Vale $ 11.000

La historia del unicornio que quiere destronar a Stanley: empezaron haciendo faroles y hoy sus termos y mates son furor

William Coffin Coleman fundó su negocio en 1900 y su hijo lo diversificó hacia los productos de campamento. Hoy es manejada por la dueña de Sharpie y Liquid Paper.

A la hora de tomar mate, la yerba es uno de los elementos más importantes a elegir. Pero no el único. La temperatura del agua también es clave y ahí el termo entra a jugar su partido. Los Lumilagro están entre los más populares en la Argentina, mientras que, en los últimos años Stanley ganó lugar en la categoría premium. Sin embargo, existe otra marca de origen estadounidense que busca comerle mercado. Se trata de Coleman, manejada por los mismos dueños de Sharpie y Parker, que cuenta con una larga historia en el mundo outdoor.

William Coffin Coleman nació en 1870 en Chatham, Nueva York, y durante su juventud se las rebuscó de varias maneras para lograr salir a flote. Si bien no era muy bueno con los números, sí se destacaba como vendedor. Durante un recorrido por Brockton, Alabama, se cruzó con una lámpara que funcionaba a gasolina, diferente de las de kerosene que solía ver.

William Coffin Coleman, fundador de la compañía, murió en 1957.

Lo que más le llamó la atención era la brillante luz que emanaba. Coleman siempre había tenido problemas de visión, en particular durante la noche. Y esa lámpara le resultaba mucho mejor para poder leer cuando todo oscurecía. Primero empezó comercializándolas hasta que poco a poco fue armando un modelo propio y para el 1900 ya tenía armado su emprendimiento de lámparas a gas. Pronto se dio cuenta que su negocio no estaría en simplemente vender faroles, sino que su verdadero core era la iluminación. Pero para darse a conocer necesitaba pensar algo grande y que llamara la atención.

El despegue de Coleman

En 1905 se jugó el primer partido nocturno de fútbol americano al oeste del rio Mississippi entre Cooper College y Fairmount College. ¿Cómo fue posible? Los faroles Coleman iluminaron el estadio. El negocio creció de manera robusta, pero se topó contra la Gran Depresión. La compañía estuvo cerca de la quiebra, no obstante logró salvarse gracias al liderazgo de Robert Sheldon Coleman, hijo del fundador, quien consiguió volver a hacerla rentable en 1932. A su vez, diversificó su portfolio y se convirtió en una empresa exportadora.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Coleman estuvo presente en los campamentos de los ejércitos con su estufa que les permitía calentar y cocinar alimentos. En 1954 lanzó su refrigerador con revestimiento de plástico y en la década siguiente sumó carpas, bolsas de dormir y el foco pasó a estar puesto en los productos recreativos outdoor.

Salida familiar

Tras la muerte de Robert Coleman en 1988, su hijo Sheldon asumió la presidencia y dirección ejecutiva. Pero su mandato duró poco. En 1989 el banquero e inversor Ronald Perelman ofertó u$s 545 millones para quedarse con la empresa que pasó a ser una subsidiaria de MacAndrews & Forbes. La familia Coleman - dueña del 27% de las acciones - intentó realizar una propuesta superadora que no alcanzó a contentar a los accionistas. Para esa época la firma ya había producido más de 40 millones de faroles, su producto estrella.

Coleman asegura que sus termos mantienen el agua caliente por 36 horas.

Luego la marca Coleman pasó por varias manos. En 1998 fue adquirida por Sunbeam Corporation y esta operación valuó a la compañía en más de u$s 1000 millones. Tres años después Sunbeam se declaró en bancarrota y volvió al ruedo en 2002 bajo el nombre de American Household, la cual fue comprada por Jarden en 2004. Desde 2016 Coleman forma parte de Newell Brands (antes Newell Rubermaid), dueña de los electrodomésticos Oster, las lapiceras Parker y del Liquid Paper.

Coleman está registrada en la Argentina desde fines de los 80 y comercializa varios de sus productos de camping en su mercado local. Su termo de 1 litro se consigue por $ 11.000, por lo que se ubica en el mismo rango de precio que los Stanley. Al igual que su rival también juega en el segmento mate con su propio kit cebador.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios