El níquel por las nubes: por qué sube y qué industrias claves lo usan

Los precios del mineral se dispararon hoy un 78% por los temores en torno a los suministros por el intenso conflicto entre Rusia y Ucrania y las sanciones contra Moscú.

Los precios del níquel se dispararon hoy un 78% hasta un máximo en 15 años, y el aluminio tocó un valor récord de más de 4.000 dólares la tonelada, mientras se avivaban los temores en torno a los suministros por el intenso conflicto entre Rusia y Ucrania y las sanciones contra Moscú.

Rusia representa alrededor del 10% de la producción mundial de níquel, que se utiliza para fabricar acero inoxidable y baterías para vehículos eléctricos, y representa alrededor del 6% de la producción mundial de aluminio, utilizado en las industrias del transporte, la construcción y el embalaje.

Sin embargo, los operadores y los fondos que tomaron ganancias después de la apertura de Nueva York hicieron que el aluminio revirtiera las avances iniciales.

El aluminio de referencia en la Bolsa de Metales de Londres caía un 3,2% a 3.725 dólares la tonelada  en una jornada de gran volatilidad tras haber subido con fuerza, mientras que el níquel subía un 75% a 51.600 dólares la tonelada, tras haber tocado antes los 51.800 dólares, el máximo desde mayo de 2007.

El níquel es clave en la producción de aluminio

"El níquel ya era escaso, y si un gran proveedor se retira del mercado, esto tendrá un efecto dominó en el corto y mediano plazo", dijo Kunal Sawhney, director ejecutivo de la correduría Kalkine. "El aumento de los precios agregará más presión sobre la oferta del níquel al contado".

La invasión de Ucrania ha desencadenado fuertes sanciones dirigidas a las grandes industrias de Rusia, ya que las potencias de Occidente están lanzando restricciones destinadas a paralizar la economía del país.

El hecho de que Estados Unidos y sus aliados europeos estén explorando la idea de prohibir las importaciones de petróleo ruso también ha asustado a los mercados de metales, que han subido de forma generalizada.

Los operadores señalan que los fondos que apuestan por la baja de los precios del níquel están invirtiendo sus posiciones, lo que explica en parte la explosiva subida.

Las ganancias también se deben a los bajos inventarios de aluminio y níquel en los almacenes registrados en la LME.

En tanto, el cobre a tres meses se hundía más de un 4,1% a 10.240 dólares la tonelada.

Entre otros metales básicos, el plomo caía un 0,1% a 2.457 dólares la tonelada; en tanto que el zinc avanzaba un 1,1% a 4.096 dólares tras haber tocado un pico de 15 años de 4.248 dólares.

El estaño cedía un 1% a 47.050 dólares por tonelada.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.