U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Minieri, de Cabify: "Nos adaptamos a la ley y eso no nos impidió crecer al 30%"

Guillermo Minieri es general manager en Argentina de Cabify, la plataforma de autos con chofer de origen español que desembarcó en el país en 2016, casi al mismo tiempo que Uber. A diferencia de su competidora, la firma exige a sus conductores licencia profesional y seguro para transportar pasajeros. Hoy tiene presencia en 11 países con 100.000 conductores y 5 millones de usuarios, un cuarto de ellos de perfil corporativo. Licenciado en Administración por la UBA y con un MBA en London Business School, trabajó en Techint y Laboratorios Rontag, para luego enfocarse en el sector tecnológico, como country manager de Tinder.

Minieri, de Cabify:

Con su llegada al país hace dos años, casi al mismo tiempo que Uber, la firma española Cabify fue una de las protagonistas de un cambio profundo en el transporte urbano. Pero a diferencia de su competidora, la plataforma creada en Barcelona optó por adecuarse al marco regulatorio local y no sufrió enfrentamientos por parte de los taxistas. Es más, incorporó a muchos de ellos a partir de su fusión con Easy Taxi, en enero. No obstante, su CEO local, Guillermo Minieri, reconoció que "Argentina fue uno de los países más difíciles para lanzarse, por la cantidad de trámites y regulaciones que hay que cumplir". Sin embargo, "el cumplimentar con todos los requisitos no nos impidió tener un fuerte crecimiento, que está en el 30% mensual", afirmó en diálogo con El Cronista. 

–Siempre se los compara con Uber, ¿cuál es el diferencial de ustedes?

–En primer lugar, nos adaptamos al marco legal en Argentina y en todos los países donde operamos. Todos nuestros conductores tienen licencia profesional y seguro para transportar pasajeros. Además de ser una plataforma muy cómoda y ofrecer diferentes modalidades de pago, recientemente incorporamos la opción de abonar en efectivo, brindamos un alto nivel de seguridad. Los pasajeros pueden hacer un seguimiento de dónde está el auto que pidieron y los datos del chofer en todo momento. Por eso nos eligen cada vez más usuarios individuales y de empresas

–¿Apuntan al mercado corporativo?

–Sí, es una pata fuerte de nuestro negocio. Tanto en Argentina como a nivel global, representa un 25% de los usuarios. Tenemos un servicio ejecutivo, tanto para compañías grandes como para pymes. 

–¿Piensan llegar a otras localidades del país además de Capital y Gran Buenos Aires este año?

–Sí estamos desembarcando en Rosario y estudiando otras plazas. 

–¿Compiten con los taxis a partir de la tarifa diferenciada?

–Nosotros no nos proponemos como más económicos que el taxi. Tenemos un esquema de precios con tarifa nocturna y un incremento en el precio en base a una alta demanda, pero lo importante es que el pasajero siempre sabe cuánto se le va a cobrar. La gente nos elige por la calidad, comodidad y seguridad. Y no sólo para ir a trabajar. Hacemos muchos viajes los fines de semana llevando y trayendo adolescentes de los boliches.

–¿En un mercado donde están los taxis tradicionales, los remises, y ahora los aplicativos para traslados, hay lugar para más jugadores?

–Hay lugar para una empresa como la nuestra, porque hay una alta demanda de seguridad y transparencia en los traslados urbanos. 

–¿Considera que Uber es una competencia desleal?

–Prefiero no hablar de la competencia. Su caso está en manos de la justicia. 

 –¿Cómo está la demanda de este tipo de servicios, cayó junto con el poder adquisitivo?

–Nosotros no notamos eso. Venimos creciendo mes a mes. 

–¿Qué evaluación hace de la situación macroeconómica? ¿Le preocupa la inflación, la suba de tarifas?

– La situación mejoró respecto de 2015. Estamos por el camino correcto y la inflación está bajando, aunque tal vez no tan rápido como quisiéramos. En Argentina estábamos acostumbrados a medidas económicas tipo shock y golpes de timón importantes con ganancias rápidas como fueron la convertibilidad y devaluación. Hubo un cambio y tenemos que entender que el sacrificio de hoy tendrá beneficios en el largo plazo. 

–¿El aumento de las naftas y la presión impositiva no afectan su negocio?

–Nos afectan, quisiéramos tener índices de inflación más bajos. Pero tratamos de adecuarnos para que el conductor tenga una rentabilidad razonable. 

–¿Cuál es el salario de los choferes, por ocho horas diarias de trabajo?

– Los choferes son prestadores de servicio, no empleados nuestros. Y tenemos un esquema flexible. Alguien que trabaja 40 horas semanales puede ganar 13 mil pesos netos, pero esto es variable de acuerdo a la cantidad de viajes que haga. 

–¿Cuáles son los desafíos a resolver para generar mayor crecimiento en el negocio?

–Creo que sería importante una reforma laboral. El modelo de negocios que plantea nuestra plataforma, requiere un marco ágil y flexible, para que las personas puedan generar ingresos extras y mejorar su calidad de vida. 

–¿Cómo ve el futuro de la movilidad en las ciudades? ¿Los vehículos que funcionan con energías limpias, autónomos y compartidos reemplazarán a los actuales esquemas?

–Esa es la tendencia a futuro, pero si la compañía se volcará a los autos sustentables y autónomos es una decisión estratégica a largo plazo. Hoy estamos enfocados en seguir creciendo y brindar a los usuarios una alternativa de transporte que mejore su calidad de vida.