Receta y beneficios

Té de cebada: el oro escondido de las infusiones que ayudan acelerar el metabolismo

Una de las infusiones calientes menos conocidas pero con mayor favorabilidad en su género es el té de cebada.

El de cebada es uno de los pocos tés que goza de alta reputación en el mundo. Consumido principalmente en países asiáticos como Japón, esta infusión es una bebida excelente para quienes buscan saciarse sin comer demás y de paso ayudar a bajar de peso.

Debido a su forma milenaria y clásica de consumo, el té de cebada es amargo, por lo que se recomienda consumirlo con agregados más suaves como la miel o el edulcorante natural. Por instinto de supervivencia, el organismo reacciona a los alimentos amargos con la reducción del apetito.

Té de cebada. Fuente: Pixabay.

Lo que nadie imaginó: esto es lo que sucede cada vez que tu gato sale de casa

Descubren la clave para vivir más años: desayuno longevo fácil de preparar

Cómo preparar y tomar el té de cebada

En la antigüedad el té de cebada se preparaba con el grano tostado y luego pasado por agua hervida para extraer todos sus nutrientes y sabor característico.

Cebada y algunos productos derivados. Fuente: Archivo.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de cebada perla
  • 4 tazas de agua
  • 1 rodaja de jengibre fresco (opcional)
  • Miel al gusto
  • Rodaja de limón (opcional)
  • Canela en rama (opcional)

Instrucciones:

  1. Enjuaga la cebada: lava las 2 cucharadas de cebada perla bajo agua fría para quitar impurezas.
  2. Hierve el agua: En una olla, lleva a ebullición las 4 tazas de agua.
  3. Añade la cebada: agrega la cebada a la olla con agua hirviendo. Si prefieres, añade una rodaja de jengibre para darle un toque de sabor adicional.
  4. Cocina a fuego lento: reduce el fuego y deja que la cebada hierva a fuego lento durante unos 15-20 minutos. Esto permitirá que los sabores se mezclen.
  5. Cuela el té: usa un colador para separar la cebada del líquido. Puedes presionar ligeramente la cebada para extraer más sabor.
  6. Agrega dulzor: endulza tu té de cebada con miel al gusto. Revuelve bien para asegurar que la miel se disuelva.
  7. Opcionales añadidos: si lo deseas, agrega una rodaja de limón para un toque cítrico o una rama de canela para un sabor especiado.
  8. Sirve caliente: vierte el té en tazas y disfruta de tu té de cebada casero y natural.

Té industrial. Fuente: Archivo.

El té de cebada ayuda a la salud intestinal, tiene un efecto antidiabético, regula la glucosa, prolonga la saciedad, regula el colesterol en sangre a nivel general. También, esta infusión es rica en zinc, fósforo, fibra, vitamina B y K, y se puede consumir frío o caliente a cualquier hora del día.


Temas relacionados
Más noticias de