NUEVA YORK

Trump en problemas: se entregó el director financiero de su imperio por evasión fiscal

La Organización Trump y su director financiero fueron imputados por presuntos delitos fiscales y el funcionario se declaró no culpable. Trabaja hace 40 años para la familia del magnate y es la única persona que no se apellida Trump a la que el expresidente confía su dinero.

La Organización Trump y su director financiero, Allen Weisselberg, fueron imputados ayer por presuntos delitos fiscales por un gran jurado de Manhattan, y mientras hoy se espera a que se revelen cuáles son los cargos, Weisselberg se entregó esta mañana a la Fiscalía, y se declaró no culpable.

Su entrega no fue sorpresiva, ya que la anunció ayer cuando se difundió que él y los abogados de la compañía se preparaban para enfrentar los primeros cargos criminales derivados de una investigación de varios años sobre los asuntos de negocios del expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

Weisselberg, de 73 años, no sólo es el jefe de finanzas de la Organización Trump: sirvió a la familia del magnate por más de cuatro décadas y es la única persona que no se apellida Trump a la que el expresidente confía su dinero.

Trump y Weisselberg en una de las pocas imágenes juntos pese a un vínculo de cuatro décadas - Reuters

Weisselberg ha negociado los préstamos de Trump, es cofirmante de sus cuentas, ayuda a tramitar sus impuestos y, junto a los hijos del expresidente, supervisó el fideicomiso que mantenía todos los activos de Trump mientras estaba en el cargo.

El caso por el que la organización y el director financiero fueron imputados forma parte de una larga investigación penal del fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, y se refiere a los impuestos no abonados por beneficios otorgados a Weisselberg. Según medios locales, estos incluirían un departamento y un coche de empresa.

En cuanto a la Organización Trump, un conglomerado empresarial que se dedica principalmente a la gestión y desarrollo de bienes inmuebles, "las consecuencias directas de cualquier condena penal podrían ser una multa masiva o podría incluir algún tipo de libertad condicional", dijo la exfiscal federal Miriam Baer. En este caso, ni Trump ni sus hijos están incluidos en los cargos.

Trump se vio forzado a ceder el control de la firma a sus hijos en 2017, al asumir la presidencia de Estados Unidos, pero no llegó a desvincularse del todo.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios