Consumo masivo

La receta 'original' de Danone para ganarle a la caída record del consumo de yogures

'La Serenísima Clásico', que la francesa Danone lanzó hace un año, ya es su línea de yogures más vendida del país, en un contexto de caída récord del consumo para la categoría. Su fábrica de Longchamps elevó un 40% la producción de lácteos. Cuáles serán los próximos pasos

Danone busca impulsar las ventas de yogures con el lanzamiento de nuevos productos en la categoría, en un contexto de caída histórica del consumo en la Argentina. El fabricante de origen francés lanzó en 2021 'La Serenísima Clásico'. Hoy, ya representa su marca número uno en ventas de yogures en el país, de un portfolio que incluye a otras etiquetas como Yogurísimo, Ser, Vidacol y Activia.

Motivada por la buena performance tras un año de presencia en el mercado, la multinacional de consumo masivo -presente hace 25 años en la industria local- planea próximos lanzamientos para ampliar la familia de alimentos de esta línea, que funciona bajo el paraguas de La Serenísima

Multinacional francesa invierte u$s 5 millones en una nueva planta en la Argentina

Ledesma invierte u$s 10 millones y se mete en un nuevo negocio para la exportación

Esta última es una marca compartida con Mastellone, que le vendió su negocio de yogures y postres hace más de 20 años: Danone elabora yogures, postres y quesos untables y blandos; y la primera elabora leche y quesos duros y semiduros. Cabe aclarar que 'La Serenísima Clásico' es gestionada hoy íntegramente por Danone, que ideó la brand.

Nuevos yogures de 'La Serenísima Clásico' Danone

Hoy, los productos de la línea llegan a las 100.000 bocas de expendio a las que Danone abastece en el territorio nacional. Del total de 32 artículos que hoy ya tiene la etiqueta -ya lanzó quesos, postres y chocolatadas también-, 26 son yogures.

En su planta de más de 112.000 metros cuadrados de Longchamps, ubicada en el partido bonaerense de Almirante Brown, la compañía fabrica 600 toneladas diarias de un total de 170 productos frescos. Por mes, significa 17.000 toneladas, teniendo en cuenta que el establecimiento trabaja de lunes a viernes con tres turnos rotativos, unas horas los sábados y descansa el domingo. Emplea a 792 personas y cuenta con 14 líneas de producción.

Del total de la elaboración mensual de Longchamps, un 70% son yogures, equivalente a 12.000 toneladas al mes. Y de ese número, la mitad (6000) corresponden a yogures de 'La Serenísima Clásico'. Desde que se incorporó esta etiqueta, la fabricación de productos frescos en la planta aumentó un 38% (antes, producía 12.300 toneladas mensuales).

Con 'La Serenísima Clásico', Danone aumentó un 38% la fabricación de productos frescos en la planta de Longchamps.

"Trabajamos constantemente en el desarrollo de nuevos productos adaptados a las necesidades del público. Nuestra estrategia comercial contempla la calidad nutricional en todos los productos", explicó la directora industrial de la planta, Gabriela Bravo, en una visita organizada para la prensa. 

Según la serie histórica elaborada por el Centro de la Industria Lechera (CIL), el consumo de yogures en la Argentina se encuentra en el punto más bajo y no parece encontrar un piso. De acuerdo al último 'Balance lácteo', que contiene datos de venta del periodo que va entre enero y agosto de 2022, el consumo de yogures, postres y flanes en el mercado interno fue de 207 millones (medido en litros de leche), cuando hace siete años era de 262 millones.

Así, con 'La Serenísima Clásico', la empresa apunta a ofrecer una relación precio-calidad que resulte atractiva para los consumidores. "Somos conscientes de que, al momento de la decisión de compra, la accesibilidad juega un rol clave. Lo vemos reflejado en el comportamiento de marcas más económicas, que crecieron un 30% en volumen", explicó Laura Rapino, directora de Marketing de Lácteos de Danone Argentina.

Evolución del consumo de yogures, postres y flanes. Fuente: CIL.

Además de precios accesibles, Danone busca aumentar la oferta en góndola con innovación en sus productos, con fermentos naturales, cultivos lácticos exclusivos y nutrientes esenciales como proteínas, vitaminas y calcio. Por caso, cerró una alianza con casi 30 pequeños productores de frutillas de Chaco para comprarles este insumo, que ya sumó a sus yogures.

"La planta cuenta con un equipo de desarrollo e investigación que funciona como un laboratorio. En los últimos 25 años, redujimos un 62% el contenido de azúcar en productos lácteos. Continuamos comprometidos en lograr una mejora nutricional", comentó Vera Mandl, Science & Nutrition Manager de Danone Lácteos Argentina.

Yogur de la nueva línea de La Serenísima.

Estudios científicos revelan que el consumo regular de yogur tiene múltiples beneficios, que otros lácteos no proporcionan: contribuye a enriquecer la microbiota intestinal; fortalece al sistema digestivo e inmune; protege a la salud cardiovascular y ósea; ayuda a mantener el control del peso corporal y reduce el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

La leche utilizada en los yogures La Serenísima Clásico proviene de tambos libres de brucelosis, tuberculosis y aftosa. La elaboración conlleva, al igual que en el resto de los productos de la compañía, un exhaustivo control de calidad. En el proceso intervienen distintos análisis: desde la revisión de la materia prima al recepcionarse en la planta -equivalente a 1600 ensayos semanales-, el chequeo al momento de su elaboración -otros 7800-, y el examen durante el envasado del producto final -con 14.000 controles-. Al momento de su envasado, todos los elementos del packaging son desinfectados.

Tags relacionados

Noticias del día