A prueba: Fiat Argo 1.3 y 1.8

El hatchback del segmento se caracteriza por tener un buen equipamiento, un interior confortable con buena calidad de terminaciones y dos variantes de motorizaciones.

Fiat renovó la gran mayoría de sus modelos en los últimos años. Llegó el nuevo 500, los Abarth, el 500X, el Argo, el Cronos, el Tipo y un poco más alejados el Mobi y la Toro. En poco más de 24 meses, la marca italiana reemplazó a toda su gama con el objetivo de mostrar nuevos productos. En el segmento B de los hachtbacks apareció el Argo, un modelo que se comercializa en nueve versiones que van desde los $329.900- hasta los $407.860-.

Su diseño exterior está bien logrado. Tanto el Fiat Cronos, su hermano sedán, como este modelo tienen líneas novedosas que continúan la estética que trajo la Fiat Toro y que no tienen nada que ver con la vieja guardia de la marca italiana. Hay que destacar que la estética salió del Centro Stile Fiat Latam, liderado por el alemán Peter Fassbender, y tomó rasgos de varios modelos del grupo. Partes del Mobi, otras de la Toro y se dejan ver algunos detalles de Alfa Romeo.

Fiat Argo
El Fiat Argo se comercializa con dos motorizaciones y dos transmisiones.

Sus dimensiones son más amplias que las que tiene el Fiat Palio, modelo al que reemplaza. Tiene un largo de 3998 mm, un ancho de 1724 mm, un alto de 1501 mm y una distancia ente ejes de 2521 mm. Las medidas son más similares a las de un Fiat Punto que a las de un Palio. Está desarrollado sobre la nueva Plataforma MP1 de FCA.

Por supuesto, dependiendo la versión la estética cambia. Los modelos de entrada de gama (Drive) tiene como opccional las llantas de aleación de 15 pulgadas. En el Precision las 15" son de serie pero se puede "pedir" con 16". Y el HGT tiene de serie unas 17" y suma detalles en rojo, faladones, alerón y escapes deportivos.

El interior del Fiat Argo es lo más destacado. El espacio para los pasajeros y la calidad de la terminaciones es superior a los que se ve en el segmento. Son incomparables con los que ofrecía el Palio. Ahora es todo mucho mejor aunque todos los materiales sean plásticos duros. Suaves al tacto, no hay ruidos y las terminaciones son buenas.

Fiat Argo
El interior es de los más destacado del modelo.

Comenzado por la entrada de gama, tiene un instrumental completo con una pantalla de 3,5 pulgadas en el centro que muestra la información de la computadora de abordo. La Precision agrega un display digital de cinco pulgadas -el mismo que tiene el Cronos y la Toro-.

La consola central ya no existe más. El centro está divido en tres partes. Por debajo tiene los comandos del aire acondicionado o el climatizador, dependiendo la versión. En el centro, que tiene una terminación satinada con tres salidas de aire. Por encima, flota la pantalla multimedia touch de siete pulgadas que es de serie en las Precision y HGT, y es opcional en la Drive. Esta pantalla cuenta con navegador, cámara de retroceso y el sistema Mirror Screen que trabaja con Apple Car Play y Android Auto.

La posición de manejo es correcta. No tenes el confort de un modelo de un segmento mayor ni hay quejas por incomodidad. La butaca y el volante se regulan y eso de la posibilidad de encontrar la posición correcta. Tanto adelante como atrás, el espacio es amplio. Por último, el baúl tiene una capacidad de 300 litros y la capacidad de tanque del combustible es de 48 litros.

Fiat Argo
La Firefly es una de las nuevas motorizaciones de FCA.

En semanas continuas pudimos probar los dos motores del Fiat Argo. Está disponible con un Firefly de 1.3 litros y 8 válvulas que alcanza los 99 caballos de potencia y el histórico E.torQ 1.8 16v que desarrolla unos 130 cv. El 1.3 se asocia con una caja manual de cinco velocidades y el 1.8 tiene la opción automática Aisin de seis cambios que se ofrece en otros modelos de la marca y en vehículos del Grupo PSA.

El Firefly 1.3 tiene buena respuesta en baja y se nota que está pensado para ser un auto para la ciudad. Fuera de ella, muestra sus limitaciones porque a 120 km/h y en quinta velocidad trabaja por encima de las 3.800 rpm. A su vez, el E-Torq de 16 válvulas y 1.8 litros es suave y progresivo. Desde bajo régimen hasta las 3500 rpm siempre tiene una respuesta aceptable en aceleración. Lo que te da esta segunda opción es un poco de descanso de rpm a velocidad de autopistas.

Por el lado del consumo, el 1.3 es correcto pero no llega a los números que te puedo ofrecer un Volkswagen Up! o un Fiat Mobi. En el ciclo mixto gasto unos 7,8 l/100 km. El 1.8 elevó los niveles en la misma distancia y recorrido a unos 9,2 l/100 km.

Fiat Argo
El equipamiento tiene un buen nivel.

El equipamiento es acorde al segmento. En las variantes tope de gama se puede encontrar: cámara de retroceso, control de estabilidad y de tracción, faros antiniebla delanteros, climatizador automático, espejos plegables eléctricamente, llave inteligente, tapizado de cuero, cuatro airbags y sensores de lluvia y crepuscular. Los menos pretenciosos se pueden conformar con la versión entrada de gama (Drive) que cuenta con lo mínimo exigido por Ley: doble airbag frontal, frenos ABS y anclajes Isofix.

Fiat hizo una gran apuesta con estos últimos lanzamientos. Con todas las novedades y la calidad de cada uno de ellos está en condiciones de volver a los primeros puestos en ventas.

El Argo es un auto para la ciudad y es por eso que nuestra elección (entre las dos opciones) es la variante entrada de gama. La motorización 1.3 es la que más acompaña para el uso citadino. La caja manual de cinco es algo molesta por la relaciones cortas en las primeras marchas pero creo que está pensada para el transito constante.

Fiat Argo
Las líneas estéticas tienen la última tendencia de la marca.

Lo más destacado es el interior. Tiene buen espacio, los materiales son buenos y el equipamiento es variado por la gran cantidad de versiones que están disponibles en el mercado argentino. ¿Contras? Por ahí el confort de marcha pero es el habitual que ofrece Fiat en sus modelos.

Los valores de las dos versiones probadas son: 1.3 Drive MT $329.900- y 1.8 Precision MT Technology $390.500-. La garantía es de tres años o 100 mil kilómetros.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí