Covid: la OMS ya está analizando cuándo y cómo declarar el fin de la pandemia

La medida implicaría el retroceso de muchas políticas de salud pública, aunque no es obligatorio que los países las sigan.

Los expertos en salud pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han empezado a debatir cómo y cuándo declarar el fin de la pandemia de Covid-19, estudiando lo que sería un hito importante más de dos años después de la aparición del virus.

La OMS dijo que actualmente no está considerando hacer declaración del estilo. Mientras que los casos han bajado en muchos lugares, las muertes se han disparado en Hong Kong, y esta semana China informó más de 1000 nuevos casos diarios por primera vez en dos años.

Las discusiones en la agencia con sede en Ginebra se centran en qué condiciones señalarían el fin de la emergencia de salud pública, declarada el 30 de enero de 2020. Tal declaración no sería sólo un paso simbólico significativo, sino que daría un impulso al retroceso de muchas políticas de salud pública de la época de la pandemia.

Deltacron: así son los síntomas de contagio, ¿cómo identificar la nueva variante del COVID?

"El Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional sobre Covid-19 está estudiando los criterios necesarios para declarar terminada la emergencia de salud pública de interés internacional", dijo la agencia en un mail. "Por el momento, aún no hemos llegado a ese punto".

Muchas naciones de todo el mundo ya han tomado medidas para volver a comportamientos sociales más normales, relajando los requisitos de barbijos y cuarentena, y abriendo las fronteras a los viajes. Aun así, muchos países de Asia están informando niveles récord de transmisión, y en Alemania los casos volvieron a acercarse recientemente a los niveles récord. En la última semana se han registrado más de 10 millones de casos de Covid y 52.000 muertes, según la OMS.

Los investigadores también han advertido que, aunque los casos de Covid-19 desciendan a niveles más bajos, es probable que la enfermedad siga causando miles de muertes al año, al igual que otras enfermedades endémicas como la malaria y la tuberculosis. Y el potencial de nuevas y peligrosas variantes es imprevisible.

Las discusiones de la OMS podrían tener implicancias para los fabricantes de medicamentos como Pfizer y Merck que han acordado permitir la competencia genérica de sus tratamientos para Covid hasta que la pandemia termine. Los fabricantes de vacunas, como AstraZeneca, han dicho que mantendrán bajos los precios de sus productos hasta que termine la pandemia, sin especificar cuál será el punto de referencia para ello.

Llamado a la cautela

La OMS ha sido cauta en el pasado a la hora de declarar el fin de las emergencias sanitarias mundiales y los brotes de enfermedades. Al igual que la declaración de la emergencia, la decisión la tomará en última instancia el Director General Tedros Adhanom Ghebreyesus tras consultar con los expertos.

Muchos países ya no confían únicamente en las orientaciones de la OMS, dijo David Heymann, antiguo epidemiólogo de la OMS y de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, que asesora a la OMS en materia de brotes.

COVID: revelan el síntoma de ómicron que sólo se presenta en vacunados con dos dosis

"No ignoran a la OMS, pero dependen más de los grupos consultivos científicos nacionales y regionales", dijo Heymann en una entrevista. El papel de estos grupos ha evolucionado desde los días del brote de SARS, cuando se atendían estrictamente los pronunciamientos de la OMS sobre viajes y comercio. Hoy en día, los países disponen de información y vigilancia más actualizadas.

Según Heymann, una medida clave para los países que se plantean salir del estado de emergencia es la inmunidad de la población, es decir, la proporción de personas que tienen algunos anticuerpos contra el virus, ya sea por inmunización, por infección o por ambas cosas. Los investigadores estiman que alrededor del 98% de la población del Reino Unido tiene cierta inmunidad al coronavirus que puede prevenir la enfermedad grave, dijo.

No es el mismo nivel de protección de anticuerpos necesario para lograr la inmunidad de rebaño, que impide la propagación del virus, dijo. La inmunidad de rebaño parece muy poco probable para el coronavirus porque las vacunas actuales no previenen las infecciones y éstas no evitan que se repitan los brotes del virus, dijo.

En Estados Unidos, cerca del 98% de la población vive en condados en los que no son necesarios los requisitos de barbijos para los espacios públicos interiores, según los CDC. Sin embargo, está aumentando la preocupación por la variante BA.2, una versión de Ómicron que ya se ha extendido ampliamente en algunos otros países de Europa.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.