Ciencia

Descubren los sonidos del ORIGEN del UNIVERSO: así se escucha la CREACIÓN

Este sonido primordial atravesó gran parte de Universo temprano. Los investigadores lograron aislarse y puede escucharse.

Científicos logran aislar los sonidos que aparecieron durante los primeros cientos de miles de años después del nacimiento del Universo. Estas ondas sonoras primordiales son, en realidad, oscilaciones acústicas bariónicas (BAO por sus siglas en inglés) que emergieron cuando las partículas del Universo joven comenzaron a agruparse debido a la acción gravitatoria.

El hallazgo muestra que antes que aparecieran las estrellas o los planetas, antes de los agujeros negros o las enanas blancas e, incluso, antes de los átomos o los rayos de luz, el Universo tenía ya ondas de sonido.

Esta especie de zumbido primigenio tenía un rápido movimiento (se calcula que cerca de la mitad de la velocidad de la luz) que le permitió atravesar un plasma sobrecalentado de bariones (partículas subatómicas tal como son los protones y neutrones), fotones y materia oscura

 Einstein tenía razón: el descubrimiento que resuelve el mayor dilema de la física cuántica

¿Es posible viajar en el tiempo? La ecuación que podría cambiar la historia

Los investigadores lograron captar ecos de estas primeras ondas sonoras que se expandieron por el Universo. Dado que las ondulaciones crearon en el plasma una huella permanente, que impacta en la distribución de la materia alrededor del Universo, los científicos pueden investigar los efectos de estas extrañas vibraciones.

Qué son los sonidos del inicio de Universo

"La atracción gravitacional de la materia oscura en el Universo temprano creó 'pozos potenciales' que arrastraban el plasma hacia adentro", explicó Larissa Santos, profesora del Centro de Gravitación y Cosmología de la Universidad de Yangzhou, en China. Pero la alta temperatura de plasma también creó una fuerza exterior opuesta. "Los fotones crearon una presión de radiación que luchó contra la gravedad y empujó todo hacia afuera. Esta lucha creó oscilaciones acústicas, ondas sonoras".

El oído humano no puede captar las oscilaciones acústicas bariónicas porque son 47 octavas más bajos que la nota inferior de un piano y, además, experimentaron enormes longitudes de onda de unos 450.000 años luzEl Telescopio Espacial Planck pudo captar ecos de BAO del Universo temprano y los científicos lograron traducirlos a frecuencias audibles.

Temas relacionados
Más noticias de México