Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Grupo Diarco se quedó con una ex planta de Molto en Mendoza

El mayorista se hace cargo de Industrias Frutícolas San Rafael, cuya producción estaba paralizada. Garantizará los puestos de trabajo y la provisión de productos de conserva

La producción frutícola atraviesa una grave crisis a nivel nacional

La producción frutícola atraviesa una grave crisis a nivel nacional

A través de un acuerdo gestionado por el gobierno de Mendoza, la empresa mayorista Diarco logró concretar la operación para hacerse cargo de Industrias Frutícolas San Rafael, una ex fábrica de la empresa Molto, que hasta ayer estaba en manos de la empresa Cartellone.

Tras meses de negociaciones, en los que estuvo paralizada la compañía producto de sus problemas económicos, ayer se difundió la concreción del acuerdo, que garantiza la preservación de los puestos de trabajo, sin alterar salarios ni funciones. Según afirmó la empresa, que realizó la transacción a través de Agroindustria ZR S.A., el Grupo Diarco asegurará no sólo la provisión de productos de conserva, sino que también garantizará la continuidad de los 40 empleados de la fábrica (cifra que asciende a más de 400 durante la cosecha). "La estrategia no es volcarse hacia la producción de productos. Diarco es una empresa líder en el mercado retail mayorista y su foco permanecerá en la distribución. El objetivo es garantizar el abastecimiento de productos de conserva en el mercado, por eso se tomó la decisión de adquirir estos activos", afirmó Javier Vilela, gerente general de Diarco.

En tanto, el subsecretario de Industria y Comercio del Gobierno de Mendoza, Guillermo Cruz, destacó que se buscó garantizar la continuidad laboral y el plan de pago prometido por Cartellone, en relación al atraso salarial: "Se terminará de cumplir este jueves cuando se les abone el mes de octubre", afirmó el funcionario, que agregó: "Se comunicó con nosotros José Salcedo, gerente de Cartellone, para agradecernos el acompañamiento brindado durante todo el proceso de negociación, cuyos resultados nos pone muy contentos ya que todos los empleados de la empresa conservaron sus puestos de trabajo", aseguró.

La planta industrial, dedicada al enlatado de frutas, principalmente producidas en la zona sur de San Rafael, Mendoza, atravesaba una grave crisis por falta de pago y deudas con proveedores y empleados. En junio de este año, la justicia había intentado incautar 4 millones de latas de durazno al natural almacenadas en la empresa, debido al reclamo de la empresa Coto. Según se afirmó en el diario UNO de Mendoza, en marzo la compañía ya había avanzado con suspensiones de personal temporario, y arrastraba una deuda de unos $ 3 millones a productores.

Se trata de una planta que antes de ser adquirida por Cartellone perteneció a Molto. Ahora Diarco, con esta adquisición, buscará ampliar su portfolio de marcas, ya que más allá de revender mercadería, el grupo tiene una línea de producción propia de alimentos. Además, la fábrica se asegura una importante boca de comercialización, ya que la cadena mayorista cuenta con 38 sucursales en distintos lugares del país. Recientemente el grupo mayorista había anunciado que durante este año prevé invertir unos $ 250 millones en el país, para la inauguración de cuatro sucursales (entre ellas en las ciudades de Roque Sáenz Peña, Chaco y Posadas, Misiones). La empresa tiene ventas proyectadas que superan los $ 9000 millones.