El Cronista en Washington

Un futuro sin cigarrillos y libre de humo: en qué está trabajando la industria tabacalera

Los grandes jugadores del sector quieren convertir a los fumadores en consumidores. La clave es hacer desaparecer al cigarrillo clásico para dar lugar a dispositivos electrónicos e inteligentes, que permitan fumar sin combustión. Cómo será el mundo libre de humo

Parece una ironía, pero la industria tabacalera busca eliminar el cigarrillo y quiere convertir a los fumadores en consumidores inteligentes a través de la tecnología con dispositivos libres de humo. En ese sentido, los cigarrillos inteligentes  y vapeadores toman la delantera en el futuro de este mercado.

Durante la 6° edición The E-Cigarette Summit en Washington D.C, Estados Unidos, los principales jugadores de la industria debatieron el presente del sector con un claro mensaje: el tabaco no es un hábito saludable pero, para aquellos que eligen consumir nicotina y no pueden dejar de hacerlo, la clave es invitarlos a que se inclinen por productos que reduzcan los riesgos.

Inédito: Dinamarca ideó un plan para que los nacidos a partir de 2010 nunca lleguen a fumar

Así funciona el dispositivo 'libre de humo' de última generación

En pocas palabras, la industria busca hoy dejar de vender humo. ¿Cómo intenta hacerlo? A través de  los cigarrillos electrónicos, del sistema de tabaco calentado y productos orales modernos. Estos utilizan distintos métodos para liberar la nicotina, pero comparten un rasgo común: no producen humo

Cómo son los cigarrillos del futuro

 Los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentado calientan una sustancia -tabaco o una solución líquida de nicotina- para crear un aerosol o vapor saborizado, que se conoce como vapeo. El aerosol, similar al humo, contiene una combinación de partículas suspendidas en gas. Pero el aerosol no incluye partículas sólidas y cuenta con menor cantidad y niveles promedio de sustancias químicas dañinas, comparado con el humo del cigarrillo.

Iqos, el cigarrillo inteligente de PMI que calienta el tabaco

"En principio, hay que tener en claro que la nicotina genera adicción, por lo cual no es recomendable. Pero el principal problema está en la combustión que se genera al fumar. El humo es tóxico y, al eliminarlo, se reducen los riesgos drásticamente", explica Andrea Constantini, Head of Regional Scientific Engagement LA&C de Phlips Morris Internacional (PMI), la tabacalera más grande del mundo.

Durante el summit, los investigadores y médicos coincidieron en que existe un riesgo continuo al fumar. Pero, "si bien el consumo de nicotina sin combustión no es inocuo, es mucho menos perjudicial que el consumo de cigarrillos convencionales", remarcó Neal Benowitz profesor de medicina de la Universidad de California, San Francisco durante el evento.

Según los especialistas, la principal fuente de enfermedades relacionadas con el tabaquismo son los altos niveles de químicos daninos y potencialmente daniños encontrados en el humo del cigarrillo

Son muchas las industrias que se ven obligadas a adaptarse a un nuevo mundo. Sin lugar a dudas, el negocio tabacalero es uno de ellos. Solo en Philips Morris, más de 930 científicos, ingenieros y técnicos están hoy dedicados a la investigación y desarrollo de cigarrillos libres de humo.

La nicotina existe y son muchos quienes la consumen. Lo que se busca es que su consumo sea menos dañino. En ese camino, las tabacaleras invierten millones en investigación y tecnología que apunta a sus productos libres de humo.

PMI ya tiene presencia en más de 10 mercados a nivel mundial en donde  los productos libres de humo representan más del 50% las ventas. En pocas palabras, le ganan al clásico cigarrillo.

Polémico: peligran 26.000 kioscos por un proyecto que busca prohibir la venta de cigarrillos en territorio bonaerense

Impulsan un proyecto para garantizar la transferencia automática del Fondo del Tabaco

Es que la ausencia de humo reduce significativamente el nivel promedio de sustancias químicas dañinas en comparación con los cigarrillos. No son completamente libres de riesgo y liberan nicotina, que es adictiva, pero son una opción mucho mejor para los adultos que seguir fumando. 

¿Qué pasa en la Argentina?

Si bien el consumo de tabaco fue cayendo en muchos países durante los últimos años, hoy la curva muestra un amesetamiento. Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, para 2025, habrá en el mundo más de 1000 millones de fumadores. La realidad es que, en un año, 9 de cada 10 fumadores adultos no dejan de hacerlo.

En la Argentina, hay más de 7 millones de fumadores y las tecnologías alternativas todavía están lejos del llegar al país. 

La ANMAT aún no autorizó la venta del cigarrillo electrónico pese a que se puede conseguir muy fácilmente es ilegal. Y los dispositivos que calientan tabaco aún no fueron lanzados en el mercado local.

Si bien dice que es real que la cantidad de sustancias dañinas que tiene el cigarrillo electrónico son menores a las del convencional, no hay evidencia terminante de que no produzca daños en la salud, se explicó en el summit.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios