Perú: Castillo dio marcha atrás y levantó el toque de queda

El presidente del vecino país había decretado la medida ante las violentas protestas y la huelga de transportistas contra el aumento del precio del combustible.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, anunció hoy en el Congreso que quedaba levantado el toque de queda que decretó hasta esta medianoche en Lima y la vecina El Callao a raíz de informes de inteligencia que alertaron sobre eventuales saqueos y otros desmanes, informó la radio local RPP.

"Debo informar que a partir del momento vamos a dejar sin efecto esta inamovilidad (toque de queda), corresponde llamar a la tranquilidad del pueblo peruano", dijo Castillo en el recinto de sesiones del parlamento, cuando llevaba cerca de dos horas y media de reunión con los legisladores y varios de sus ministros, reportó la radio local RPP.

La reunión, que aún no había terminado aunque el mandatario se retiró luego de hacer ese anuncio -los congresistas continuaban escuchando a los ministros-, se inició poco después de las 15 (las 17 en la Argentina).

Sucedió a una larga jornada de tensión iniciada anoche, cerca de la medianoche, cuando Castillo informó por televisión que había decretado el estado de emergencia (sitio) y el toque de queda desde las 2 hasta las 24 de hoy en Lima y El Callao para "restablecer la paz y el orden interno" y "resguardar la seguridad ciudadana".

El jefe del gabinete, Aníbal Torres, explicó en el Congreso que la medida fue adoptada debido a informes de inteligencia que alertaron sobre el riesgo de "convulsión social".

"Se tenía información de fuente reservada de que hoy se iban a producir actos vandálicos, esa es la razón por la que hemos tomado esta medida", había dicho más temprano el ministro de Defensa, contralmirante retirado José Gavidia.

La medida fue ampliamente cuestionada desde la madrugada por dirigentes políticos y analistas, e incluso por la Defensoría del Pueblo y el alcalde metropolitano de Lima, Jorge Muñoz, que buscaron derogarla mediante recursos de hábeas corpus interpuestos ante la Justicia.

Antes de ir al Congreso, Castillo había analizado la situación con su gabinete y, por su lado, las autoridades del parlamento hicieron lo propio con los jefes de todas las bancadas.

El estado de sitio y el toque de queda fueron dispuestos en momentos en que seguían creciendo los disturbios en varias regiones del país, en el contexto de un paro parcial de transportistas de pasajeros y de cargas por el reciente aumento de los precios de combustibles, que había causado al menos un muerto y daños en algunas regiones.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios