M&A

La casa matriz de Ternium no mejorará la oferta de compra que le hizo a la ex Siderar

Ternium Internacional quiere quedarse con las acciones de Ternium México que tiene su filial argentina. Ofertó u$s 1000 millones, más un dividendo extraordinario de u$s 900 millones. La empresa local le había pedido un precio mayor. La ANSeS tiene el 26% de Ternium Argentina y el kirchnerismo recela de la operación

Ternium Internacional declinó el pedido de su filial argentina de mejorar la oferta de u$s 1000 millones que había hecho por las acciones que la ex Siderar tiene en la subsidiaria mexicana del holding de fábricas de aceros planos que controla el Grupo Techint.

"Ternium anunció el día de hoy que su consejo de administración resolvió declinar la solicitud de Ternium Argentina de que Ternium considerara mejorar los términos y condiciones de su oferta previamente divulgada para adquirir la participación minoritaria en Ternium México que Ternium no posee en forma directa", informó la empresa en un comunicado fechado este viernes en Luxemburgo, donde tiene sede el holding.

El 21 de diciembre, Ternium le había hecho la oferta, de u$s 1000 millones, a su filial argentina para comprarle el 28,73% que la ex Siderar tiene en Ternium México. Justificó la propuesta en una simplificación de su estructura operativa. Ternium casa matriz tiene el 71,27% de la empresa azteca y el 62,49% de la acerera argentina.

Además del precio -definido como "razonable de mercado", según la propuesta-, ofreció un dividendo extraordinario de u$s 900 millones. Es que la transacción debe aceptarse antes del 31 de marzo y, entre sus condiciones, está la aprobación del 95% de los accionistas de Ternium Argentina. Después del 62,49% de Ternium Internacional (Techint), la participación más importante es la del Estado nacional, a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS: 26,43%. El resto flota en la Bolsa porteña, donde ningún inversor tiene más de 5% en forma individual, según documentos de la empresa. 

Ternium Internacional también endulzó su oferta con una promesa de inversión. En la reunión de directorio del 22 de diciembre, el presidente de Ternium Argentina, Martín Berardi, seguró que la concreción de la venta de las acciones de la filial mexicana "le permitiría a la sociedad la aprobación de un plan de inversiones de unos u$s 1000 millones en seis años, tendientes a agregar capacidad de producción, agrandar la gama de productos, introducir mejoras tecnológicas y acompañar este crecimiento con inversiones medioambientales y en seguridad", según consta en el acta de ese encuentro. En el país, Ternium tiene dos plantas: San Nicolás (la ex Somisa) y Canning.

No fue casual. En el Gobierno -que tiene tres sillas en el directorio-, existe resistencia a aprobar la transacción. De tres directorios, uno (Marcelo Kloster) es hombre del Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Las otras sillas son de Augusto Costa (Ministro de Producción de la provincia de Buenos Aires, alfil del gobernador Axel Kicillof) y Santiago Fraschina (secretario general de la ANSeS, ubicado por La Cámpora). La resistencia proviene del Instituto Patria: Cristina Fernández es una aprensiva crónica a los movimientos de Paolo Rocca, el hombre de acero de Techint.

El año pasado, Ternium Argentina facturó $ 327.538 millones. Su resultado operativo fue de $ 88.980 millones. Pero su ganancia neta ascendió a $ 134.993 millones. Uno de las explicaciones del beneficio fue el resultado de sus inversiones en empresas asociadas: $ 67.307 millones. De ese monto, $ 60.856 millones fueron por su participación en Ternium México. La brasileña Usiminas consolidó $ 6451 millones. Ternium Internacional también quiere comprarle a su filial local el 100% de Prosid Investments, la empresa a través de la cual canaliza su participación en la siderúrgica verdeamarela

Conocedores del deal aseguran que uno de los principales argumentos de Techint a favor de la operación es que las acciones de Ternium México que tiene la ex Siderar son un activo ilíquido, ya que la empresa azteca no es cotizante. Aun así, a inicios de mes, Ternium Argentina le pidió a su controlante que "evalúe la posibilidad de presentar una nueva oferta superadora -en cuanto a precio y condiciones- respecto de los términos de la oferta efectuada el 21 de diciembre de 2021".

Esta solicitud fue la que tuvo respuesta negativa este viernes. Restan 13 días para que se defina la transacción.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios