Navidad

Estas son las 5 ciudades con los mejores mercados de Navidad

Desde los clásicos mercaditos europeos, hasta los opulentos de Nueva York y Londres, un recorrido por cinco urbes del mundo con el mayor despliegue de puestos de regalos, gastronomía típica y decoración festiva. 

El espíritu navideño se manifiesta en muchas ciudades del mundo con elegantes decoraciones, luces callejeras, villancicos por doquier y pintorescos mercados que abren desde la mañana hasta la noche, ofreciendo sabores y productos típicos de cada lugar y divertidas atracciones para grandes y chicos.

Ya sea en un pueblito medieval de Alemania como Rothenburg ob der Tauber, donde todo parece salido de un cuento, o en grandes urbes modernas y cosmopolitas como Londres y Nueva York, vale la pena alguna vez en la vida cambiar el calor por el frío y celebrar las últimas semanas del año en uno de estos increíbles lugares.

Núremberg, Alemania

La ciudad presume tener el mercado de Navidad más famoso del mundo, y el más concurrido de toda Alemania. Desde hace casi cinco siglos recibe cada invierno a más de dos millones de visitantes que llegan atraídos por sus majestuosas calles peatonales con aires medievales.

El Christkindlesmarkt es el protagonista indiscutido de la ciudad: se celebra en la plaza central de Núremberg bajo un enorme árbol de navidad, con más de 180 puestos decorados con luces que venden artesanías, adornos, comidas regionales y dulces navideños.

Algunas de las delicias que se pueden saborear allí son las típicas lebkuchen (una especie de galletitas con miel, frutos secos y jengibre) y el glüwein (un vino caliente especiado), ideal para levantar la temperatura corporal.

Justo al lado del Christkindlesmarkt se encuentra otro mercado, dedicado a los más pequeños, con casas en tamaño miniatura, una pintoresca calesita, stands de hornear galletas, un tren a vapor y hasta un buzón para entregar listas de deseos.

Cuándo: Abre siempre el viernes anterior al primer domingo de Adviento. Este año arranca el 30 de noviembre y culmina el 24 de diciembre. Funciona todos los días de 10 a 21 horas y el día de Nochebuena cierra a las 14.

Cómo ir: A Núremberg se puede llegar fácil y rápidamente desde Fráncfort o Múnich en tren o en auto. La estación de tren principal se ubica en las afueras del casco antiguo, a sólo 15 minutos a pie del mercado de Navidad.

Praga, República Checa

El mercado de Navidad de Praga es el más grande del República Checa y uno de los más románticos de toda Europa. Durante diciembre, sus icónicas plazas -la de la Ciudad Vieja, la de Wenceslao, la de República y la de la Paz- se visten de gala y se iluminan con los colores típicos de la época.

El mercado más popular es el que sucede en la Plaza de la Ciudad Vieja, donde el 29 de noviembre se enciende un gigantesco árbol de Navidad. El lugar se llena de puestos de madera con techos rojos que ofrecen todo tipo de artículos de decoración y objetos artesanales hechos a mano.

Mientras tanto, los puestos de comida ofrecen degustar alguna de las especialidades gastronómicas típicas de Praga, como el jamón asado, la vánočka (un tradicional pan trenzado checo), un licor de miel caliente o una taza de svařák (vino caliente).

Lo mágico es que la Navidad se vive y se respira en Praga en cada una de sus calles y no sólo en sus mercados. Durante esta época, las principales arterias comerciales de la ciudad se visten con todo tipo de luces, guirnaldas y figuras navideñas. Pasear por la Catedral de San Vito, el Puente de Carlos, la pintoresca calle Karlova o el barrio Malá Strana se convierte en un verdadero espectáculo a pesar del frío.

Cuándo: Desde el 1 de diciembre hasta el 6 de enero de 2019, salvo el mercado que se hace en la plaza República, que cierra el 30 de diciembre. El mercado de la Plaza de la Paz abre más temprano: está desde el 20 de noviembre hasta el día de Nochebuena. Funcionan todos los días desde las 10 hasta las 22.

Cómo ir: La capital checa tiene muy buenas conexiones de transporte tanto aéreo como terrestre. El aeropuerto queda a unos 17 kilómetros de la ciudad y se puede llegar en taxi o combinando autobús y metro.

Londres, Reino Unido

Si Londres ya es en sí una ciudad alucinante, en Navidad su encanto se potencia: desde mediados de noviembre, sus calles se iluminan y se llenan de música y espectáculos a cielo abierto. Como tradición, desde el año 1947, en Trafalgar Square el 7 de diciembre se enciende un imponente árbol de Navidad.

En Hyde Park, desde el 23 de noviembre hasta el 6 de enero se instala Winter Wonderland, un parque temático que cuenta con más de 100 puestos y distintas atracciones que van desde una pista de patinaje sobre hielo hasta la recreación de un pueblo bávaro y espectáculos teatrales para niños. La entrada al parque es gratuita, pero el ticket para cada atracción hay que comprarlo.

A orillas del río Támesis con el Big Ben y el London Eye de fondo, Southbank es uno de los mercados más populares de la ciudad por sus puestos de comida y su mágica decoración escandinava; mientras que Christmas By The River, frente a las impresionantes vistas del Tower Bridge y la Torre de Londres, es otro de los spots imperdibles para visitar en esta época.

Por su parte, el mercadito navideño de Leicester Square, en pleno centro de Londres, es una de las opciones más turísticas de la temporada. Por su ubicación, es ideal visitar después de pasear por Oxford Circus o Covent Garden. Fuera del circuito de mercados, y muy cerca de Hyde Park, vale la pena ver la fachada de la tienda Harrods.

Cuándo: La mayoría de los mercados abre desde mediados de noviembre hasta unos días antes de Año Nuevo, salvo Winter Wonderland que se extiende hasta el 6 de enero y está abierto desde las 10 hasta las 22.

Cómo ir: La mejor manera de movilizarse por Londres y llegar a los distintos mercados es mediante el transporte público. Para ello conviene sacar la Tarjeta Oyster, que es gratuita y recargable. Para adquirirla hay que pagar un depósito de 5 libras, que luego se recupera al devolverla junto con el saldo no gastado.

Nueva York, Estados Unidos

La Navidad se enciende temprano en la Gran Manzana: ya en los primeros días de noviembre, después de los festejos de Halloween, la ciudad empieza a decorarse con adornos, guirnaldas y luces en sus calles.

Pero además de las espectaculares vidrieras que arman grandes firmas como Tiffany, Macy's y Bloomingdale's, y el gigante árbol de navidad del Rockefeller Center, Nueva York ofrece muchos mercaditos para disfrutar las fiestas.

En Union Square, una de las plazas más famosas de Nueva York, entre el 15 de noviembre y el 24 de diciembre se desarrolla un mercadito con muchos puestos de artesanías. En Bryant Park, al lado de la pista de patinaje del parque, se celebra desde el 27 de octubre hasta el 2 de enero el Bank of America Winter Village, con muchas tiendas y puestos de comida. Y en Columbus Circle, al lado del Central Park, se monta uno de los más elegantes de la ciudad desde el 28 de noviembre hasta el 24 de diciembre.

En tanto en la Grand Central Terminal, uno de los íconos arquitectónicos de Nueva York, se celebra en el histórico Vanderbilt Hall desde el 12 de noviembre hasta el 24 de diciembre un mercadito techado donde se venden obras de arte, ropa, accesorios, juguetes y objetos de decoración para el hogar.

Cuándo: Entre el 27 de octubre de 2018 y el 2 de enero de 2019. Todos funcionan hasta el 24 de diciembre, menos el Bank of America Inter Village at Bryant Park. Suelen abrir a la mañana, entre las 10 y las 11, y cierran cerca de las 20.

Cómo ir: La mejor forma de trasladarse en la Gran Manzana durante esta época del año es con subte. NYC Subway y Citymapper son dos buenas aplicaciones para no marearse con tantas líneas, letras, números y colores.

Rothenburg ob der Tauber, Alemania

Cada Adviento hace más de 500 años, Rothenburg ob der Tauber -una ciudad medieval del Estado de Baviera- se transforma en un verdadero cuento de hadas: sus coloridas callecitas y el aroma de las garrapiñadas de nueces y castañas se condensan bajo una mágica atmósfera invernal para celebrar Reiterlesmarkt.

El Mercado de Navidad de Rothenburg se conmemora desde el siglo XV y, junto con el de Núremberg, es uno de los más antiguos de Alemania. Cada año, como tradición, se inaugura con la llegada del mítico Rothenburger Reiterle, una especie de mensajero del más allá que, según creían los antepasados, flotaba en el aire junto a las almas de los muertos durante el invierno.

Durante los días que dura el mercado hay juegos infantiles, exposiciones, coros, conciertos, venta de artesanías, varios espectáculos culturales y, como no podía ser de otro modo, mucha gastronomía típica del lugar. Allí hay que probar las clásicas rothenburger schneeballen (bola de nieve), un dulce típico de Navidad elaborado con masa quebrada y decorado con azúcar glaseada.

Cuándo: Desde el 30 de noviembre hasta el 23 de diciembre de 2018. De lunes a jueves abre de 11 a 19 horas, y de viernes a domingo hasta las 20.

Cómo ir: La ciudad de Rothenburg está ubicada a unos 175 km. del aeropuerto de Fránkfurt y 90 km. del aeropuerto de Núremberg. Se puede llegar en auto o tren, viajando hasta Würzburg o Ansbach y desde allí empalmar con el tren regional.

Otros mercados para agendar

- En Estrasburgo, la capital Alsacia, está el mercado más antiguo de Francia. El más emblemático es el Christkindelsmärik, que se celebra junto a la catedral.

- En Austria también se instalan muchos mercados de Navidad, principalmente en Viena, Salzburgo e Innsbruck. El Art Advent, en la Karlsplatz (Plaza Carlos) es imperdible.

- El mercado de Navidad de Bruselas, Bélgica, se festeja con 250 puestos alrededor de la Gran Place, un gran árbol y una pista de patinaje sobre hielo.

- España no se queda atrás: en la Plaza Mayor se vive el mercado navideño más importante de Madrid desde el 24 de noviembre hasta el 31 de diciembre.