Minería

Litio, cobre y oro: los empresarios mineros coinciden en que "Argentina reúne todas las oportunidades y riesgos juntos"

Los empresarios mineros coincidieron en que el litio, cobre y oro se podrán desarrollar si las condiciones económicas mantienen la posibilidad de que los proyectos sean rentables.

Mientras los proyectos de litio están en pleno apogeo con más de u$s 3000 millones de inversiones en la Argentina y el cobre espera despegar con megaproyectos como Josemaría en San Juan, las minas de oro atraviesan dificultades en sus operaciones porque pierden rentabilidad. Sucede que como coincidieron los CEO más importantes del sector reunidos en la feria Arminera, "Argentina reúne todas las oportunidades y todos los riesgos a la vez".

La frase fue del número uno de Allkem, Martín Pérez del Solay, la compañía opera el proyecto de litio Olaroz en Jujuy, en joint venture con Toyota Tsusho y la provincial Jemse (Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado). El ejecutivo explicó que en el país "tenemos la ventaja de ser los primeros en producir litio en esta medida, por los importantes recursos que tenemos. Que todo el mundo nos busquen y ser la figurita difícil parece raro porque somos la Argentina. Hay incertidumbre permanente y está la tentación por sacar la fruta antes de que madure por la necesidad de corto plazo, que perjudica al largo plazo. Todos quieren meter la cuchara", sentenció.

Pérez del Solay dijo que para evitar esa situación "hay que ordenar el crecimiento y generar los incentivos para que el litio y toda la minería se desarrolle". Y por supuesto, aclaró, creando un entorno donde las empresas son rentables. "El mundo capitalista va a donde mejores retornos tienen", señaló.

El ejecutivo de la compañía que está en plena operación de fusión con la estadounidense Livent, ambas con proyectos de litio en la Argentina; fue optimista: "Tenemos ventajas competitivas en un mundo que demanda litio. En los próximos siete años, el mercado del litio va a crecer cinco veces. Tenemos que estar al día".

A Marcelo Álvarez, al frente de Barrick con Veladero como mina de oro insignia del país, le tocó hablar del impacto que tienen los proyectos hoy y la proyección de que en los próximos 10 años no se sumen nuevos. 

"La situación es muy compleja para la inversión y la operación. Las variables macro no contribuye al desarrollo futuro de la minería del oro porque las trabas para girar utilidades del país y la brecha cambiaria, quita recursos a la operación. Es decir, quita vida útil y se deja de invertir más", explicó en su exposición.

La producción de oro en el país llega a alrededor de 2032, dijo el ejecutivo, "y no tenemos exploración avanzada en el país que indiquen próximos proyectos a desarrollar".

Para Álvarez, deben "encontrarse mecanismos de incentivo para pymes mineras y lograr un diálogo compartido entre el sector público y el privado. La tensión permanente entre los empresarios que ‘las queremos todas' y que queremos menos impuestos, y los Estados tentados a poner mas impuestos, tiene que terminar. Debe haber un punto intermedio".

El número uno de Barrick en el país advirtió que "no se trata solo de arreglar la macro sino que hay que pensar entre todos cómo hacer rentables los proyectos, que sean viables. Tiene que haber una mesa de trabajo de entendimiento para hacer que los proyectos que están listos para salir sean una realidad".

El turno de hablar de cobre fue tomado por Alfredo Vitaller, VP de Asuntos Corporativos de Proyecto Josemaría. Esta mina gigante de cobre, que demanda una inversión de más de u$s 4000 millones, será central para desarrollar el sector. 

"Cuando se piensa en generación de energía y transporte de esa energía, se debe pensar en cobre. Hoy el mundo produce 26 millones de toneladas de cobre y en 2035 se necesitarán 50 millones. Ya se sabe que habrá un déficit de 10 millones de toneladas, incluso Estados Unidos sabe ya que para 2035 va a tener déficit de hasta un 70%. Argentina tiene ventana de oportunidad porque el mundo ya sabe que la necesita", dijo Vitaller.

El ejecutivo recordó que actualmente hay cinco proyectos en el país, que comenzarán a producir de forma escalonada. "Si arrancan al mismo tiempo explota el país porque no hay infraestructura", ironizó. 

Con el ingreso de esos proyectos a la producción, según Vitaller, la Argentina ingresará en el top ten mundial del cobre. "En los próximos 15 años, habrá unos u$s 20.000 millones de inversión y unos u$s 12 de exportación cuando empiecen a vender al mundo".

Pero a la vez, el ejecutivo advirtió que "Todos esos números maravillosos se pueden dar si se dan las condiciones necesarias. Los objetivos en los que hay que trabajar no son inalcanzables y harían que tengamos la dinámica para que la Argentina deje de depende solo de un sector para crecer"..

Temas relacionados
Más noticias de Litio

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.