Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Formalizan el desembarco de Nextel como la cuarta empresa de telefonía celular

Mediante una resolución, le autorizaron a la firma el uso de las frecuencias que compró y se le adjudicaron las ciudades donde podrá ofrecer 4G y triple play

Formalizan el desembarco de Nextel como la cuarta empresa de telefonía celular

El Gobierno le dio finalmente a Nextel el ‘titulo de propiedad’ que la identifica como la cuarta empresa de telefonía celular del país junto a Movistar, Personal y Claro. Lo hizo mediante la publicación ayer en el Boletín Oficial de la Resolución 1299-E del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) que le permite el uso de frecuencias y bandas que por Nextel adquirió hace un año por u$s 178 millones para brindar telefonía celular de 4G y triple play y le aprueba el plan de negocios de la empresa propiedad de Cablevisión, a su vez controlada por el Grupo Clarín.

La resolución se ampara en el decreto 1340 del año pasado que dispone como política pública la promoción del uso de las bandas de frecuencias por tecnología LTE por parte de los prestadores de servicios de comunicaciones móviles. También se refiere a la Resolución 171-E del Ministerio de Comunicaciones del 30 de enero pasado que implementó normas para alcanzar un mejor grado de convergencia de redes y servicios en condiciones de competencia para promover el despliegue de redes y la penetración de la banda ancha en todo el país. También se refiere a la saturación del mercado como otra de las razones para el ingreso de Nextel al negocio de la telefonía celular. Las frecuencias otorgadas van entre las bandas de 905 MHz y 960 MHz. Pero Nextel deberá devolver frecuencias en su poder para equilibrar sus fuerzas con el resto de las operadoras. Las bandas cedidas están valuadas por el Enacom en u$s 178 millones. Pero no es el monto final a pagar por Nextel ya que se deberán descontar el valor de las que devolverá y el plan de negocios que tendrá que presentar en los próximos 15 días. Fuentes de Clarín estiman que deberá desembolsar u$s 500 millones para armar su nueva red. De hecho, agregan que para mediados de 2018, el dinero que Cablevisión habrá invertido en Nextel sido superior a u$s 800 millones.

Inicialmente, las localidades donde deberá desplegar sus redes están en la Capital Federal y las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, Corrientes, Neuquén, Chaco, Santa Fe, y Salta. Se trata de 500 ciudades o municipios pero también podrá compartir redes de sus competidores en otras zonas donde no llegue con su inversión.

De este modo, el Grupo Clarín obtiene su certificado de operador móvil a través de Nextel y luego de que el kirchnerismo le negó está posibilidad durante los años anteriores al gobierno de Mauricio Macri. De hecho, en la licitación K, se había elegido a la empresa Arlink (de Daniel Vila y José Luis Manzano), como la cuarta operadora entrante. Pero como no pagó, fue obligada a devolver las bandas, algo que hoy está objetado en la Justicia. Ahora resta conocer el plan de negocios y de inversiones que presentará el grupo a las autoridades. Desde el holding recuerdan que, mas allá de no haber podido comprar las frecuencias durante la licitación, terminarán pagando más que las operadoras que sí pudieron hacerlo.

También cuestionan el decreto oficial de principios de año por entender que le permitirá a las telefónicas dar cuádruple play antes que a Cablevisión, y el reglamento de fines de enero que autoriza usar viejas frecuencias para 4G. Explican que Nextel (entrante con el 1% del market share), podrá utilizar parte de las bandas que compró en abril de 2016, y tendrá que devolver al Estado otra parte, lo cual beneficiará a las telefónicas, que podrán utilizar esas bandas. Critican tener que pagar una compensación económica, pese a que las bandas son de su propiedad. Y que tendrá obligaciones de cobertura más allá de las que propuso.

Las operadoras en tanto, recuerdan que debieron ganar las frecuencias en una licitación que las obligó a fuertes desembolsos de u$s 550 millones sólo para participar y otros miles de millones de dólares más para desplegar sus redes.

Por eso, critican la decisión del Gobierno por entender que el dinero que deberá aportar Nextel es menor. Advierten favoritismo oficial con el multimedios por entender que a partir de ahora podrá brindar triple play (televisión, telefonía e internet). En tanto, las operadoras telefónicas tendrán dos años para a ofrecer televisión por suscripción a sus clientes.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar