CORONAVIRUS

Variante Delta: vacunas de AstraZeneca y Pfizer tienen menos efectividad contra la cepa, según un estudio de Oxford

Se trata del estudio de vida real de mayor escala, basado en más de 3.000.000 de hisopados

Un estudio británico descubrió que la protección de las vacunas AstraZeneca y Pfizer-BioNTech contra la variante Delta de coronavirus comienza a debilitarse a partir de los tres meses.

El estudio, desarrollado por la Universidad de Oxford y la Oficina Nacional de Estadísticas del Reino Unido, concluyó que 90 días después de la segunda dosis, la efectividad de las vacunas en la prevención de las infecciones descendía al 78%, en el caso de Pfizer, y al 61% para AstraZeneca. La cifra es bastante menor al 92% y al 69%, respectivamente, observados dos semanas después de la segunda dosis, cuando la protección está en su pico.

El descenso de la eficacia fue más pronunciado entre los mayores de 35 años que entre los menores de esa edad. Los estudios se basan en más de tres millones de hisopos nasales y faríngeos tomados en toda Gran Bretaña.

Variante Delta: preocupado por la duración de las vacunas, Estados Unidos comenzará a aplicar terceras dosis 

Los investigadores no quisieron proyectar cuánto bajaría la protección con el tiempo, pero sugirieron que la eficacia de las dos vacunas estudiadas tendería a equipararse entre cuatro y cinco meses después de la segunda dosis. Es decir que mientras la vacuna de ARNm de Pfizer muestra una mayor eficacia en las primeras semanas en comparación con la de adenovirus modificado de AstraZeneca, la protección de Pfizer parecería disminuir con mayor velocidad.

No obstante, ambas siguen mostrando altos niveles de protección pasados los tres meses de la segunda dosis (por arriba del 50% que estableció la OMS),  y los expertos resaltaron la importancia de completar el esquema completo de vacunación en el caso de la variante Delta

"Ambas vacunas, con dos dosis, siguen siendo muy eficaces contra el Delta... Cuando se empieza muy, muy alto, se tiene un largo camino por recorrer", dijo Sarah Walker, profesora de estadísticas médicas de Oxford y principal investigadora del estudio.

CARGA VIRAL

El estudio también mostró que aquellos que se infectan, a pesar de estar totalmente inmunizados, pueden tener una carga viral similar a la de los no vacunados.

Variante Delta: un solo caso de coronavirus pone a toda Nueva Zelanda en cuarentena

Los hallazgos de Oxford coinciden con un análisis de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. Ayer, el presidente Joe Biden anunció que el país comenzaría una campaña de vacunación de refuerzo a partir del 20 de septiembre. 

Los primeros en recibir la tercera dosis serán personas de riesgo, adultos mayores, ancianos en geriátricos y personal de salud, pero el objetivo es alcanzar a todos los mayores de 18 años que hayan completado su vacunación con Pfizer o Moderna hace ocho meses o más.

Israel ya comenzó a administrar terceras dosis de Pfizer el mes pasado para hacer frente a un aumento de las infecciones locales provocadas por Delta. También se espera que varios países europeos empiecen a ofrecer refuerzos a los ancianos y a las personas con sistemas inmunitarios débiles.

Variante Delta: ¿vacunación obligatoria para volver a la oficina? Qué está pasando en otros países

Pfizer ha dicho que la eficacia de su vacuna disminuye con el tiempo. El mes pasado, AstraZeneca dijo que seguía estudiando la duración de la protección de su vacuna y si sería necesaria una dosis de refuerzo para mantener la inmunidad.

Los autores advirtieron que la concentración viral en la garganta era sólo un indicador aproximado de la gravedad de los síntomas y que no tenían datos nuevos sobre la duración de las infecciones.  

¿La inmunidad de rebaño cada vez más lejos?

"El hecho de que veamos (...) más carga viral indica (...) que, efectivamente, la inmunidad de rebaño podría ser más difícil", dijo el coautor Koen Pouwels, de la Universidad de Oxford. "Las vacunas son probablemente las mejores para prevenir la enfermedad grave y un poco menos para prevenir la transmisión", agregó.

El estudio, un pre-print que aún debe ser revisado por pares, destaca la preocupación de los científicos por el hecho de que la variante Delta, pueda infectar a personas totalmente vacunadas a un ritmo mayor que los linajes anteriores, y que los vacunados puedan transmitirla con mayor facilidad.

"La esperanza era que las personas no vacunadas pudieran estar protegidas si se vacunaba a mucha gente", dijo Walker. "Los niveles más altos de virus que estamos viendo en estas infecciones en personas vacunadas son consistentes con el hecho de que las personas no vacunadas simplemente van a estar en mayor riesgo, me temo". 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios