Cuáles son las 7 nuevas maravillas naturales de la Argentina

Cuáles son las 7 nuevas maravillas naturales de la Argentina

Tres son parques nacionales. De la votación online participó más de un millón de personas. Los elegidos fueron valorados en función de criterios como la espectacularidad escenográfica, la biodiversidad y la sustentabilidad

Luego de un año y más de un millón de votos, finalmente se seleccionaron las 7 (de 417 lugares nominados) Maravillas Naturales de la Argentina. La iniciativa, que busca concientizar sobre la conservación de las bellezas originarias del país, es parte de la misma propuesta que años atrás posicionó a las Cataratas de Iguazú como una de las maravillas naturales del mundo.

 

Salinas Grandes

Con una extensión de más de 12.000 hectáreas, en Jujuy se ubica el tercer salar más grande de Sudamérica. Este desierto blanco, al que se accede luego de atravesar la Cuesta de Lipán (a 4.170 metros de altura sobre el nivel del mar), tiene una antigüedad de entre 5 y 10 millones de años. La paulatina evaporación del líquido y sus componentes es lo que dio forma a ese salar que posee una costra con un espesor promedio de 30 centímetros.

Glaciar Perito Moreno

Ubicado a 80 kilómetros de El Calafate, es uno de los embajadores de la Patagonia y protagonista de un espectáculo natural que sólo se da cada tres o cuatro años, cuando su masa de hielo –que avanza de manera continua–, eventualmente se rompe y genera los célebres desprendimientos que congregan turistas de todo el mundo.

Parque Nacional Talampaya

Al sureste de La Rioja, este terreno atravesado por el cañón de Talampaya ofrece un paisaje cincelado por la progresiva erosión, los bruscos cambios de temperatura y la rotura de grandes placas tectónicas que derivaron en la formación de paredones colorados de hasta 150 metros de altura.

Selva Misionera

Con valles, ríos, vegetación subtropical y sierras que pueden llegar a los 800 metros, ese pulmón verde ocupa un 35% del territorio misionero. Más allá de su belleza natural, la zona no está exenta de paradojas: aunque es una de las regiones con mayor biodiversidad del planeta (hogar de unas 400 especies distintas de aves, además de fauna autóctona como el yaguareté o el tatú carreta), también es una de las áreas más amenazadas debido a los continuos desmontes.  

Río Mina Clavero

A 30 kilómetros de la ciudad de Mina Clavero, ese río –que en su nacimiento posee una espectacular caída de agua de 102 metros– es uno de los principales atractivos de Córdoba. Corre de este a oeste y atraviesa el Valle de Traslasierra, con un corredor de fondo rocoso que produce una corriente de agua cristalina y mineralizada, factor que empujó la creación de varios balnearios sobre sus costas.

Parque Nacional Nahuel Huapi

Bosques húmedos y fríos, nieves eternas en sus cerros más icónicos y una gran variedad de lagos, arroyos y ríos integran el parque nacional más antiguo del país. Su origen se remonta a 1903, cuando el perito Francisco Pascasio Moreno donó a la Nación una extensión de tres leguas cuadradas ubicadas en el límite entre las provincias de Neuquén y Río Negro, en el extremo oeste del brazo Blest del lago Nahuel Huapi.

Bañado La Estrella

Ubicado al norte de la localidad de Las Lomitas (Formosa), es el segundo humedal más grande de la Argentina. Gracias a las lluvias y los desbordes del río Pilcomayo, se encuentra inundado la mayor parte del año. Sus 400.000 hectáreas de superficie (el bañado tiene una extensión de 300 kilómetros y de 10 a 20 de ancho), lo convierten en el tercero más grande del Cono Sur. El área es esencial para una gran variedad de seres vivos con cada vez menos terrenos silvestres en los que vivir.