INFLACIÓN

Estados Unidos: la inflación vuelve a subir en junio y supera todas las proyecciones

El mes pasado los precios aumentaron casi un punto, mientras que la suba interanual es la mayor desde 2008. La Reserva Federal sigue diciendo que es un fenómeno esperado y transitorio.

El gobierno de los Estados Unidos sigue creyendo que se trata de un fenómeno temporal, pero en junio la inflación subió 0,9% -tras una leve desaceleración en mayo-, el mayor aumento desde 2008. En términos interanuales, es un aumento del 5,4%, muy por encima de las proyecciones de la mayoría de los economistas.

Por otra parte, la inflación núcleo -que no tiene en cuenta algunos precios más volátiles como el de la energía o alimentos- cerró en 4,5% interanual, según datos del Departamento de Trabajo publicados hoy, el mayor incremento desde 1991.

Las cifras se explican en parte por el efecto base de 2020, cuando la demanda y los precios se desplomaron por la pandemia y las restricciones; pero también por las propias presiones inflacionarias que genera la reapertura de la economía estadounidense, especialmente vinculadas a los cuellos de botella en la cadena de suministro. También por los casi u$s 6 billones que el gobierno norteamericano ha inyectado en la economía entre las administraciones de Donald Trump y Joe Biden.

Por qué Biden alerta a empresas estadounidenses sobre los riesgos de operar en Hong Kong 

Una vez más, gran parte del aumento de precios se explica por los autos usados, que representaron un tercio de la suba de junio. Hace meses que la industria automotriz está lidiando con problemas de producción debido al desabastecimiento de chips, lo que está empujando la demanda de autos más viejos.

Pero, con casi el 50% de los estadounidenses mayores de 12 años completamente vacunados, el aumento también se debió en gran parte al repunte de los precios en categorías asociadas con la vuelta a la normalidad, como las estadías en hoteles, el alquiler de vehículos, indumentaria y pasajes aéreos.

La expectativa de la Reserva Federal es que los precios se normalicen con el tiempo, pero aún no está claro el grado de moderación que se producirá en los próximos meses.

Joe Biden limitó por decreto la concentración empresarial en Estados Unidos

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho que los recientes aumentos de precios son el resultado de efectos transitorios de la reapertura, aunque más recientemente reconoció la posibilidad de presiones inflacionarias a más largo plazo.

"Los cuellos de botella, las dificultades de contratación y otras restricciones podrían seguir limitando la rapidez con la que la oferta puede ajustarse, lo que aumenta la posibilidad de que la inflación sea más alta y más persistente de lo que esperamos", dijo Powell después de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de junio.

La presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, dijo hoy que un "estallido" de inflación era esperado y que "varios meses de esto no significa que no sea transitorio". En este sentido, analizó que el próximo otoño boreal sería el momento adecuado para comenzar a hablar sobre la reducción de las compras de bonos de la Fed.

Por otra parte, afirmó que la política monetaria se encuentra en un "gran lugar" y aseguró que es prematuro comenzar a hablar sobre aumentar las tasas de interés en Estados Unidos.

Trump demandó a Facebook, YouTube y Twitter por bloquearlo de las redes sociales tras el ataque al Capitolio

Los economistas están atentos a ver si las presiones de los precios se extienden a categorías distintas a las que acaban de recuperarse que, precisamente, fueron las más afectadas por la pandemia.

"La mayor parte del aumento de las métricas mensuales sigue pareciendo relacionada con los desequilibrios masivos de la oferta y la demanda en las categorías que se ‘cerraron' en 2020: los coches usados, las habitaciones de hotel, los gastos de viaje, etc.", le dijo Guy LeBas, estratega jefe de renta fija de Janney Montgomery Scott al Financial Times. "La oferta acabará normalizándose en estas categorías, pero podría tardar más de lo que sugiere el sentido común, lo que significa que las imágenes de inflación algo elevadas podrían durar hasta 2022".

"El ritmo de la recuperación económica puede ralentizarse un poco en los próximos meses y la inflación puede disminuir desde los niveles recientemente muy elevados", le dijo David Kelly, estratega jefe mundial de JPMorgan Funds en Nueva York a Reuters. "Sin embargo, la economía todavía parece que va a lograr una recuperación muy completa en los próximos meses, con un exceso de demanda suficiente para sostener una inflación más fuerte", agregó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios