Impulso del agro

Fabricantes de maquinaria agrícola proyectan crecimiento de 20% este año

Luego de un 2023 con una fuerte caída en las ventas, los fabricantes de maquinaria agrícola esperan un buen año a causa de la que podría ser 'la segunda mejor cosecha de la historia'

En esta noticia

Tras un 2023 para el olvido, y motivados por la que podría ser 'la segunda mejor cosecha de la historia', fabricantes de maquinaria agrícola esperan una recuperación del 20% en las ventas para 2024. A pesar de que estiman que el primer semestre del año será difícil, el sector basa su optimismo en la mejora de las condiciones climáticas, el sinceramiento del tipo de cambio, una menor presión impositiva, y los incentivos a la inversión.

"Este año promete ser positivo en términos de producción, y, con algunas variables a favor, el campo podría experimentar una cosecha excepcional", sostiene un comunicado de la Comisión de Maquinaria Agrícola de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara). 

De cara a 2024, el organismo espera un crecimiento de entre 30% y 40% para el agro, por lo que, "parte de esa mejora en la actividad, se va a traducir en maquinaria e inversión".

Es que, el año pasado terminó -como consecuencia de la sequía- con una caída en el patentamiento de maquinaria especializada. De hecho, según datos de Acara, en 2023 se vendieron 7035 unidades. Esto significó un 9,2% menos que las 7750 vendidas en 2022.

Se trató de un fuerte freno en el sector, porque la actividad venía de un 2022 récord, ya que se superaron las ventas de 2017, un año consagrado como el pico más alto en materia de ventas, que estuvo impulsado por el precio estable de los granos y la inversión en bienes durables como refugio de la inflación y la dificultad para comprar dólares.

A pesar de que, por lo general, el primer trimestre marca la tendencia del año, Eduardo Borri, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), aseguró a Télam que esperan un aumento del 20% en las ventas durante el segundo semestre de 2024.

La apuesta de Indecar

En este contexto, los fabricantes de maquinaria especializada apuestan a ese crecimiento, no solo por el aumento en la producción de unidades que se destinarán al mercado interno sino que también lo hacen con vista a la exportación.

Tal es el caso de Indecar, una firma de Carmen de Areco que se dedica a la venta de maquinaria agrícola y anunció recientemente una inversión de u$s 2,5 millones para construir su propio Centro Agro Tecnológico Experimental.  Este, se utilizará para investigar, desarrollar y demostrar las tecnologías y herramientas del agro, así como también, se podrá ver y probar la aplicación de la maquinaria al campo.

A su vez, la fabricante de maquinaria agrícola comenzó a construir una nueva nave industrial que tendrá un total de 2000 metros cuadrados cubiertos, que se sumarán a los 6 mil ya existentes, traduciéndose en una expansión del 33% del área cubierta de la fábrica.

De acuerdo con Gastón Ricardo, el presidente de la compañía, todo este equipamiento permitirá agilizar notablemente la producción, y, además, reducirá de manera sustancial los costos operativos, los tiempos de fabricación, la complejidad logística y el impacto ambiental, manteniendo la misma calidad de terminación y, a la vez, ganando en escala productiva y competitividad en el precio de los productos.

Hasta antes de la guerra entre Rusia y Ucrania, Indecar exportaba sus productos a ambos países, así como también a Italia, Alemania y Argelia. Con el impacto del conflicto esas relaciones se cortaron, aunque ya se encuentran en tratativas para establecer relaciones comerciales con Bolivia y Uruguay. Sin embargo, la mayor apuesta de la compañía será llegar a Estados Unidos, el mercado más grande del mundo.

Exportaciones y suba de retenciones para el agro

De aprobarse la 'Ley Ómnibus' en el Congreso, el sector deberá enfrentar un 2024 marcado por un aumento en los derechos de exportación. El Gobierno ratificó, en el proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, que buscará aumentar las retenciones a algunos productos como el trigo, el maíz, la soja y la carne vacuna.

En este sentido, el proyecto de ley pone un piso del 15% para todas las exportaciones, con excepción de 18 productos de economías regionales que quedarán en 0 por ciento. La norma indica, además, que aquellos sectores que ya estuviesen por encima de ese porcentaje no serán modificados, aunque establece la actualización del 33% para los subproductos de soja (harinas y aceites).

De esta manera, tanto el trigo y el maíz, que, en la actualidad, tienen una alícuota del 12%, como la carne y la leche -hoy tributan un 9%- pasarán a pagar un 15 por ciento.

"Estamos a la espera de ver la letra chica de las medidas, así como también su publicación en el Boletín Oficial", sostuvo un productor agropecuario de la Provincia de Buenos Aires.

Tras el fuerte impacto de la sequía en el sector, que provocó una caída en el ingreso de dólares, según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el complejo agrario exportó u$s 19.742 millones en 2023.

A pesar de que se trata del valor más bajo desde 2009, y arroja una caída del 53% respecto a 2022, cuando se exportaron u$s 39.501 millones, el organismo prevé una recuperación de cara a 2024.

De hecho, según estimaciones de la BCR, este año, el sector exportará un total de u$s 29.170 millones. De concretarse, se trataría del tercer mejor año de la historia, luego de 2021 y 2022.

Temas relacionados
Más noticias de Maquinaria agrícola
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.