Opinión

Alianzas clusterizadas: herramienta para potenciar las cadenas de valor

El siglo XXI demanda organizar sus cadenas de valor en clústers, marcando el rumbo de un necesario ordenamiento territorial sustentable del sector,

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 17 de la Agenda 2030 propone fortalecer alianzas para combatir la pobreza y lograr un desarrollo en favor de todas las personas, movilizando e intercambiando conocimientos, capacidad técnica, tecnología y recursos financieros para lograrlo en todos los países, en particular en aquellos en vías de desarrollo.

Me anima pensar que este ODS sea el faro que guíe el camino de la Argentina para lograr convertir los problemas en prosperidad inclusiva. El petróleo, el gas y la minería se presentan como sectores cuya matriz productiva podría triplicarse, o más, en un par de décadas y esto se trasladará directamente a las pymes y las oportunidades de capacitación y empleo.

Las exploraciones en la cuenca de Vaca Muerta abarcan el ocho por ciento del territorio neuquino, cifra que ya se anunció que será del 20 por ciento en unos años. Y si tienen éxito las nuevas exploraciones offshore en el Mar Argentino a la altura de la provincia de Buenos Aires, se duplicarían las reservas del país, provocando una expansión de la cual no tenemos dimensión.

Como consecuencia, las empresas del primer anillo del sector energético multiplicarán la demanda de una cadena de valor preparada, competitiva y con capacidad de proveer a uno de los sectores más exigentes. Empresas como YPF, Pampa Energía, Pan American Energy, Petronas, Pluspetrol, Shell, Tecpetrol están trabajando en identificar y ayudar al desarrollo de pymes proveedoras, ya que las actuales son insuficientes para la provisión de insumos, servicios y recursos humanos necesarios en el Oil & Gas que hoy genera más de 100 mil puestos de trabajo directo en todo el país.

Sin duda es la razón por la que en los últimos años comenzó a tomar velocidad la creación de los clusters de proveedores para esta industria y quedó en evidencia su valor en el reciente evento AOG Patagonia 2022 organizado por el IAPG. Cabe repasar que un cluster es una concentración de empresas de igual sector en una zona geográfica determinada o relacionadas para trabajar juntas y fortalecerse, que comparten la voluntad de asociarse para un fin común.

De igual manera la minería del siglo XXI demanda organizar sus cadenas de valor en clústers, marcando el rumbo de un necesario ordenamiento territorial sustentable del sector, el cual cuenta con 87 proyectos mineros en todo el país que presentan distintos grados de avance: 17 en producción, 3 en etapa de construcción o ampliación, y otros 12 que ya anunciaron su factibilidad técnica y económica, algunos muy grandes en Catamarca, San Juan, Santa Cruz y Salta. Hablamos de un sector que va a dar grandes oportunidades a las pymes pero que también les va a exigir estándares internacionales.

En 2018 la Argentina ya tenía 50 clusters industriales que reunían a 10.000 empresas, mayoritariamente pymes, que se beneficiaron al agruparse para aumentar su productividad y ampliar horizontes. Algunos ejemplos son el clúster de semilleros en Venado Tuerto, los de maquinaria agrícola en el centro del país, aquellos que agrupan empresas de tecnología, muebleros en provincia de Buenos Aires, los limoneros en Tucumán, entre muchos otros. Pero hoy, la transición energética que empezamos a vivir, exige estas mismas soluciones urgentes para el despegue de las pymes, en las que la unión hace a la competitividad.

Ya encontramos clústers del petróleo y gas en formación agrupados en un mismo predio preparado para la industria, como son los parques industriales y logísticos que hoy se están desarrollando en Neuquén y Río Negro. Casos como Río Neuquén Distrito Industrial donde ya plantó bandera el Grupo Logístico Andreani y ArBox, con su nuevo concepto de naves pymes; Añelo Industrial; el Parque Industrial Neuquén; y otros diez desarrollos, así como algunos de los 22 parques rionegrinos, que apuntan a generar ese espacio de sinergia pyme.

En otros casos, surgieron los agrupados como organización sectorial, entre los que se encuentran el Clúster de Petróleo, Gas y Minería de Córdoba; el Clúster de Energía de Mar del Plata; el Grupo Argentino de Proveedores de Petróleo (GAPP) y el Cluster Vaca Muerta, o el que comenzó a impulsar la provincia de Santa Fe.

En la minería, un ejemplo está en San Juan que tiene un proyecto en etapa de construcción en Josemaría, de cobre y oro, a partir del cual se está trabajando en el desarrollo de un cluster minero en la zona de Iglesias de unas 300 hectáreas e impulsado por todos los protagonistas público-privados. Más de cien empresas trabajan para el sector en San Juan, de las cuales el 80% son pequeñas empresas y están participando en la formulación del desarrollo desde el día cero, en el que está trabajando la Cámara de Proveedores Mineros de San Juan y el Andreani Desarrollos Inmobiliarios desde su génesis.

Alianzas clusterizadas para alcanzar los objetivos es la solución pyme para aprovechar las importantes inversiones, sean organizaciones sectoriales o territoriales como los parques industriales y logísticos. La clave está en esos objetivos iniciales, donde el primero en la lista debe ser el desarrollo humano y el cuidado de su hábitat.

*Directora CONEXIÓN PARQUES, medio especializado. Integrante del Consejo Asesor de Arena Pública Consultores y de la Red Mujeres de la Industria Argentina.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios