Innovación abierta, la clave para impulsar la sustentabilidad

Ante el cambio tecnológico, las empresas innovan junto a emprendedores que los conectan con tecnologías disruptivas que los ayuden a eficientizar procesos, acceder a nuevos modelos de negocios e incrementar su competitividad. Cómo abrirse a la innovación.

Innovar de forma ágil y dinámica ya es una necesidad para las empresas. Les permite mantenerse competitivos en negocios que cambian a velocidad de vértigo. Por eso, acceder a tecnologías disruptivas es condición de supervivencia de muchas firmas que cada vez más ven en el corporate venturing externo o en la innovación abierta la herramienta idónea para lograrlo.

Así buscan trabajar con start-ups de rápido crecimiento que, por su tamaño y estructura, son más flexibles y adversas al riesgo que su propia organización.

El modelo puede ser muy valioso para ambas partes. Según un estudio que realizó EY junto a Endeavor y Arcap sobre corporate venturing (CV) a nivel local, el trabajo conjunto empresas-emprendedores genera buenos resultados. Los formatos más comunes de esta relación son la aceleración y la incubación (52%), la inversión (24%) y los concursos y hackatones (18%).

Al trabajar con emprendedores las empresas enriquecen su propuesta de valor, mejoran sus procesos internos y externos y se contagian de una cultura ágil. La relación puede darse sin equity -concursos, coworking, incubación y aceleración, acceso a mentores, contratación de producto o servicio del emprendedor- y con equity -inversión directa en el emprendedor o a través de un fondo con adquisición de una participación minoritaria o control parcial.

Suelen crear un departamento separado de la empresa madre y, si invierten, buscan startups en etapas seed o early stage donde destinan inicialmente entre u$s 50 mil hasta u$s 1 millón.

Los emprendedores, por su parte, valoran el apoyo económico en sus primeros años de crecimiento y más de 64% establecieron algún tipo de relación comercial con las empresas que los apoyaron; 85% calificó de muy buena a excelente la relación.

"El desafío va más allá de un posicionamiento de marca o de atracción de talentos, sino de sustentabilidad a futuro: la innovación abierta no sólo genera nuevos negocios y mejora los existentes, sino que fortalece el ecosistema emprendedor local", dice María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor en Argentina.

MUCHO PARA APRENDER

"No tenemos todas las respuestas para los desafíos del negocio: tenemos mucho que aprender de la flexibilidad y agilidad de los startups", reconocen en Cervecería y Maltería Quilmes, a pesar de 113 años de historia. "Buscamos cocrear soluciones con el ecosistema emprendedor y construir relaciones duraderas para potenciarnos mutuamente", dice Owen Dempsey, director de Tecnología. A través de Eklos, la aceleradora y plataforma de innovación abierta, integran conocimiento y tecnología externa que contribuye a los esfuerzos de innovación de la compañía.

Quilmes llega al mundo emprendedor por dos caminos: "por un lado, se acercan startups porque identifican oportunidades que no habíamos mapeado, o vemos una necesidad y buscamos la startup adecuada para construir una solución en conjunto", explica.

Así surgió el trabajo con Sensify, un startup con foco en IoT aplicada a la industria de la refrigeración. Se aliaron para cocrear y escalar soluciones para los equipos de refrigeración en puntos de venta. Trabajaron en monitorear en tiempo real los equipos para resolver desafíos como la pérdida de heladeras, evolucionar a un mantenimiento predictivo en vez de reactivo y generar, a través de estos activos, información relevante del negocio para tomar decisiones.

Los startups también acercan ideas y se generan oportunidades para trabajar juntos. En 2017, ZoomAgri les presentó un proyecto para desarrollar una tecnología que determina la pureza varietal de la cebada cervecera en pocos minutos, proceso muy importante para las malterías, que antes demoraba hasta días. El emprendimiento llegó a la instancia final en Nueva York y en 2021 logró la primera posición en la final regional de 100+Accelerator en Brasil. Obtuvo un premio monetario y generó alianzas comerciales con la compañía en más de 10 países. "Hoy trabaja en la validación de nuevas soluciones innovadoras con Quilmes", cuenta el ejecutivo.

La firma atraviesa un proceso de transformación. "Buscamos apoyarnos en los datos y la tecnología para innovar más allá del mercado de bebidas. Queremos que en los próximos 5 años nuestro crecimiento provenga de iniciativas de transformación y nuevos negocios. Por eso, es fundamental construir relaciones valiosas con los emprendedores", dice Dempsey.

El espíritu emprendedor contagia a la compañía, aportando un mindset de innovación, con apertura al cambio y agilidad para experimentar. "El mayor valor de la innovación abierta es trabajar la mentalidad de apertura al cambio", explica Dempsey que "está siempre abierto a que se acerque una propuesta que no teníamos mapeada".

Con Pilot & Scale crean pilotos y scaleups con equipos de la firma y buscan innovar en Trade Marketing, Logística e Industria 4.0; con Startup Innovation, quieren conectar startups tecnológicos con la cadena de valor; y con 100+ Accelerator, aceleran a emprendedores de triple impacto.

NEGOCIOS SUSTENTABLES

"El trabajo conjunto entre las empresas y los emprendedores genera buenos resultados y va más allá de un posicionamiento de marca o de atracción de talentos, sino de sustentabilidad a futuro: la innovación abierta no sólo genera nuevos negocios y mejora los existentes, sino que fortalece el ecosistema emprendedor local", dice María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor.

Encontrar soluciones en packaging sustentable es el logro de Growpack, una compañía que cocreó junto a Quilmes su proyecto. La idea era crear tecnologías regenerativas alrededor de los compuestos orgánicos más abundantes de la Tierra: la lignina y la celulosa. Luego, desarrollar biomateriales que conectan plantas y personas para transformar la forma en que se vive y se interactúa con el ambiente. Sus primeros productos son ítems de packaging de un solo uso sustentables a lo largo de todo su ciclo y con precios competitivos.

Así lograron potenciar las funcionalidades de las plantas e integrarlas a cadenas de valor eficientes, de forma mecánica y sin la utilización de químicos. ¿Cómo lo lograron? En 2020, se sumaron al programa 100+ Accelerator y realizaron un piloto con la marca Corona en Brasil. Al año siguiente, establecieron una base en San Pablo y ahora construyen una planta piloto para probar sus primeras soluciones en el mercado.

"La experiencia en la aceleradora fue un punto de inflexión: el valor que sumamos en cada etapa fue clave para nuestro proyecto. Conocimos las necesidades de la empresa por dentro, su cadena de valor y co-creamos una solución. Corroboramos la importancia que tienen las alianzas y la innovación abierta en escalar las soluciones a problemas que nos tocan a todos", dice Exequiel Bunge, su fundador.

Los fundadores de Drixit Technologies también tuvieron una buena experiencia con sus inversores. "Nos ayudaron con el capital y también desde su experiencia para llevar la empresa adelante", dice Mariano Focaraccio, CEO y cofounder, de sus inversores Globant Ventures, YPF Ventures, YAVU Ventures, Grupo Murchison e inversores ángeles - fundadores de Mural-, de quienes obtuvieron en la primera ronda u$s 1,5 millones. La firma desarrolló el primer elemento de protección personal (EPP) digital: una solución IoT que previene y mitiga accidentes laborales, potencia la excelencia operacional, alojando datos y analítica de toda la operación en un solo lugar. Así digitaliza la operación en terreno de compañías industriales y logra equipos más seguros y procesos más eficientes. La empresa ya opera en Argentina, Chile, Brasil, EEUU y prepara su desembarco en España. "Queremos digitalizar al trabajador industrial y que acceda a las mismas herramientas tecnológicas que un empleado de oficina", dice.

El objetivo está en consonancia con lo que busca uno de sus inversores YPF Ventures, que los considera un socio estratégico: "el objetivo es apoyar a tecnologías que mejoren la productividad y los indicadores ESG de la industria de energía. La seguridad de los trabajadores es el punto de partida por eso queremos potenciar nuestra relación con ellos", dicen. La petrolera es hoy uno de sus clientes. "El EPP digital beneficia a las empresas", dice Focaraccio. Al prevenir accidentes, implica menor rotación de los equipos, reduce horas destinadas a capacitar a los reemplazos, costos de seguros y reparación de máquinas. También permite obtener datos sobre la operación, para una mejor toma de decisiones.

INTEGRAR PARA CREAR VALOR

La citrícola San Miguel entiende que el ecosistema emprendedor tiene un rol crucial para el desarrollo económico, social y cultural de las comunidades. Con el concurso Eureka acompaña a emprendedores que generen procesos innovadores en la cadena de producción frutihortícola en AgTech, Procesos Inteligentes o Impacto positivo -en lo económico, social y/o ambiental. Los ganadores participan en un proceso de incubación para potenciar sus proyectos. "Logramos mejoras significativas en los procesos productivos gracias a los emprendedores y ellos desarrollan sus proyectos en conjunto con líderes del mercado", dice Federico Viola, gerente global de Tecnología. En la última edición del concurso buscaron ideas o proyectos que innoven o mejoren procesos de la cadena de valor agroindustrial y en particular de la producción frutihortícola, cosecha, logística y distribución. "Con el ganador y otros cuatro finalistas identificamos las áreas de colaboración para avanzar en implementaciones y los líderes de San Miguel contribuyen al desarrollo de los productos y servicios de los emprendedores", dice.

"Ayudamos a crear valor desde las habilidades combinadas de emprendedores y empresas", aporta Alejandra Méndez, directora ejecutiva de Inicia, organización especialista en desarrollo emprendedor, que colabora con San Miguel a motorizar las alianzas y explorar partnerships.

"Se identifica a la gran empresa con una estructura rígida, lenta, conservadora, con poca capacidad de asumir riesgos, y a los emprendedores con la agilidad, la creatividad, la velocidad pero si colaboran y suman sus activos generan un valor al que, estando solos, no llegarían o les llevaría mucho esfuerzo", dice Méndez quien enumera las ventajas de uno y otro lado: las empresas cuentan con recursos materiales, conocimiento de los mercados, canales de comercialización y clientela desarrollada, capacidad de producción en escala, marca reconocida y capital para invertir; los emprendedores, alta motivación y pasión por sus ideas y proyectos, creatividad, transitan la incertidumbre y gestionan el riesgo, son ágiles para adaptarse a los cambios, son más audaces y buscan romper barreras. "Cuando hacen match, surge la innovación", dice.

Open Future es el programa de innovación abierta regional de Telefónica que apuesta por el desarrollo de nuevas tecnologías; Wayra es el fondo corporativo, que invierte en startups maduras con negocios afines, con el objetivo de ser integradas a la oferta de la compañía hacia sus clientes.

"Combinamos la innovación interna con la estrategia de innovación abierta y desarrollamos una cultura que surge de la necesidad de mirar afuera para atraer talento y tecnologías que identificamos en startups para incorporarlo. Así innovamos mejor y más rápido", dice Paula Monteleone, coordinadora de los Hubs Telefónica Open Future Hispam. El ecosistema emprendedor les permite mantenerse actualizados, identificar tendencias y generar sinergias para completar procesos de transformación digital de la compañía. Y con diferentes iniciativas cubren todas las fases del emprendimiento. Con socios públicos y privados, Telefónica Open Future impulsa a los ecosistemas tecnológicos locales. "El talento y las ideas nacen en todas partes y son una fuente de empleo. Somos la puerta de entrada de las startups a Telefónica, estamos donde nace el emprendedor y lo apoyamos en fases iniciales", dice Monteleone. La iniciativa potencia el talento local, la digitalización, contribuye a la reducción de la brecha digital y acompaña el desarrollo de la matriz productiva de la mano del sector público. Con 9 Hubs en Argentina y aliados con gobiernos provinciales y municipios, buscan emprendedores en Santiago del Estero, Mendoza, Neuquén o Misiones, entre otras provincias. "Trabajar con emprendedores es un aprendizaje constante, es la posibilidad de ver un mismo problema con infinitas soluciones posibles, requiere agilidad y flexibilidad y permite acompañar el desarrollo de una posible marca nacional desde el minuto cero. Somos una empresa de datos; nuestros desafíos tecnológicos pasan por diversos verticales, Big Data, IoT, Smart Cities, Gaming, Realidad Virtual, Agrotech, ciberseguridad, eHealth y cloud", explica.

SOCIOS PARA EL LARGO PLAZO

¿Las buenas prácticas para que la alianza sea armoniosa? "El CV requiere que la organización tenga capacidad de ver oportunidades en nuevos conceptos y/o tecnologías que podrían generar innovación sustentable dentro de su portafolio de productos y servicios. También analizar la potencialidad para escalar la idea y transformarla en innovación y la del equipo emprendedor", dice Luis Dambra, decano de la Universidad Austral. El valor del concepto del emprendimiento y su estado de desarrollo, el grado de aversión al riesgo de la empresa más su capacidad de interacción con actores externos -sobre todo por diferencias culturales- y la disponibilidad financiera son otras variables por analizar. "Esto determinará el grado de compromiso en la relación; a mayor potencialidad del emprendimiento, será una inversión estratégica, a mayor incertidumbre, una inversión exploratoria", explica.

Que las empresas definan sus objetivos y planeen la implementación de la estrategia, establezcan un presupuesto y construyan consenso interno, dicen en Endeavor. "Hay que elegir cuidadosamente a los responsables de liderar el programa y analizar de qué manera hacer sinergia con los emprendimientos. Los emprendedores, deberán establecer si su motivación está alineada con las expectativas de la empresa", aclaran. Aconsejan comprometerse con quienes puedan entablar una relación a largo plazo y que contraten soporte jurídico para definir términos y condiciones. A las empresas se les sugiere trabajar con start ups con modelos de negocios probado y en marcha.

Retos enfrentan las dos partes: el compromiso de la empresa dependerá de sus objetivos y de su madurez para hacer frente a los desafíos inherentes a la relación con el emprendedor -cuya organización tiene un tamaño sustancialmente menor, una cultura diferente y distinta formalización de procesos-.

El emprendedor enfrenta su propia disyuntiva; debe estar cómodo con el nivel de control que se ejercerá sobre su negocio, en contraposición a las oportunidades de expansión traídas por la relación. La estabilidad de la alianza dependerá de la concordancia de expectativas entre empresa y emprendedor. Cuando los acuerdos son inestables afecta la sinergia entre las partes ya que una premisa del éxito de un CV es que los convenios sean precisos y tengan métricas claras de evaluación.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios