Un argentino presidirá la filial de Mercedes-Benz

Hasta ahora, Manuel Mantilla fue responsable del negocio de vans en el país. Reemplazará a Roland Zey, quien volverá a Alemania, a ocupar un cargo global. Es el primer CEO surgido de la filial que la empresa tiene en 68 años

Un argentino presidirá la filial de Mercedes-Benz

Desde el 1o de mayo, Manuel Mantilla será el presidente de Mercedes-Benz Argentina. El ejecutivo, de 45 años, sumará esa responsabilidad a su actual función de managing director de Vans para el país. Reemplazará a Roland Zey, quien retornará a Alemania como head global de Aftersales Vans. Así, habrá cerrado su segundo ciclo al frente de la filial, cuyo volante tomó entre 2010 y 2014, y entre el 1o de enero de 2018 y los primeros cinco meses de este año. En su segundo paso, además de de CEO de Mercedes-Benz Argentina, fue managing director de Vans para América latina.

Es la primera vez que, en 68 años, la filial de la estrella tiene un presidente surgido de la filial. Los únicos antecedentes previos de argentinos fueron Juan Manuel Fangio, quien presidió el directorio en los '60 y '70 -luego, fue presidente honorario hasta su fallecimiento, en 1995- aunque las funciones ejecutivas estaban a cargo del management de la empresa. El otro caso fue Jonathan Holcomb, quien presidió la entonces filial subsidiaria de Daimler-Chrysler entre 2000 y 2004. Nacido en la Argentina, sin embargo, era un expatriado que había desarrollado casi toda su carrera en el exterior.

Casado, con dos hijos, Mantilla es licenciado en Administración de Empresas, recibido en la Universidad Católica Argentina (UCA). Tiene un MBA, obtenido en la Lehigh University, de Pennsylvania. Ingresó a Mercedes-Benz en 2009, como gerente de Ventas de Vans. En 2014, asumió como managing director de Vans, con lo que asumió la responsabilidad integral del negocio de vans para el mercado argentino. El nuevo CEO de Mercedes-Benz Argentina tiene más de 20 años de experiencia en la industria automotriz, donde ejerció distintas funciones de marketing y ventas para General Motors en la Argentina, Italia y Alemania.

En el mundo automotor, se lo conoce como "el padre de la Clase X", al haber sido él quien, en 2011, presentó el caso de negocios para producir la primera pick-up en la historia de la marca.

Precisamente, uno de sus principales desafíos será el inicio de ese proyecto, cuyo arranque de producción, previsto para este año, hoy está en punto muerto. La pick-up de Mercedes-Benz sería una de las tres que alumbraría la inversión conjunta de u$s 600 millones entre Nissan, Renault y la automotriz alemana en Córdoba. Con un objetivo de producción de 70.000 unidades anuales, de momento, sólo se harán 16.000 de la marca asiática.

El año pasado, en su planta de González Catán, Mercedes-Benz fabricó 20.000 unidades, de las cuales 17.000 fueron de Sprinter. Para 2019, proyecta otras 17.000 unidades del modelo, principalmente, por la demanda brasileña. Este año, la marca lanzará su nueva versión, desarrollada tras una inversión de u$s 150 millones.

De las 2200 personas que trabajan en el complejo Juan Manuel Fangio, 1800 están abocadas a este producto. La línea de montaje de utilitarios trabaja a dos turnos. En cambio, la de buses y camiones opera sólo a uno. No fue el único ajuste productivo. En enero, por la caída de ventas en la Argentina y, sobre todo, Brasil, la empresa también bajó la palanca de la Vito, van pequeña lanzada en 2015 y en cuyo desarrollo había invertido $ 1250 millones entre 2013 y su presentación.

Comentarios1
Eduardo Tubia
Eduardo Tubia 08/04/2019 06:09:08

Es un profesional de los escalones de entre 45/50 años, preparado, igual que un familiar mío que trabaja en una empresa Británica y que tiene liderazgo en Inteligencia Artificial y Big Data. Quienes se han preparado pueden afrontar los desafíos


Recomendado para tí