Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

"Estamos recalculando: Brasil nos va a comprar 40% más este año"

Pablo Di Si, Presidente y CEO para América de Sur, Central y del Caribe de Volkswagen (VW), vuelve. El ex titular de la filial argentina de la automotriz trae buenas noticias para la firma local. Antes de llegar a VW en la Argentina, trabajó en New Holland, Fiat, Kimberly Clark y Monsanto. Estudió Finanzas en la universidad Loyola de Chicago, y luego en Harvard y Wharton School

Pablo Di Si volvió a Brasil, donde la vida lo fue llevando recurrentemente por distintas empresas y puestos. Esta última recalada, desde el último trimestre del año pasado, es para dirigir los negocios de Volkswagen de la región, incluyendo los de la Argentina, filial que presidió hasta lograr su nueva posición.

Ahora volvió a Buenos Aires, donde habla secuencialmente de tres escenarios que involucran: el de Brasil, el de la industria automotriz argentina y el de la firma a nivel local. Recibe El Cronista para hablar de estas tres dimensiones. En la local, después de haber terminado el 2017 liderando los ránking de ventas con tres modelos. El Gol, como más vendido, el Surán y la camioneta Amarok.

La empresa anunció inversiones por u$s 600 millones que implican el desarrollo aquí del primer SUV de la marca en el mundo, un desafío para Volkswagen.

¿Cómo arrancó el año?

En Brasil, muy bien. En los primeros nueve días de este año, comparados con los del anterior, el mercado creció 21% y nosotros el 44%. Soy optimista. Brasil atraviesa una coyuntura macroeconómica que impacta. La menor tasa de inflación de los últimos 20 años. Eso hace que la economía empiece a girar en un ritmo mayor. El mercado de los últimos años cayó al 50%; la gente congeló cuatro, cinco o seis años las decisiones de compra. Ahora hay una baja de la tasa de interés, y la gente puede amortizar más rápido sus créditos y dedicarle más parte de sus sueldos a liberar esas decisiones contenidas.

¿No hay un riesgo ahora que se inicia la campaña electoral en Brasil?

Yo no le tengo miedo a los resultados electorales. Independientemente de los candidatos, le tengo respeto a la volatilidad de la política en Brasil. Porque en la Argentina, siendo un mercado menor, es una volatilidad, y en Brasil es otra. Ya empecé a preparar la empresa para una posible volatilidad. Preparándonos para una peor, y para una mejor.

¿La mejora de Brasil, no arrastra a una mejora de la Argentina que se vio perjudicada por una sobreoferta de autos de brasileños estos años?

Primero respondo por la industria y luego por VW. En argentina la industria estuvo casi cero el año pasado, y nosotros como VW terminamos en un 20% más de exportación, a todos los mercados. Para este año, Brasil va a comprar 40% más de productos y hoy mismo vamos a aumentar nuestro programa de producción. La Amarok V6, se prevendió en 8 horas cuando se presentó en Brasil, es un producto argentino. Vamos a producir más en la Argentina. Si sigue así, vamos a producir

¿Cuál es el panorama para el mercado doméstico argentino?

Con Hernán (Vázquez, ver aparte) tenemos una divergencia de opiniones. Argentina va a seguir creciendo entre un 10 o un 15%. Hablamos del mercado de ventas, de autos y comerciantes leves. Brasil va a crecer 40% en cuatro años. El repunte de Brasil va a ser muy pujante para la argentina, va a demandar más autos producidos en la Argentina. En Brasil, VW va a recuperar el terreno perdido.

¿Las rebajas de tasas de interés que se aplicaron en las últimas semanas lo decepcionaron?

Siguen extremadamente altas. La TIR no cierra. Con 30, 35 días de stock, mínimo, no cierra. Pero creo que la inflación se va a ir normalizando. El punto de partida fue del 41%. Sigo pensando que se va a normalizar, pero hay que regularizar el gasto público.

¿Con el aumento del dólar les cambió algo?

Mi preocupación no es tanto el tipo de cambio, como la inflación. Cuando se exporta, se exportan impuestos o inflación. Yo aprendí de mis errores del pasado en trabajos anteriores, no en VW, que tomar decisiones sobre la tasa de cambio en el corto plazo, no es correcto. Es la experiencia no tomar decisiones apresuradas. Pero fuera de esta suba del dólar, yo le temo más a la inflación que al dólar.

Ud. que está de los dos lados de la frontera, ¿cómo evalúa la competitividad de ambos países?

Muy a favor de Brasil. En primer lugar, hay una cuestión de escala, que se traslada al parque de proveedores. Y la reforma de trabajo que se hizo en Brasil es muy agresiva. Los acuerdos de partes prevalecen sobre la ley. Si las partes se ponen de acuerdo, va a haber mucho menos litigios. La burocracia en litigios, se va a reducir de forma muy dramática.

¿Cuál sería la escala de las reformas necesarias en la Argentina?

Primero, la inflación. En segundo lugar, la reforma tributaria. No podemos vender tantos impuestos e inflación. Y tercero, lo laboral. Pero acá hay que ser cuidadoso, para no dar el mensaje equivocado. No es reducirle el salario a la gente. Las cargas tributarias del salario son absurdas.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Guillermo Cecchi
Guillermo Cecchi 15/01/2018 12:38:53

Pobres brasileños... Si le mandan autos fabricados en Argentina, con los problemas de calidad y el pésimo servicio post-venta de VW Argentina....