Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Dueño de Ilolay invierte en un megaproyecto ganadero en Neuquén

El grupo empresario Las Taperitas puso primera con un proyecto para el desarrollo de la ganadería extensiva en la provincia de Neuquén. Será exactamente en la localidad de Picún Leufú, a 131 kilómetros de la ciudad de Neuquén. El grupo, dueño entre otras marcas de la láctea Ilolay, pondrá en funcionamiento un feed lot y un área de cultivos extensivos para 5000 cabezas de ganado, según informó Télam en un comunicado.

Conocido por sus emprendimientos lecheros y ganaderos en la provincia de Santa Fe, la compañía adquirió unas 23.000 hectáreas sobre el río Limay, donde generará un proyecto de ganadería extensiva de 6000 hectáreas.

Desde la provincia le dieron la bienvenida al proyecto, del que no se comunicó la inversión. El ministro de Producción y Turismo, José Brillo, encabezó días atrás junto al intendente de Picún Leufú, Carlos Castelblanco, una recorrida por un establecimiento ganadero radicado recientemente allí, donde destacó la importancia que tendrá el establecimiento para la ganadería regional. “Este número representa el 12% del stock de madres que tiene la provincia y será un remarcable aporte para el autoabastecimiento de carne en Neuquén, tanto como para la exportación, aprovechando el excelente status sanitario que tiene la región patagónica”, afirmó.

Los funcionarios constataron las tareas de desmonte de más de 180 hectáreas y más de 150.000 metros cúbicos de movimiento de suelo, incluyendo obras de canales, desagües, mesadas, y movimiento grueso de parcelas y nivelación.

Será justamente el gobierno neuquino quien desarrollará la infraestructura de agua y de energía necesaria, a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), en base a créditos del Banco Mundial.

Según se informó, en un principio sobre unas 600 hectáreas se cultivarán alfalfa y maíz, y se realizarán pasturas (que se comenzarán a sembrar las próximas semanas) y cría y engorde de bovinos. “Es el embrión del proyecto que posibilitará un feed lot y un área de cultivos extensivos para 5000 cabezas de ganado”, aseguró Brillo, quien destacó que la decisión de levantar las barreras internas debajo del río Colorado “posibilitará completar el stock que perdiera la provincia en ocasión de la ceniza y de períodos de sequía”, además de trabajar para exportar carne a Europa, América del Norte y Chile.