Expansión

Le Blé crece con locales y nuevos formatos y busca destronar a Le Pain Quotidien

Le Blé nació hace 14 años en Colegiales. Hoy, tiene 35 locales y prevé abrir nuevas sucursales. Cuánto cuesta poner una franquicia y qué conceptos lanzará

Hace 24 años, Paul Petrelli y Donatienne Fievet abrieron en Álvarez Thomas y Céspedes, en Colegiales, el primer local de Le Blé. Hoy, ya son 35 las sucursales que funcionan en el país y van por más. Con espíritu europeo pero impronta local, la marca busca desplazar a su principal competidora: Le Pain Quotidien, la cadena belga que proyecta terminar 2022 con 36 locales en la Argentina.

Le Blé continuará abriendo franquicias, lanzará nuevos formatos, y, en una semana, se mudará a un nuevo centro de producción y distribución, en el que invirtió $ 60 millones para ganar escala sin perder su esencia artesanal. Quintuplicará la capacidad de elaboración para dar respuesta a la creciente demanda de los puntos de venta, que se expanden por el territorio nacional y esperan llegar al exterior el año que viene con sus croissants, panes de estilo francés, tazones de café y platos caseros.

Grido invierte u$s 50 millones: los planes de la heladería más grande de América latina

Trajeron las donas al país y se expanden al mundo, incluso a EE.UU.

la Expansión de Le Blé  

La pandemia no detuvo el crecimiento de la firma gastronómica. En cuarentena, cortó las cintas de nueve tiendas. Superado el momento más crítico del coronavirus, apuesta por consolidar la expansión, con el auge que vive el sector. 

En las últimas semanas, abrió cinco locales y firmó contratos para que se sumen otros dos. Para 2023, el plan contempla la inauguración de, al menos, seis más. Petrelli, argentino que maneja el negocio junto a su esposa belga, adelanta que evalúan comenzar la expansión internacional el año próximo.

"Tenemos ese proyecto. Ahora, nos enfocaremos en quintuplicar la capacidad. El centro de fabricación que teníamos en Colegiales, barrio en el que nació la marca, nos quedó chico. Nos mudaremos a uno cercano a cuatro cuadras, ubicado en Arredondo y Conesa, cinco veces más grande, para producir más y mejor, pasando de una superficie de 200 metros cuadrados a una de 1000", anticipa. Desde allí, se abastecerá a los locales operativos y a los que abrirán más adelante.

Según Le Blé, la gente valora el producto y el servicio, que siempre conserva la calidad de la materia prima.

Petrelli y Fievet se conocieron cuando ambos trabajaban en Chile para la aerolínea LAN. Se instalaron en la Argentina, luego de hacer carrera corporativa y vivir 22 años en el exterior. Así fue que el matrimonio argentino-belga fundó la empresa.

"Cuando en 1998 ideamos la marca, no existían en el país propuestas gastronómicas como la nuestra. Hoy, hay muchas en el mercado. En estudios de benchmark, nos damos cuenta de que la gente valora el producto y el servicio. Siempre conservamos la calidad de la materia prima: la mejor manteca, la mejor harina. Eso marca la diferencia", sostiene Petrelli en relación a la proliferación de boulangeries.

Le Blé nació como un emprendimiento barrial y apuesta por seguir creciendo en esa dirección, reivindicando las cafeterías y panaderías artesanales porteñas con el touch de la influencia europea. 

Le Blé nació como un emprendimiento barrial y apuesta por seguir creciendo en esa dirección.

"Empezamos en Colegiales y nos expandimos a más barrios. Ya estamos presentes en Villa Urquiza, Villa Crespo, Almagro y Boedo, entre otros tantos", describe el cofundador. Su fuerte son los desayunos y las meriendas, pero, de a poco, gana lugar su carta de almuerzos y cenas.

En sus tiendas, se consiguen tanto croissants como medialunas. Fue decisión de sus dueños que convivan ambas. Fueron los primeros en traer las mesas largas comunitarias, y, según ellos, en ofrecer el avocado toast. "Siempre buscamos innovar", asegura Petrelli.

CUÁNTO CUESTA UNA FRANQUICIA DE LE BLÉ Y DÓNDE ESTÁN LOS LOCALES

La expansión futura de Le Blé será por medio de franquicias, como ocurrió en el último tiempo. De los 35 locales que hoy tiene la marca en el país, solo cuatro son propios.

Las sucursales se encuentran, principalmente, en la Ciudad de Buenos Aires, pero hace unos meses la cadena comenzó a expandirse por la Provincia y llegó a localidades como Villa Ballester, Parque Leloir y La Plata. Ya tiene dos ubicaciones en San Fernando del Valle de Catamarca, por ahora, los únicas en el interior.

Para 2023, el plan de expansión contempla la apertura de, al menos, seis Le Blé.

La marca ofrece dos tipos de franquicias: el formato café-restó con salón y la modalidad de panadería con un tamaño más chico con solo take-away. "Hay que calcular una inversión inicial de u$s 120.000, que incluye el fee y todos los gastos para comenzar. El recupero se alcanza entre 24 y 30 meses", describe Petrelli. 

Próximamente, se lanzarán dos modalidades: petite café, un mix entre las que funcionan actualmente, con foco en la pastelería, la panadería y el café al paso; y food-trucks para locaciones fijas e itinerantes para eventos. 

Pero eso no es todo. Inspirados en su interés por la estética, la arquitectura y el diseño, la familia Le Blé se amplía con el lanzamiento de La Maison. El primer espacio de este nuevo concepto se encuentra en Vicente López, junto a la cafetería situada frente a la estación de tren de ese barrio. Vende artículos de decoración y objetos para el hogar con consciencia ecológica. Ya tiene su propia plataforma de e-commerce.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día