ACUSACIONES

Elecciones Brasil 2022: Lula y Jair Bolsonaro se dijeron de todo en el último debate antes de la votación

El actual mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, se cruzó con el dos veces ex presidente, Lula Da Silva, en un tenso debate con más críticas que propuestas.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, los dos candidatos principales se cruzaron en un tenso debate televisivo: el actual mandatario Jair Bolsonaro y el dos veces presidente, Luiz Inacio "Lula" Da Silva, se pelearon en vivo y cruzaron fuertes acusaciones.

Brasil: el duelo de dos titanes populistas

Bolsonaro vs. Lula: última chance de hacer compras de oportunidad en Brasil

El líder del Partido de los Trabajadores prometió "mandar a su casa" al actual presidente brasileño, mientras que Bolsonaro tildó de "mentiroso, expresidiario y traidor de la patria" a Da Silva y lo acusó de haber encabezado una "cleptocracia" -corrupción generalizada de parte del Estado- durante sus gestiones anteriores.

Además de Bolsonaro y Lula, otros cinco candidatos -Ciro Gomes (PDT), el padre Kelmon (PTB), Luiz Felipe D'Ávila (NOVO), Simone Tebet (MDB) y Soraya Thronicke (Unión Brasil)- participaron de un debate en el que proliferaron expresiones ofensivas como "presidiario", "sacerdote disfrazado" y "cara de palo"

A días de que Brasil elija a un nuevo presidente este domingo 2 de octubre, los dos candidatos principales se cruzaron en un tenso debate televisivo.

DURAS ACUSACIONES ENTRE BOLSONARO Y LULA DA SILVA

"Lo que está en juego es el futuro de una nación, no podemos volver a una fase donde había una robareda", remarcó el candidato de la derecha, quién asumió un discurso acusador contra su adversaria: "Lula fue jefe de una gran organización criminal".

Finalmente, sin ninguna justificación ni dato confirmado, Bolsonaro también acusó a Lula de haber estado involucrado en el asesinato del ex alcalde de Santa André, Celso Daniel

Ante la acusación de Bolsonaro, Da Silva le pidió al actual mandatario "un mínimo de honestidad" y disparó: "El 2 de octubre lo voy a mandar a su casa, no mienta". En este sentido, explicó que "Celso Daniel era su amigo".

"Fue llamado a la alcaldía para coordinar mi programa de gobierno de 2002", agregó Lula. Y cuestionó: "¿Ahora, usted culpa a Lula de la muerte de Celso Daniel? Sea responsable. Es insano que hable con esa desfachatez".

"¿Habla de asociación ilícita?", preguntó además Lula tras las acusaciones de corrupción de su contrincante. Y respondió: "Necesita mirarse al espejo y ver qué está pasando en su gobierno. Respeta a quién está mirando, te está mirando tu hija de 10 años, no mientas".

El uso de noticias falsas, acusaciones sin fundamentos y datos no confirmados es una estrategia ya común en la campaña de Jair Bolsonaro, quién busca difamar a su opositor para equiparar las encuestas.

Los resultados relevados hasta el momento muestran una amplia ventaja de Lula sobre el actual presidente: el líder del Partido de los Trabajadores cuenta con alrededor de un 50% de intención de voto, lo que le permitiría ganar en primera vuelta, uno de los principales objetivos de su campaña.

Lula apunta a ganar en primera vuelta.

Aunque los otros cinco candidatos también se dedicaron a criticar los gobiernos anteriores de Da Silva, no se quedaron atrás en cuanto a sus reproches hacia Bolsonaro. 

Soraya Trhonicke, ex aliada del actual presidente, fue quién puso a este en mayores aprietos al realizar dos incómodas preguntas: si va a aceptar el resultado de las elecciones del domingo y si se vacunó contra el coronavirus. El jefe de Estado se negó a responderlas.

Existe una preocupación en Brasil en torno a la posibilidad de que Bolsonaro no acepte los resultados del próximo domingo en caso de que no le resulten favorables, iniciando una ola de resistencia similar a la de Donald Trump, ex presidente de los Estados Unidos, en el año 2020, lo que derivó en el asalto al Capitolio a principios del 2021.

Bolsonaro tan solo planteó una propuesta concreta: el mantenimiento del plan Auxilio Brasil.

Es por esto que el PT apuesta a ganar en primera vuelta, una intención que Da Silva ha dejado en claro en más de una oportunidad: "Siempre disputé elecciones para ganar en la 1ª vuelta. Y creo que podemos ganar esta vez en la primera vuelta. Hay una movida en la sociedad que nos permite soñar con ello", manifestó hace pocos días.

Cabe resaltar que el actual mandatario tan solo planteó una propuesta concreta: el mantenimiento del plan Auxilio Brasil, el programa social que ejecutó en el segundo semestre de este año para asistir a la población más vulnerable, un arma que le permitió ganar popularidad.

Da Silva, por su parte, basó buena de su discurso en repasar sus gestiones anteriores como los gobiernos de mayor inclusión social en la historia brasileña.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.