Detalles exclusivos

Cómo es el plan para reconvertir el mega local que ocupaba Fallabella en la peatonal Florida

A casi dos años del cierre de la sucursal de la cadena chilena, el inmueble del centro porteño busca tener un nuevo uso. Los detalles del proyecto que avanza y promete devolverle la vida al histórico edificio

Desde que Falabella se fue del país en junio de 2021, los espacios que dejó vacíos encararon un proceso de reconversión para transformarse en nuevas propuestas. 

Pero, hasta ahora, uno de esos inmuebles permaneció desocupado, sin novedades sobre su futuro. Se trata de una propiedad ubicada en pleno microcentro, en la esquina de Perón y la peatonal Florida, donde la tienda de la familia chilena Solari tuvo un mega local, uno de sus primeros en la Argentina.

Llega una marca española de hoteles de lujo a Buenos Aires y recupera un histórico edificio

La empresa de estética de Xuxa invierte $ 210 millones en la Argentina para abrir más locales

Ahora, tras casi dos años de inactividad, avanza un proyecto para darle nueva vida al emblemático edificio, construido por la tienda departamental Gath & Chaves y más tarde ocupado por The Royal Bank of Canadá hasta la posterior llegada de Fallabella, que arrendaba el inmueble comercial a sus propietarios, quienes pidieron reserva de su identidad.

Qué habrá en el mega local que tenía Falabella en Florida y Perón

La intención es hacer una especie de paseo de compras donde se instalen distintos locatarios, subdividiendo los 8000 metros cuadrados de superficie repartidos en cuatro niveles: un subsuelo de 1500 metros cuadrados, otro de 1700, una planta baja de 1300 y un primer piso de 1600. 

En el mercado, estiman que el alquiler mensual del metro cuadrado tendrá un valor aproximado de u$s 26 en la planta baja, u$s 15 en el primer nivel, u$s 6,6 en el primer subsuelo y u$s 4,4 en el segundo subsuelo.

"Como una de nuestras estrategias comerciales, proponemos dividir cada nivel hasta un máximo de tres empresas por planta. Las mismas podrán elegir la superficie que más se adapte a su fin. Estamos sondeando el feedback del público", explica Jorge Gayoso, Retail Broker de L.J.Ramos Brokers Inmobiliarios, la compañía que tiene a cargo la búsqueda de interesados que quieran radicarse allí.

La intención es subdividir el inmueble que ocupaba Falabella en Florida y Perón para que se instalen distintas marcas.

En ese sentido, L.J.Ramos intenta aplicar una receta parecida a la que se ejecutó para la reactivación del histórico edificio 'La Favorita' en Rosario, construcción inspirada en las tiendas francesas Galerías Lafayette, donde Falabella tenía un local de dimensiones similares al de la sede de Florida. 

En el caso santafesino, está prevista la apertura de un shopping para mayo, de la mano del grupo que encara el proyecto de renovación y administra el inmueble, holding vinculado a Fisherton Plaza, centro comercial situado frente al aeropuerto, a 20 minutos de Rosario.

Tomando como ejemplo ese antecedente, L.J.Ramos busca un interesado en comprar o alquilar la propiedad para así administrarlo y subarrendarlo a las marcas que abran allí locales. "Es una estrategia comercial de alto impacto. Esperemos tener el efecto que deseamos. Estamos trabajando fuerte", apuntó el ejecutivo de la División Locales de L.J.Ramos.

L.J.Ramos propone dividir cada nivel del inmueble que ocupó Falabella en Florida hasta un máximo de tres empresas por planta.

Aunque algunos players apostaron por el modelo comercial de tienda departamental, como el caso de Landamark -que en junio pasado abrió su primer local con este formato en el shopping Unicenter, Gayoso advirtió que "el mercado no parece estar dispuesto a que un solo jugador institucional absorba el total de la superficie". "Por el contexto, no hay operadores que busquen locales de esta envergadura", señaló.

Más allá de que todavía el microcentro no logró ponerse de pie tras la pandemia, en el sector hay optimismo sobre la posibilidad de que se concrete el proyecto por el potencial del inmueble, que cuenta con un amplio frente emplazado en la esquina, con accesos peatonales a pasos de la línea B de subte y las proximidades de arterias como la Avenida 9 de Julio, Corrientes y Alem.

La propiedad tiene aire acondicionado central frío/calor, red de incendio, iluminarias, CCTV y grupo electrógeno. Cuenta con un núcleo de circulación vertical central que vincula las plantas por escalera mecánica y ascensor. Además, tiene ascensor de servicios, montacargas y escaleras secundarias.

Temas relacionados
Más noticias de Falabella
Noticias de tu interés