HDL y LDL

El líquido blanco que no es leche pero que controla los niveles del colesterol

Una dieta saludable, dormir bien, hacer ejercicio y evitar cierto tipo de alimentos pueden ayudar a que el colesterol en la sangre sea el adecuado para tu salud.

En esta noticia

El término colesterol en sí mismo logra generar cierta angustia en la mayoría de las personas que se ven enfrentadas a cambios alimentarios y a generar nuevas actividades para no correr el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares derivadas en, tan temible, "nivel de colesterol alto".

Lo cierto de todo esto es que el colesterol es esencial para el funcionamiento de nuestro organismo, pues engloba todas las partículas de grasa que las células del cuerpo necesitan para vivir y producir energía.

Enfermedades cardiovasculares. Fuente: Archivo.

Pero todo necesita un equilibrio natural, por eso existen dos tipos de colesterol. El de baja densidad, LDL, o conocido popularmente como "colesterol malo" y el HDL de alta densidad al que se le denomina "colesterol bueno".

El Colesterol LDL es el "delivery" responsable de transportar el nuevo colesterol que produce el hígado a todas las células y el colesterol HDL es como "la aspiradora o escoba" que va recogiendo el colesterol que el cuerpo no usó para devolverlo a su lugar de producción, el hígado, para que éste sea depurado por al exterior por medio de la bilis.

Si los niveles de colesterol no son estables, el LDL no lleva la grasa suficiente a las células para que la puedan convertir en energía y el HDL no puede concretar su trabajo, con lo cual, toda esa grasa termina en las paredes de las arterias, involucionando en problemas cardíacos termina en infartos y otros accidentes cardiovasculares.

Colesterol. Fuente: Archivo.

¿Cómo ayudar a nivelar el colesterol de forma fácil y natural?

Se trata de la cebada, con este noble cereal podrás aprovechar todos sus beneficios para que en sinergia con una dieta saludable, el ejercicio y hábitos sanos de vida, puedas tener una mejor salud del corazón.

Para mejorar los niveles de colesterol en la sangre la cebada es una aliada perfecta. ¿Por qué? Según la ciencia, la ceba es rica en betaglucanos, una sustancia que ayuda a regular los niveles de grasas en la sangre.

Salud: estos son los licuados que los diabéticos pueden tomar sin arriesgar sus niveles de insulina

La popular dieta de la piña para bajar de peso y aumentar el colágeno de la piel

La cebada sin cáscara aporta al organismo, por cada 100 gramos, 354 calorías, 2.3 gramos de frases totales, carbohidratos 73 gramos y 15.6 gramos de fibra. Además de aportar vitaminas y minerales esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo.

Cebada. Fuente: Pixabay.

Preparación de la cebada para mejorar los niveles del colesterol en sangre

Toman nota de esta receta y hazla todas las veces que quieras. Recuerda que si vas a hacer cambios significativos a tu dieta, lo mejor es consultarlo con tu médico de cabecera o de confianza.

Ingredientes:

  • 1 taza de cebada
  • 2 limones (preferiblemente orgánicos)
  • Agua

Instrucciones:

  • Enjuaga la cebada bajo agua corriente hasta que salga transparente.
  • Coloca la cebada en una olla junto con la cáscara de los limones.
  • Llena la olla con agua y lleva la mezcla a ebullición.
  • Una vez que hierva, reduce el fuego y deja cocinar la cebada durante al menos 30 minutos.
  • Cuela la mezcla y viértela en una jarra o botella a tu gusto.

Se recomienda dejar los granos de cebada en la bebida para aprovechar la fibra.

Ilustración leche de cebada. Fuente: Pixabay.

10 alimentos básicos aumentan el colesterol

Las Enfermedades Cardiovasculares, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, "son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por Enfermedades Cardiovasculares que por cualquier otra causa".

Grasas saturadas: Carnes grasas, embutidos y productos lácteos enteros.

Ácidos grasos trans: Presentes en alimentos procesados y fritos.

Productos de panadería industrial: Bollería, pasteles y galletas a menudo contienen grasas saturadas y trans.

Aceites tropicales: Aceite de coco y aceite de palma.

Mariscos altos en colesterol: Gambas, camarones y langostinos.

Yema de huevo: Rica en colesterol, aunque la relación entre el consumo de huevo y el colesterol en sangre es objeto de debate.

Carnes. Fuente: Archivo.

Carnes rojas y procesadas: Contienen grasas saturadas y colesterol.

Alimentos fritos: Pueden contener grasas trans y saturadas.

Fast food: Las comidas rápidas y las frituras generalmente son altas en grasas poco saludables.

Productos lácteos altos en grasa: Quesos grasos, crema y leche entera.

Comida rápida. Fuente: Archivo.

Hacer ejercicios de manera diaria y constante, comer saludable, dormir bien, evitar el estrés y ayudarte con infusiones naturales, son hábitos que pueden mejorar la calidad de vida de las personas y mejorar el los niveles de colesterol.

Temas relacionados
Más noticias de colesterol