Transición energética

Fuerte apuesta al hidrógeno: Stellantis compró parte de Symbio, la empresa de 'pilas verdes' de Michelin y Faurecia

Stellantis, dueña de marcas como Fiat, Peugeot, Citroën y Jeep, compró el 33% de la una compañía especializada movilidad de hidrógeno con cero emisiones

En esta noticia

Las grandes automotrices siguen apostando por la transición energética. Tal es el caso de Stellantis, la fabricante de vehículos Peugeot, Jeep, Alfa Romeo, Dodge, Citroën y Fiat, que anunció la compra del 33% de Symbio,  la empresa especializada en pilas de combustible de hidrógeno de la que Faurecia y Michelin tienen otro 33%, respectivamente.

Según aseguró Stellantis en un comunicado, el acuerdo "es un paso significativo para la descarbonización de la industria de la movilidad". Por otro lado, revelaron que la entrada del grupo impulsará el desarrollo de Symbio en Europa y los Estados Unidos, al tiempo que pone en valor la "excelencia tecnológica" del 'joint venture' en la innovación de pilas de combustible de hidrógeno.

Renovables: el parque solar de YPF Luz proveerá a la única petroquímica que hace un insumo vital en América latina

Hizo la planta de Botnia, aterrizó en el país con las renovables y ahora va por el oil & gas

Symbio, por su parte, espera producir 50.000 pilas de combustible anuales de cara a 2025, cuyos trabajos comenzarán en el segundo semestre de este año en su gigafactoría de Saint-Fons, Francia. Con ello, el objetivo es alcanzar para 2028 una capacidad de producción de 100.000 sistemas anuales.

Stellantis, Michelin y Faurecia operarán Symbio

"Adquirir una participación equitativa en Symbio reforzará nuestra posición de liderazgo en vehículos impulsados por hidrógeno, como nuestra producción de camiones de pila de combustible en Francia o nuestra creciente cartera de vehículos eléctricos de batería", expresó el consejero delegado de Stellantis, Carlos Tavares.

De esta manera, reconoció que están valorando todas las herramientas necesarias para combatir el calentamiento global, mientras avanzan en convertirse en empresa cero carbono neto para 2038. Con este movimiento, y la reciente inversión de 10 millones de euros en su planta de Hordain, Francia, donde produce sus vehículos comerciales de pila de combustible, Stellantis consolida su apuesta por el hidrógeno.

El objetivo es que esta fábrica produzca 5000 vehículos al año desde 2024, por lo que la contribución de Symbio es la clave para conseguirlo. Además, buscarán ampliar su catálogo de modelos de hidrógeno más allá de la Citroën ë-Jumpy Hydrogen  y la Peugeot e-Expert Hydrogen, que salieron al mercado durante los últimos meses de 2021.

Con este acuerdo, cada empresa -Stellantis, Michelin y Faurecia- será dueña un tercio de la participación de Symbio, lo que finaliza una negociación que empezó hace ya varios meses. Según revelaron, la transacción "está sujeta a las aprobaciones regulatorias habituales" y se espera el cierre de la misma en el tercer trimestre de 2023.

"La entrada de Stellantis en el capital de Symbio es un tremendo motor de desarrollo para nuestro 'joint venture'", dijo el consejero delegado de Michelin, Florent Menegaux. "También demuestra que la tecnología de pilas de combustible es esencial para que la industria automotriz tenga éxito en la electrificación de la movilidad", añadió.

Por su parte, el CEO de Faurecia, Patrick Koller aseguró que Symbio está perfectamente equipado para escalar y expandir su liderazgo fuera de Europa, en un momento en que la industria automotriz se está acelerando hacia cero emisiones.

Cómo son las pilas de hidrógeno

A pesar de que los autos propulsados por hidrógeno son vehículos eléctricos, su funcionamiento no es igual al de un enchufable, por ejemplo. En este sentido, en el caso de los autos de pila de combustible de hidrógeno, se va generando la electricidad a medida que el vehículo la necesita.

El funcionamiento de los motores propulsados por hidrógeno

Es decir, que, en lugar de almacenar la energía en baterías acumuladoras, éstos utilizan una pila de combustible, algo así como una central energética portátil. Tal como en un auto de combustión la energía se obtiene al quemar los derivados del petróleo, en los vehículos con este tipo de motor, se procesa el hidrógeno para producir electricidad a demanda.

Otras automotrices que apuestan por el hidrógeno

Pese a que fue pionera en la generación y el desarrollo de este tipo de combustible, Stellantis no es la única interesada en el hidrógeno. Tanto Toyota, como BMW y Hyundai, multiplicaron sus apuestas para la explotación de este elemento.

En el caso de la gigante japonesa, presentó prototipos del Corolla de carreras, el GR Yaris y el Corolla Cross con motor de hidrógeno y la Hilux con pila de combustible y ya comercializa el Mirai en algunos países de Europa. 

Por su parte, BMW arrancó hace unas semanas la producción del BMW iX5 Hydrogen de célula de combustible, mientras que Hyundai comercializa el NEXO y en algunos mercados también camiones y colectivos propulsados por hidrógeno.

En el último tiempo, el Grupo Renault también presentó el prototipo del Scénic Vision eléctrico con un motor de combustión de hidrógeno que actúa como extensor de autonomía, además del concept Alpine Alpenglow con motor térmico alimentado con hidrógeno.

Temas relacionados
Más noticias de Stellantis

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.