Más allá del petróleo: alarmante pronóstico para la economía de Rusia por la guerra en Ucrania

Desde que comenzó la guerra Rusia-Ucrania, las importaciones rusas vienen en caída y por eso Vladímir Putin acelera la decisión sobre nuevas cadenas de suministro. Pero según el pronóstico del Banco de Finlandia, el desafío es mucho mayor.

Desde que Rusia comenzó la guerra contra Ucrania el 24 de febrero, las importaciones rusas vienen en caída acelerada, por lo que el gobierno de Vladímir Putin está tomando medidas para estabilizarlas mediante la revisión de los procedimientos aduaneros y la construcción de nuevas cadenas de suministro.

Así lo dijo hoy el ministro ruso de Economía Maxim Reshetnikov, citado por Interfax, al admitir que en estas cinco semanas, las importaciones rusas cayeron significativamente. 

Oportunidad o amenaza: ¿la economía argentina podría beneficiarse de algo de la guerra?

Rusia ya golpea fuerte a la economía de Argentina por los efectos de la guerra

El puerto ruso de Murmansk - Bloomberg

Pero el pronóstico negativo se extiende, alertó el Instituto de Economías Emergentes del Banco de Finlandia (Bofit) en sus previsiones revisadas para Rusia en 2022-2023.

Según el Bofit,  el valor de las importaciones rusas se desplomará aproximadamente al 50% y la economía del país se contraerá en torno a un 10% en 2022.

"Rusia se hunde ahora en una profunda crisis económica"

Días atrás el gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, delineaba que "Rusia se hunde ahora en una profunda crisis económica". 

Y explicó los motivos para este pronóstico, al decir que "la crisis financiera, las restricciones a los movimientos de capital y la amplia salida de Rusia de las empresas extranjeras provocarán una fuerte caída del nivel de vida y de las inversiones".


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios